08may12 Posdebate: entre disculpas, aclaraciones y suspicacias


Si bien comenzó a diversificarse la agenda de temas de la prensa matutina, siguen predominando la información y los comentarios acerca del debate.  Son varios los ángulos que se abordan; van desde los apuntes sobre las estrategias de los partidos hasta los ecos del caso de la edecán Julia Orayén.

Destaca el titular de La RazónJosefina niega acuerdo con López Obrador.  Se detalla que en diferentes entrevistas radiofónicas, la candidata panista negó que previo al debate haya acordado con AMLO para atacar al priista Enrique Peña.  No obstante, en el reporte se recuerda que el viernes, en Coahuila, los dirigentes del PAN y del PRD hicieron campaña en contra del PRI buscando revivir el escándalo de la deuda en esa entidad.

Pero La Razón también plantea en su minieditorial que el caso de la modelo del IFE en el debate pudo ser de consecuencias si Peña Nieto o AMLO hubieran levantado la mirada cuando pasó, pues serían, hoy, el posdebate.  Pregunta si fue un plan deliberado o casualidad.  Refiere que Florestán dice que en política no hay coincidencias.  “Puede ser”, puntualiza.

El comentario va combinado con una fotografía en que se ve el momento en que Gabriel Quadri observa a la edecán.  Se cita el reconocimiento del candidato del Panal: “Julia me puso nervioso… es espectacular, dice Quadri”.

En tal escenario, La Crónica reabre en su titular una veta de controversia: El conteo rápido no está cancelado, afirma el IFE.  Cita que el presidente del IFE criticó la decisión del Tribunal Electoral de dar “marcha atrás” al conteo rápido aprobado por el Instituto para conocer las tendencias de las votaciones el primero de julio y aseveró que este mecanismo aún no está cancelado, pues –recordó—  la ley lo faculta para proponer esta medida de nueva cuenta ante el Consejo General.

En su minieditorial plantea que tiene razón Leonardo Valdés Zurita en insistir en el conteo rápido, pues la autoridad genera confianza y certidumbre si da a conocer un aproximado científico y muy cercano de los resultados electorales.  Señala que así nos lo ha demostrado la historia electoral reciente del país.  Agrega que si se genera un silencio, los medios cubrirán el vacío, o lo harán las partes interesadas.

En ReformaF. Bartolomé plantea que el fallo del Trife equivale a decir que en los estadios de futbol no debe haber un marcador electrónico para ¡no confundir! al público sobre el resultado que anotará el árbitro en la cédula oficial al término del encuentro.  Pregunta si también pretenderán impedir los conteos rápidos de medios de comunicación, organismos civiles y partidos políticos.

Entre lo que no hay que perder de vista está otro apunte de Bartolomé: que quien anda en México prácticamente de incógnito es Bill Clinton.  Detalla que acudió al campus Lomas Verdes de la Universidad del Valle de México, y por la noche fue agasajado con una cena privada en el mismísimo Museo Soumaya, donde estuvo con Carlos Slim, sus hijos Carlos y Marco Antonio, su yerno Arturo Elías Ayub y los empresarios Carlos Bremer y Alejandro Soberón.

POSDEBATE

IFE

Excélsior informa en su titularIFE se deslinda de escote y encuadres, que Leonardo Valdés, consejero presidente del IFE, deslindó al organismo de la polémica generada por los encuadres televisivos utilizados durante el debate de candidatos presidenciales, y responsabilizó a la producción del encuentro en el caso de la edecán Julia Orayen, cuya vestimenta también desató controversia.

Se agrega, no obstante, que ya por la tarde el IFE difundió un comunicado en el que, a través de los consejeros integrantes de la Comisión Temporal para la Organización de los Debates, “lamentan el desacierto de producción asociado a la vestimenta de una edecán” y ofrece disculpas.

Milenio combina lo siguiente en titular y bullets:

–              Peña Nieto asegura que rompió varios mitos, incluido el del ‘teleprompter’.

