21ene12 ¿Y ahora con quién se irá Elba Esther?


¿Y ahora con quién se irá Elba Esther?

 

El tema predominante en la prensa matutina es la información de que las dirigencias del PRI y Nueva Alianza cancelaron la coalición que tenían rumbo a la elección presidencial de julio próximo.  A pesar de que los dirigentes de ambos partidos manejaron la idea de una separación en buenos términos, son mayoritarias las referencias acerca de que se trata de un rompimiento con Elba Esther Gordillo. 

 

Otro factor a considerar es el que se desglosa en el reporte de Milenio.  Cita que Pedro Joaquín Coldwell aclaró que las candidaturas de Mónica Arriola y Fernando González, hija y yerno de Elba Esther Gordillo, ya no iban a “transitar”.  Por el otro, anota que Luis Castro Obregón, dirigente del Panal, aseguró que esas candidaturas eran especulaciones, pues “nunca se hablaron de nombres”.

 

Aunque breve, llama la atención la versión que maneja La Jornada: que desde anoche circulan versiones sobre contactos entre Gordillo y Ernesto Cordero.

 

Esa cobertura amplia motivó que otros temas políticos quedaran eclipsados, como la ratificación del TEPJ del triunfo del PRI en Michoacán y su decisión de revocar un acuerdo del IFE y sancionar a ‘Cocoa’ Calderón por comprar tiempo de radio y televisión con fines electorales.

 

En otras vertientes, también fueron desplazadas las declaraciones que hizo el presidente Calderón en Tijuana en el sentido de que sus predecesores le tuvieron miedo al narcotráfico.  Ocurrió lo mismo con el planteamiento del Banco de México, en el contexto de su primer anuncio de Política Monetaria de 2012 en el sentido de que Europa entrará en recesión este año, lo que dañará a la economía mundial en su conjunto.

 

Rumbo a Los Pinos

 

PRI – Panal

 

                  Excélsior es el que destaca desde su titular, Peña rompe con Gordillo, que, en los hechos, la ruptura implica que Enrique Peña Nieto no será candidato presidencial del partido fundado por Elba Esther Gordillo.

                  En un espacio adjunto se informa: Priismo define abanderado en Morelos.  Detalla que el líder campesino Armando Orihuela Trejo será el precandidato de unidad en el PRI rumbo a la gubernatura.  Agrega que los otros 11 aspirantes declinaron a favor de esa postulación.

                  Frentes Políticos observa que desde días antes hubo claros signos de que el pacto con Elba Esther Gordillo y el Partido Nueva Alianza estaba soportado por alfileres, que era frágil, que se había torcido y tenía un precio muy elevado.

Dice que hechas las sumas y las restas, los priistas entendieron que, más que fortalecer la candidatura de Enrique Peña Nieto, la debilitaban.  Agrega que, incluso, en algunas entidades la estrategia ponía en riesgo un eventual, un posible triunfo en las elecciones del 1 de julio.

Dice que la puntilla tuvo que ver con la ilimitada ambición de la maestra.  Agrega que ella respondió, entusiasta, a los nuevos guiños que percibió desde Los Pinos.

 

                  La Jornada señala en su reporte, Rompe PRI con el partido de Elba Esther Gordillo, que, de acuerdo con observadores, la ruptura no se separa de los conflictos internos, como la exclusión en las candidaturas al Senado de personajes cercanos a Manlio Fabio Beltrones.

Agrega que desde anoche también circulan versiones sobre contactos entre Gordillo y Ernesto Cordero.

                  En su minieditorial plantea que al paso que vamos, el PRI puede perder… hasta el registro.

 

                  Reforma refiere en su titular, Rompen PRI y Elba, que ayer las presiones y amagos de ruptura de priistas inconformes porque las candidaturas al Congreso pactadas con el Verde y el Panal los sacaban de la jugada obligó a la dirigencia tricolor a meter reversa en los términos de la coalición federal, por lo menos con el Panal.

Observa que a las 21:00 horas, Luis Castro, dirigente nacional del Panal, aseguró a Reforma que su partido estaba dispuesto a cualquier “perfeccionamiento o mejora” en las condiciones de la alianza.  Sin embargo, casi dos horas después, declaró en televisión -primero lo hizo Joaquín Coldwell- el fin del acuerdo.

                  En un recuadro adjunto, Y recicla a ex gobernadores, señala que al menos siete ex gobernadores del PRI, algunos con polémicos antecedentes, pretenden registrarse hoy como candidatos del tricolor para pelear una posición en el Senado.

