Tercer Grado (Televisa): Calderón, crimen organizado y medios de comunicación


 Leopoldo Gómez (Tercer Grado) inició su mesa semanal diciendo que Felipe Calderón exigió a los medios no compartir la estrategia del crimen organizado. El conductor transmitió las voces de  analistas de medios:

Gabriela Warketin comentó: “Si creo que no sólo en el tema de la violencia, sino en general a nuestros medios de comunicación, aún nos hace falta algunos elementos importantes, por ejemplo, ofrecer contextos. Si yo nada más muestro un asesinato o un cuerpo y narro el hecho, al ciudadano común y corriente nos cuesta trabajo a veces contextualizar esto, es decir, entender que esto forma parte de una problemática más compleja y que tiene aristas diversas”

            José Carreño Carlón opinó: “Bueno, hay restricciones en los países incluso democráticos, ahí está el Acta Patriótica del Presidente Bush después del 11 de septiembre, que plantea situaciones de restricción de libertades”.

            Gabriela Warketin agregó: “Pongo el ejemplo de Irlanda y Gran Bretaña, en algún momento en el Reino Unido se decidió, con la participación de los medios de comunicación, no darle voz a los que eran en ese momento los líderes del Ejército Republicano Irlandés. No estoy diciendo si sea o no incorrecto, pero fue un acuerdo al que se llegó”

            José Carreño Carlón opinó también: “Tendrían que tener un discurso más articulado sobre el fenómeno, más educativo, menos en la coyuntura, que por momentos parece una retórica desesperada y más estratégica, es decir, tener un discurso más buscando efectos específicos y, claro, pues tendrían que mostrar, muy estratégicamente también, golpes importantes contra el crimen”.

Leopoldo Gómez mencionó que los especialistas afirman que el impacto de la violencia opaca la publicación de notas buenas.  Preguntó si es válido el reclamo del Presidente.

Joaquín López-Dóriga respondió que no porque venía con una acusación y él como periodista no es cómplice de la delincuencia.  Lo que el mandatario planteó es un tipo de complicidad a través de la información, por tanto fue injusto su señalamiento.  Es verdad que algunos medios lo podrían haber hecho algún tipo de publicidad, pero no todos los medios ni todos los periodistas son cómplices.

Leopoldo Gómez mencionó si el reclamo vendría de que no se sacan las notas favorables del lado del gobierno.

López-Dóriga reiteró que lo que dice el Presidente es un señalamiento de complicidad y esto lo rechaza.

Denise Maerker mencionó que hay desesperación en el Gobierno pues no logra hacer pasar a los medios un discurso coherente que no esté sólo reaccionando a los golpes del momento, de vez en cuando hay una conferencia de prensa pero falta  un discurso permanente e incluso personajes que estén constantemente explicándonos qué está pasando, si el Presidente quisiera le tendría que pedir a su equipo de Comunicación Social que comuniquen mejor y cuando no haya algún muerto que inviten a los medios para que vena qué están haciendo los soldados, además, tiene razón López-Dóriga respecto a la forma en que el Presidente dijo las cosas.

Leopoldo Gómez preguntó si no será, un poco rescatando lo que decía Pepe Carreño y Gabriela Warketing uno de esos temas en que la fuerza de los hechos que corresponden al crimen organizado siempre es mucho mayor que la que puede tener un éxito del gobierno, donde el balance o la equidad acaba beneficiando a una de las partes.

Ciro Gómez Leyva respondió que es así sin duda pero además es difícil hablar de un balance pues el año pasado hubo tres o cuatro decomisos espectaculares y matanzas los 365 días del año, no vería tanto las cosas como un ejercicio de equidad pues los medios deben hacer su trabajo, sin embargo la manera en que Calderón frasea su mensaje es muy desafortunada pero, a diferencia de López-Dóriga, es válido el mensaje de Calderón pues hay policías y soldados que están matando.

López-Dóriga objetó a Gómez Leyva que es la primera vez que acepta como válido que un presidente señale que los medios están manejando una estrategia compartida con el crimen organizado.

Gómez Leyva reiteró que le parece desafortunado el fraseo pero lo que el Presidente trató de hacer fue un llamado a los medios, está en desacuerdo con el fraseo, no con el sentido del llamado a los medios.

López-Dóriga comentó: “Pues menudo modo de pedir las cosas”.