–              Josefina censura “propuestas casi cínicas” del priísta; AMLO sube a su ‘gabinete’ a la campaña.

–              El IFE se disculpa por vestuario de la edecán; Valdés dice ignorar detalles de la contratación.

–              Entrevista.-  “Nadie me mandó a desviar la atención de nada”: Julia Orayen.

Carlos Marín plantea en su columna, Indignante “disculpa” del IFE, que es una pena que el IFE se enterara de la existencia de la edecán hasta que hizo su memorable aparición de 18 segundos en las pantallas.

Agrega que se habría evitado el bochornoso comunicado en que los consejeros lamentan “el desacierto de producción asociado a la vestimenta de una edecán…”.  Considera que no merecen la disculpa que ofrecen “a la ciudadanía”.

Trascendió dice que los consejeros del IFE ya no sabían a quién echarle la culpa por el look de la edecán.   Anota que tuvo que salir el consejero Lorenzo Córdova a señalar que se trató de una estupidez, para que sus compañeros dejaran de darle vueltas al asunto.

En ReformaF. Bartolomé comenta que a los fanáticos de la teoría de la conspiración les cayó de perlas el affaire de la playmate: dudan que haya sido un “error” de producción la contratación y el vestuario que lució Julia Orayen y que tanto revuelo causó.

Indica que dado que las televisoras boicotearon el debate poniéndolo a competir con el futbol y con un concurso de alto rating, no es descabellado pensar que la aparición de la voluptuosa edecán no sea casualidad, sobre todo cuando el programa fue encargado por el IFE a un productor que, “¡caray!, trabaja para TV Azteca”.

En El Universal, Bajo Reserva dice que los representantes de los candidatos tuvieron que aceptar que fueron los responsables del rígido formato del debate presidencial, que impidió abrir tomas de la televisión y forzó el apagado del micrófono cuando el candidato agotaba su último segundo.

De la responsabilidad del IFE –agrega-, ni qué decir, pues puso la producción de un acto trascendental en manos de una casa productora cuyo titular habría creado el montaje para promover a la polémica edecán.

Y nos aseguran –subraya- que en el recinto hubo más edecanes, hombres y mujeres, en su mayoría de origen extranjero, por lo que las dudas crecen.

En otro segmento, dice que el rating acabó generando una sorpresa: contra lo que se esperaba, el número de personas que atendió la transmisión del encuentro entre candidatos, a partir de dos canales de segundo rango de la televisión privada, superó al público que se dejó arrastrar hacia el futbol.

Añade que a esas cifras habría que sumar lo ocurrido en los canales públicos más las transmisiones en internet. De toda suerte –dice-, nos aseguran que el secretario de Gobernación sigue en conversaciones con las televisoras para lograr mayor penetración en el segundo debate.

PRI

En El Universal, Bajo Reserva comenta que el debate no lo logró, y el gobierno del presidente Calderón parece cada vez menos dispuesto a asestar un golpe contundente al PRI.  Agrega que, sin embargo, la justicia estadounidense luce lista para dar un golpe a personajes muy cercanos al Institucional, lo que podría atraer efectos electorales.

Especifica que la atención sigue puesta en Tamaulipas, en particular en algunos ex gobernadores, pero también en el actual, Egidio Torre, en cuyo entorno labora un grupo de hermanos incrustados en el manejo de temas financieros desde hace varios sexenios y que han despertado la curiosidad de las autoridades a ambos lados de la frontera.

Nos dicen –añade- que por lo que se refiere al ex gobernador Tomás Yarrington, es cuestión de días para que las investigaciones judiciales en su contra le recojan algunas propiedades.

En La Silla RotaLenguas Viperinas comenta que para el equipo de campaña de Enrique Peña Nieto el debate fue bien librado, ya que consideran que en general no se registraron graves afectaciones al puntaje que lleva el político mexiquense.

