21mar12 Ayer, sismo de 7.8. ¿Hoy, ‘epicentro’ en SCJN por Caso Cassez?


La atención de la prensa está concentrada en el sismo de ayer, cuya magnitud fue la más fuerte desde 1985.  En titulares y fotografías se describe lo ocurrido en diferentes entidades, con un saldo total de 11 lesionados.  Reforma, Milenio y el minieditorial de La Crónica ponen el acento en que el Distrito Federal resistió.

Ello opaca la información y comentarios acerca del caso Florence Cassez, en la víspera de que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva si la ciudadana francesa, acusada de secuestro, debe ser liberada por presuntas anomalías durante su aprehensión.

Excélsior registra en su titular el posicionamiento del gobierno federal: Calderón no presiona a la Corte: Alejandro Poiré.   Se agrega que el titular de la Segob insistió ayer en que el gobierno federal respetará el fallo, aunque indicó que la culpabilidad de Cassez ha sido demostrada.

Milenio reporta que la encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica muestra que el 65% de los ciudadanos cree que Cassez es culpable.  El dato es combinado con la referencia de que priístas y perredistas censuran la injerencia del presidente Calderón.

También en MilenioTrascendió desliza que en la Corte se da por descontado que uno de los cinco ministros que integran la primera sala pedirá que el caso Cassez se lleve al pleno.  Señala que la decisión vendría acompañada con el compromiso de votar en el pleno a más tardar en los primeros 15 días de mayo.

En la ruta hacia Los Pinos, periódicos como El Universal, Milenio y Excélsior informan en primera plana que el IFE colocó ayer en internet los romos que los cuatro candidatos presidenciales difundirán cuando inicien las campañas.  Al respecto, Ciro Gómez Leyva (Milenio) plantea en su columna: Si eso es lo que traen, Peña Nieto los hará pedazos, pues sus promos son de una calidad superior de producción y realización.

 TEMBLOR

                   El Universal señala en seditorialUna prueba superada, que el hecho de que el evento de ayer no pasara de sustos y algunos daños lesionados -sobre todo cercanos al epicentro- debe atribuirse a cosas que sí se han hecho bien.

Indica, por ejemplo, que la menor proporción de daños materiales refleja un mayor cuidado en la construcción y el uso de materiales para ello, una lección bien aprendida tras la tragedia de 1985.

Subraya que con todo y los aspectos por reforzar, el balance es positivo, lo cual no quiere decir esto que ya se puedan dar por superados futuros eventos de la misma naturaleza.

La Crónica comenta en su minieditorial que la prueba fue difícil, pero la ciudad de México salió avante, así como buena parte del país: el terremoto más fuerte desde 1985 no causó daños mayores ni –hasta el momento- pérdida de vidas humanas.

Indica que la gran diferencia está en la mejora en los protocolos de construcción y, sobre todo, en la creación de una cultura de protección civil; y aún con la falla de algunos servicios básicos, las redes sociales sirvieron para informar y auxiliar.  Concluye que todos son signos esperanzadores.

El sismo de ayer debe recordar a todos que el riesgo siempre está latente. En 24 HorasTrastienda anota que Marcelo Ebrard salía de Santa Fe en helicóptero cuando empezó el temblor.  Dice que en lugar de ir a su oficina hizo un recorrido aéreo y reportó vía twitter que no había daños.  Agrega que siete minutos después de Ebrard, y menos de media hora después del sismo, el presidente Calderón aportó más datos; y el secretario de Gobernación y  los gobernadores de Guerrero y Oaxaca también utilizaron esa red.

Señala que la información en tiempo real atajó rumores y ayudó a controlar el pánico, en un episodio diametralmente opuesto a 1985, cuando el gobierno de Miguel de la Madrid se paralizó.

CASO CASSEZ

En El UniversalBajo Reserva apunta que el discurso de Calderón, aquello de “no abrir rendijas” a los secuestradores, no pegó en el ánimo de los ministros de la Suprema Corte.  Nos dicen –agrega- que el presidente de la Corte, Juan Silva Meza, se encuentra tranquilo porque ya en otras ocasiones ha habido intentos de incidir en las resoluciones del tribunal.   Nos cuentan –añade- que los ministros de la primera sala están “listos y blindados” para resolver el expediente.

En ReformaF. Bartolomé dice que si no salen con alguna graciosada, los ministros de la Primera Sala de la SCJN deberán resolver hoy el espinoso caso de Florence Cassez.  Dice que no hay que ser brujo de Catemaco para saber que sea cual sea el veredicto provocará reclamos, acusaciones, quejas, denuncias, aplausos, vítores y vituperios.

Sugiere que habría que tomarle la palabra al Presidente, quien el lunes pasado le dijo a la Corte que es necesario ponerle un alto a la impunidad.  Indica que si Calderón de verdad quiere acabar con la impunidad, qué mejor que dar el primer paso exhibiendo a los responsables de todo este embrollo.