Víctor Trujillo señaló que en la autocrítica que siempre se pide, el discurso del ya basta pudo haber sido muy bueno pero no hay conciencia de que no han logrado subir a la sociedad en pleno a esta lucha que al Presidente se le antojaría de todos, pues el ya basta acaba siendo un reclamo para estar pendientes del éxito del Ejército y la policía pero no lo han logrado comunicar y en el momento en que se quiere reclamar se le pasan las onzas.

Carlos Marín opinó que es un problema de forma y no de fondo que no es para tanto pues el sentido de lo que dice Calderón tiene una lógica, pues en el caso del llamado a la sociedad hay poblaciones completas que consienten a las bandas criminales, pero el problema fue que Calderón generalizó, mientras que las detenciones son rebasadas cuando amanecen cabezas o una balacera, asimismo los periodistas no se dedican a las luchas patrióticas, no trabajan en el gobierno y no tendrían por qué hacerlo.

Leopoldo Gómez objetó que llevando ese argumento al extremo significaría que los periodistas no tienen responsabilidad.

Marín señaló que tiene sentido que las notas se contextualicen y se de cuenta de lo que sí ocurre de positivo en las acciones del gobierno.

Maerker opinó que sí hay límites, es innecesario dar a conocer sobre las narcomantas o los narcomensajes porque no es portadora de ningún grupo, pero sí le parece periodístico que haya una narcomanta.

Marín dijo no entender esta postura de Denise Maerker.

López-Dóriga señaló que no hay para él notas buenas o malas sino notas periodísticas, la semana pasada ejecutaron al más importante jefe policiaco de México, no hay registro de un asesinato de esa magnitud y obviamente es la nota más importante que hay, y si ese día se incauta un arsenal de armas eso no es lo importante

Trujillo señaló que en el crimen de Edgar Millán al parecer hubo una traición, entonces primero hay que saber quiénes son los buenos y quienes los malos, por tanto hay una percepción de que hay una infiltración.

Marín se preguntó cuánto juego le hizo la prensa mundial a Osama Bin Laden al informar sobre el ataque a las Torres Gemelas.

Gómez Leyva dijo que el periodismo debe informar bien mientras que el Presidente debe convocar a que todos se sumen a su lucha.

Maerker advirtió del riesgo que corren los periodistas que cubran este tipo de información.

            Luego del corte comercial, Leopoldo Gómez retomó algunas de las ideas del bloque pasado, resumiendo que Joaquín decía que lo que el Presidente afirmó implicaba una acusación de complicidad a los medios, no todos comparten eso, pero todos sí comparten la idea que fue desafortunado el fraseo que usó el Presidente; una segunda idea es lo que decía Víctor Trujillo, de que es una convocatoria social y también refleja un cierto grado de desesperación, el Presidente se siente tal vez solo y quiere sumar a todos en la lucha contra el narcotráfico, una convocatoria que, dice Ciro, es perfectamente válida, no le gustó el fraseo, pero dice que él está en su papel al hacer esta convocatoria.

            Leopoldo Gómez agregó que finalmente comentaron que era un poco de los especialistas que la naturaleza de la información puede privilegiar al narcotráfico en términos del alto impacto, ahí hay una debate, pero que normalmente tienen más impacto las noticias de los crímenes que comete el narcotráfico, que incautaciones rutinarias aunque sumen muchos kilogramos y muchas armas, y la hablar de responsabilidad social, al final se habla de criterios editoriales, no a los institucionales sino a los que cada medio tiene y debe de tener, sino a perspectivas personales, a criterios personales sobre qué es noticia y hasta dónde debe de transmitirse la información?

Maerker dijo que sí hay una responsabilidad social, pero también hay una responsabilidad del gobierno de comunicar, que el gobierno no ha comunicado, eso es un defecto, si tiene más impacto esto que lo otro, no deberíamos de estarnos peleando así, el gobierno tendría que tener una estrategia tal que nos daría elementos diarios, cotidianos para estar hablando del heroísmo de éste o de aquel otro policía, en fin, tendríamos que tener material para también hablar de esa guerra.

Leopoldo Gómez preguntó si estarían todos de acuerdo en que no hay una estrategia coherente, sistemática y mediática que pueda contrarrestar lo que hace el narcotráfico, como decía Carreño, un discurso bien articulado.

Gómez Leyva objetó qué es un discurso bien articulado.

López-Dóriga dijo no estar de acuerdo en el discurso articulado, está de acuerdo con Denise cuando dice que no han sabido informar.