Detalla que entre los nombres que hasta anoche se manejaban resaltaban los de los ex mandatarios de Chihuahua, Patricio Martínez; de Guerrero, René Juárez; de Durango, Ismael Hernández; de Quintana Roo, Félix González; de Querétaro, Enrique Burgos, y los de San Luis Potosí Horacio Sánchez y Teófilo Torres.

                  F. Bartolomé señala que Joaquín Coldwell todavía no sale del problema del rompimiento con el Panal, cuando en Morelos el tricolor ya está echando humo. Dice que a pesar de que el ex alcalde de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós, aparecía como favorito en varias encuestas para la candidatura a gobernador, a la mera hora el fiel de la balanza se inclinó hacia el cañero y cenecista Amado Orihuela.

Agrega que como a Martínez Garrigós no le dieron ni siquiera la nominación al Senado, que supuestamente era el pacto hecho entre los punteros, se espera que hoy la convención estatal del partido esté muy caliente.

 

                  En Milenio, Trascendió desliza que aunque Enrique Peña Nieto hubiera preferido que las cosas se quedaran como estaban, las consultas que hizo lo obligaron a tomar la decisión de operar directamente el asunto de las candidaturas “dadas” al Panal y al partido Verde.  Dice que la probabilidad de rebelión crecía y Peña Nieto no quiso dejar pasar más tiempo.

Agrega que ya es un hecho que Mónica Arriola, del Panal, no será candidata del PRI al Senado por Chiapas, aunque el que está más que firme como candidato a gobernador es Manuel Velasco, ya que no hay inconformidad que prospere frente a las encuestas que lo ponen como indiscutible puntero.

 

                  En La Crónica, Pepe Grillo comenta que la decisión del PRI de revisar el convenio de coalición con el Panal y el PVEM provocó un torbellino.  Dice que muchos priistas que ya se daban por descartados como candidatos al Senado se alborotaron y volvieron a soñar apenas se enteraron de la noticia.

Anota que las próximas horas serán determinantes para el PRI, pues de la revisión depende el que queden o no sofocados los focos de rebelión.

 

PAN

 

                  En Reforma, F. Bartolomé indica que Ernesto Cordero es el único precandidato que no asistirá a la reunión anual de la Concamin.  Desliza que en su equipo dicen que no es descortesía, pero que el suspirante anda en lo suyo: ganarse el voto del millón 800 mil panistas inscritos en el padrón del partido.

Añade que también desairó al foro de Davos, adonde ya les mandó decir que si saben contar, no cuenten con él.  Plantea que habrá que ver si después del 5 de febrero aún puede darse el lujo de declinar esas invitaciones.

 

                  En El Universal, Bajo Reserva comenta que la Comisión Nacional de Elecciones del PAN no ha dado respuesta a la solicitud de Vázquez Mota sobre la posibilidad de acudir a foros y debates organizados por los medios de comunicación.

Especifica que de manera formal el diputado Carlos Alberto Pérez Cuevas hizo la consulta ante la oficina de José Espina, frente a lo que el equipo de Josefina considera una “zona gris” de la legislación electoral.

Nos comentan- agrega- que por ahora está a la espera de una respuesta para atender las invitaciones de distintos medios.

 

Lo que no hay que perder de vista

 

                  En Excélsior, Frentes Políticos comenta que el gobernador de Nuevo León tropieza una vez más.  Señala que a la impunidad con la que el crimen organizado perpetúa su estancia en la entidad se suma otro escándalo: entre los regiomontanos empiezan a hartarse de los negocios que está haciendo su papá, Humberto Medina Ainslie.

Observa que no es la primera vez que lo acusan de corrupción y tráfico de influencias.   Pregunta si no se da cuenta del daño a su partido en pleno año electoral.

 

Distrito Federal

 

                  En Milenio, Trascendió señala que la consigna en el frente de izquierda es no convertir en mártir a Alejandra Barrales y esperar a que se serene.  Agrega que por ello, a menos que ella radicalice su posición, todos seguirán diciendo que es “una gran compañera y gran política” y que sus “razones son atendibles”.

 

                  En La Crónica, Pepe Grillo señala que los Chuchos del PRD vuelven a ser ellos mismos: la semana pasada le dieron un espaldarazo a Alejandra Barrales en su búsqueda de la candidatura de la izquierda al GDF; pero apenas conocieron el resultado de las encuestas, se sumaron a la cargada a favor de Miguel Ángel Mancera.

Dice que Alejandra pecó de ingenuidad extrema, y los Chuchos se comportaron a fin de cuentas como siempre lo han hecho.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s