Nos cuentan –dice- que los ataques fueron los que se esperaban.   Y aseguran que el posdebate lo ganaron con entrevistas a todos los medios de comunicación y en las frecuencias de radio; y ahora el plan es intensificar las giras y los eventos.

En 24 Horas, Trastienda indica que los operadores de EPN salieron a radio y televisión.  Detalla que el sound bite, como repitió Arturo Escobar, candidato del Verde al Congreso, es que Peña Nieto rompió el mito de que era incapaz de debatir y responder.

Agrega que Luis Videgaray tuvo la tarea de desmantelar las críticas, particularmente de Roberto Gil, y confrontarlo en medios electrónicos, donde el panista patinó con algunos hechos, como el del Caso Paulette, donde nada más se equivocó de nombre del  funcionario que llevó a cabo la investigación.

  • En otro segmento, dice que Guadalupe Juárez, la conductora responsable del debate presidencial, está en problemas, aunque no se sabe si tendrá consecuencias.  Dice que en la campaña de Peña Nieto están evaluando si presentan una queja formal por su comportamiento “inequitativo”.

Refiere que en dos ocasiones de críticas de AMLO a Peña Nieto, ella coronó la participación del candidato de izquierda con un “muy bien”. No les importa si estaba nerviosa y no se dio cuenta, o si fue deliberado. Lo que sí les importa es que no debió haber dicho esa frase al final.

En MilenioTrascendió apunta que si el debate se gana en el posdebate del día siguiente, Enrique Peña Nieto se llevó el lunes.  Dice que él y su coordinador de campaña, Luis Videgaray, tuvieron el doble de apariciones en los noticieros y programas informativos de radio y televisión que sus rivales del PAN y las izquierdas.

Anota que todos estaban invitados a prácticamente todos los espacios, sólo que los priistas decidieron “pedalearle” más duro.

PAN

En 24 HorasTrastienda dice que algunos de los operadores de la candidata Josefina Vázquez Mota quisieron sorprender a varios departamentos de publicidad en periódicos previamente al debate.

Detalla que la propuesta era económicamente tentadora, pero políticamente un disparate: querían que para este lunes, la portada de los diarios fuera dedicada a Vázquez Mota, con lo cual ocultarían todo aquello relacionado con el debate; es decir, buscaban una portada falsa, que fue rechazada sin pensar mucho por los ejecutivos en los medios buscados.

IZQUIERDAS

En ReformaF. Bartolomé comenta que luego de darse hasta con la cubeta en el debate, Josefina Vázquez Mota y Enrique Peña Nieto se comportaron muy civilizadamente.

Detalla que la panista le dijo: “No lo tomes personal, Enrique”. Y el priista respondió: “Igual, Josefina; no hay nada personal”.

Agrega que, en cambio, al que al parecer se le acabó el amor fue a Andrés Manuel López Obrador, quien para despedirse les dio la mano… sin siquiera voltear a verlos.

En La Silla RotaLenguas Viperinas comenta que AMLO parece haber encontrado la fórmula que supuestamente le sumará puntos en el mes y medio que le restan a las campañas presidenciales.

Nos dicen –detalla- que la estrategia que implementó a partir del debate de “informar” lo que representa el abanderado del PRI y un eventual regreso del tricolor a la Presidencia, aunada al discurso sobre la “república amorosa”, serán los principales pilares del político tabasqueño de cara a los comicios del 1 de julio.

Agrega que en cuanto a Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri, la tónica será la misma: no tomarlos en cuenta.

 DISTRITO FEDERAL

En MilenioTrascendió indica que muy a fuerzas, Marcelo Ebrard aceptó acompañar ayer en el Teatro Metropólitan a López Obrador.  Añade, no obstante, que, como Vicente Fox con Josefina Vázquez Mota, nadie espere ver a Ebrard recorriendo el país en mítines con el tabasqueño.

Ya nos puedes ver en youtube:

http://www.youtube.com/user/Consultores2

Y también nos puedes ver en Facebook

http://www.facebook.com/?sk=welcome

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s