            Gómez Leyva mencionó que más que hablar de los medios hablaría de las áreas informativas, noticiosas de los medios, su compromiso social es informar bien, su límite, y la estrategia de comunicación de los gobierno en las guerras, siempre ha sido y lo sigue siendo en todo el mundo la propaganda, entonces ¿qué es lo que se está exigiendo, más propaganda?

Marín mencionó que no está de acuerdo con Denise porque no trabaja para el gobierno, ni quiero trabajar.

Maerker dijo que ella tampoco.

Marín agregó que su función tiene una única razón para existir, el oficio periodistico es el de informar, en segundo término de opinar.

Leopoldo Gómez preguntó si están suministrando desde el gobierno la información necesaria, adecuada de relevancia periodística.

Marín reiteró que su obligación, si ejerce bien mi función, y desde cualquier institución periodística, es hacer su chamba, si no le dan la información, pues la busca, no quiere que el gobierno le esté proveyendo todos los días de propaganda.

            López-Dóriga dijo que son dos cosas, una es el señalamiento que hace Denise de que el gobierno no está haciendo su tarea.

Marín mencionó que ese es problema del gobierno, y el problema de los periodistas es obtener información y averiguar la nota.

Trujillo dijo que la bronca no era pedir más boletines, sino que haga su trabajo de comunicación social y hacerlo mejor.

Marín agregó que si el gobierno no lo hace a él no le importa.

            López-Dóriga dijo que lo que Denise hace, y está de acuerdo con ella, es una crítica a la incapacidad del gobierno de informar.

Maerker señaló que tiene unas imágenes en que los soldados agarraron a balazos a una familia que venía en un camino rural en Sinaloa, los mataron a todos y es obviamente un escándalo, el Ejército está involucrado y están haciendo la información y tienen toda la información que surge de CNDH, de los familiares, toda la información que un periodista da y busca, lo que sigue es decirle al Ejército que quieren tener la información completa, pero si el gobierno no quiere que se saque una visión del Ejército siempre negativa, no estaría mal que de vez en cuando pudieran responder a las preguntas que se les hacen.

Trujillo  indicó que no se trata de ser genios, hay que revisar la historia y lo decía Carreño, hay que recordar el 11 de septiembre, cuando se les dijo a las televisoras qué pasar y qué no porque estamos en una guerra.

Maerker mencionó que sí hay una responsabilidad social, y en ese sentido es la forma positiva en que puede entender el llamado de Felipe Calderón, y la responsabilidad que ve es ponerse ciertos límites en ciertos casos en los que la información puede no ser realmente de gran utilidad, pero sí puede ser de mucha utilidad a los narcotraficantes, la información es que existan mantas con narcomensajes pero no le parece necesario leer el contenido del narcomensaje, porque estaría haciéndole el juego al narcotráfico y no le parece útil, porque tiene muy claro que aunque yo es parte del gobierno, ni trabaja con el gobierno, socialmente está más bien interesada en que el Estado le ganara la batalla a los narcotraficantes.

            Trujillo leyó una lista de personajes eclesiásticos y públicos en que acusan a los medios por cubrir mal sus respectivos casos y precisó que el límite en este caso es informar a la gente, toda la información, con buenos contextos, con buenos formatos para que la gente entienda lo que está pasando.

Leopoldo Gómez dijo que han recibido DVDs que llegan a alguna estación del interior de la República con un mensaje o un acto violento del narco y ahí la pregunta es si lo transmites o no, entonces sí hay un límite.

Trujillo dijo que desde luego que hay un límite, no va a pasar a alguien que te quiere mandar un recado por medio de un DVD para ver cómo le corta la cabeza a alguien.

López-Dóriga dijo que él está en contra del crimen organizado en lo profesional y en lo personal pero el límite es la verdad documentada, pero está en total desacuerdo con esta suposición de que pudiéran estar del lado del narcotráfico y partiendo de esa base el límite es la verdad documentada, no la propaganda ni del crimen organizado ni del gobierno, la información documental es el límite si es que pudiéramos hablar de límites.

Gómez Leyva mencionó que el límite es hacer buen periodismo, lo demás es una confrontación con el poder, sea el poder del hampa, sea el poder público federal o Presidencia de la República, siempre habrá tensiones, no puede decir que, como ciudadanos por supuesto que sí, pero que como periodistas que están del lado del gobierno.

López-Dóriga precisó que como persona y como profesional está en contra del crimen organizado, por tanto Ciro lo está tergiversando.