En 24 HorasRaymundo Riva Palacio comenta en su columna, La Primera Sala: la polarización (III), que la SCJN se juega algo que no se ha evaluado en la opinión pública todavía: su credibilidad.  Señala que cómo resolverán los cinco ministros de la Primera Sala sus discrepancias jurídicas, será tan importante como la forma como lo procesan y justifican sus posiciones.

Pronostica que los ministros se lavarían las manos y buscarían quedar bien con todas las partes.  Indica que este sería el peor escenario para todos, menos para ellos, donde el daño a su imagen no es una consideración trivial, y tratarían de mantener la credibilidad que, paradójicamente, siempre es débil y frágil cuando abordan casos altamente mediatizados.

En MilenioCarlos Marín plantea en su columna, Día D para la forma y el fondo de la justicia, que con el del ponente y cada uno de sus votos, los ministros José Ramón Cosío, Olga Sánchez Cordero, Guillermo Ortiz Mayagoitia y Jorge Mario Pardo Rebolledo resolverán hoy el destino de Cassez, y a la vez nos dirán si merece confianza la suma total (incluidos ellos) del sistema penal y las instancias judiciales de México.

Dice que son formales las argucias que se esgrimen para satisfacer apetitos extrajudiciales en apariencia “correctos”, pero nadie en el poder que los cinco ministros encarnan ha puesto en duda el fondo: los argumentos en que se sustenta jurídicamente (no mediáticamente) la culpabilidad de Cassez.

La Razón plantea en su minieditorial que prudencia sería lo aconsejable a funcionarios que menosprecian el debido proceso. Observa que nunca falta quien instigue venganzas políticas disfrazadas de procesos judiciales, por lo cual ellos, que ya se van, tendrían que defender el debido proceso.

RUMBO A LOS PINOS

En MilenioTrascendió comenta que, a propósito de Josefina Vázquez Mota, no podía faltar la errata respecto a Mario Vargas Llosa.  Dice que esta vez fue el equipo de prensa de Josefina el que atribuyó el “Premio Nobel de la Paz” al escritor peruano, en lugar del de Literatura, en un mensaje a los medios sobre las actividades de la precandidata en Perú.

Observa que la disculpa por confundir el galardón llegó hora y media después.

En El UniversalBajo Reserva anota que los yerros siguen acompañando al equipo de Vázquez Mota.  Dice que por supuesto en el caso de Cargas Llosa vino la fe de erratas, pero usuarios de las redes sociales ya habían hecho pitorreo del gazapo.  Pregunta si caerán cabezas o doña Josefina perdonará otra vez.

En ReformaF. Bartolomé comenta que quien ayer tuvo una dura prueba fue AMLO, pues se sentó a comer con el grupo de los 300 líderes.  Dice que entre quienes le hicieron todo tipo de preguntas estaban Diego Valadés, Julio Millán y Esteban Moctezuma.

Señala que cuando le preguntaron cuál sería su primer acto de gobierno, dijo que sería establecer un plan de austeridad gubernamental y que, para poner él mismo el ejemplo, se rebajaría el sueldo a la mitad.

Agrega que, eso sí, todo lo dijo en privado, para que luego en el IFE no salgan con que andaba haciendo campaña en fuera de lugar.

IMAGEN PRESIDENCIAL

                   En 24 Horas, Salvador García Soto titula así su columna: Dos noticias de Calderón.  Por un lado, menciona el acto de presión a los ministros de la SCJN, a unas horas de que discutan el caso de Florence Cassez; por el otro, el dicho de una corresponsal en Washington –Dolia Estévez: “el presidente de la guerra contra el narcotráfico que estaría temeroso de lo que venga después de su mandato y buscaría asilo político en otro país”.

Dice que hasta ahora Calderón ha negado que le preocupen los juicios a su actuación como gobernante.  Recuerda que en una entrevista con el periodista Roberto Rock, en febrero de 2011, dijo abiertamente: “el único juicio que me preocupa es el de la historia”. Señala, no obstante, que ahora parece que ya no es lo único que le preocupa, y razones no deben faltarle.

En El UniversalBajo Reserva anota que Calderón ha dicho que el día de cambio de gobierno entregará la banda al sucesor o sucesora, irá a comer con su familia y tomará unas vacaciones, cuenta el mandatario.  Agrega que en el terreno profesional, podría brindar asesorías a empresas o gobiernos, ejercer como abogado, dar clases y escribir libros.

Recuerda que en este mismo espacio dieron a conocer que Calderón ha estado buscando un sitio para radicar fuera de México, por razones de seguridad.  Pregunta cuál será la parada del jefe del Ejecutivo cuando acabe el sexenio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s