Gómez Leyva pidió que le expliquen periodísticamente qué significa no estar periodísticamente con el crimen organizado.

Leopoldo Gómez señaló que la pregunta sería una que se hace Denise, si está sirviendo solamente de vocería, de intermediario y realmente no añade al valor periodístico o presenta ciertas notas en forma que embellecen al crimen organizado.

Maerker subrayó que están todos de acuerdo con lo que dice Ciro, estar a favor de que no triunfe el crimen organizado no quiere decir estar a favor de lo que el Ejército hace en las calles.

Gómez Leyva objetó que cuando se está a favor se termina estando a favor de lo que es peligro.

Marín opinó que Ciro tiene absoluta razón, su responsabilidad social es hacer mi chamba, no es defender a la patria o hacerle el juego al gobierno, el periodismo intrínsicamente es subjetivo, siempre la información aporta elementos que de alguna manera beneficia o perjudican a alguien, el trabajo del periodista es dar la información y ejercer su derecho a la opinión sin pretender complacer o perjudicar a nadie.

Leopoldo Gómez preguntó cuál es el límite.  López-Dóriga respondió que sería la información dura. Leopoldo Gómez preguntó en qué casos no daría la información. López-Dóriga respondió que en el caso de que estuviera en peligro la vida de una persona.

Gómez Leyva respondió que seguramente hecho el criterio general, entonces empezaría a revisar caso por caso, en la redacción ese día en función de la información que tiene de lo que está pasando, caso por caso.

Maerker concordó que sería un análisis caso por caso, pero sí cree que tampoco voy a plantear aquí que en una visión hacia un evento o hacia el tema del crimen organizado, va a decir que es neutra como si le diera lo mismo que gane los narcotraficantes o que gane el Estado, por una razón muy sencilla, porque le parece que en un estado con reglas democráticas es mucho más probable que la sociedad pueda tener acceso a la información, que en una sociedad podrida por el crimen organizado, el límite de la información sería que no ponga en peligro la vida de alguien.

Trujillo opinó que el límite es donde no se traiciona el oficio, donde no se traicionas a uno.

Marín mencionó que el ejemplo que dijo Joaquín le gusta y lo comparte, si se pone en peligro la vida de una persona se tragaría la nota, pero los límites del periodista se aplican todos los días en todo tipo de notas, favorezcan o perjudiquen a quien sea porque el periodismo jamás es neutro o imparcial.

 

 

Anuncios

2 Replies to “Tercer Grado (Televisa): Calderón, crimen organizado y medios de comunicación”

  1. POR FAVOR POR QUE PIERDEN EL TIEMPO QUE SI CALDERON DIJO QUE SI NO DIJO QUE SI HACEN O NO HACEN SU TRABAJO. SOY DE CHIHUAHUA Y PORQUE FREGADOS NI SIQUIERA HABLAN DEL GRADO DE INSEGURIDAD QUE ESTAMOS VIVIENDO HOY EN DIA, AYER O ANTIER QUEMARON 4 O 5 RESTAURANTES Y BARES SIGUEN MATANDO A MAS DE 5 CADA DIA Y NADIE HABLA DE ESO, POR DIOS DEJEN DE PERDER EL TIEMPO Y AYUDENOS A DAR A CONOCER LA REALIDAD DE CHIHUAHUA. LOS INVITO A QUE VENGAN Y CONVIVAN CON LA GENTE PARA QUE VEAN EL GRADO DE PANICO QUE SE VIVE AQUI, PORFAVOR, AYUDENOS EN ALGO, CUANDO MENOS EN DAR A CONOCER TODO LO QUE NO SE PORQUE QUIEREN ESCONDER NI SE QUIEN OBVIAMENTE. GRACIAS, HAGAN ALGO PORFAVOR, POR LO QUE MAS QUIERAN…..

  2. en realidad en el estado de tamulipas, a los medios de comunicacion los tiene amordazados el creim org. tenemos que acudir a este medio de internet para enterarnos de noticias que en otros años salian en los medios locales, los politico tamaulipecos su ambicion por el poder los a llevado hasta el grado de tejer realciones con los miembros del crim org. con el fin de recibir apoyo economico y operativo en e`poca electoral, es una verguenza esto porque a final de cuentas lo que haces es concecionar espacios politicos, en seg. pub. alcholes, sanidad, y otros areas en las que se puede sacar provecho a los giros negros, se viene la epoca electoral sera lo mismo desgraciadamente,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s