29may12 Familiares de Gral. Gutiérrez Rebollo hacen acusaciones vs familia de Zedillo y el Gral. Cervantes


En días pasados, en el noticiero de Carmen Aristegui (MVS Noticias) se mencionó que el general Jesús Gutiérrez Rebollo fue zar antidrogas de México antes de ser detenido y procesado por vínculos con el narcotráfico y se le comprobó una fortuna no explicable.  Hoy, la conductora dijo que recibió un mensaje electrónico de uno de los hijos del general, pidiéndole un espacio en su noticiero como derecho de réplica.

La conductora presentó a Lilia Esther Priego, abogada y madre de tres hijos del general, y a César Gutiérrez Priego, uno de los hijos del general.

La mujer leyó un documento -que ella misma escribió- en el que da su versión de lo que le ocurrió al general.  Menciona cómo el Ejército lo condenó injustamente, pues se comprobó que las cuatro casas que tiene las compró con créditos de Banjército.  Dice que se comprobó que los otros bienes atribuidos a prestanombres eran legítimos de sus dueños, y que las cuentas en Colombia y Miami con millones de dólares resultaron inexistentes.

La mujer del general señaló que recibió malos tratos del general secretario de la Defensa Nacional, Enrique Cervantes Aguirre, y de su secretario privado, el general Tomás Ángeles Dauahare.

La mujer mencionó que en los 90 entregó a ambos 12 millones de dólares en efectivo incautados a narcotraficantes, que los aludidos no entregaron a la PGR sino hasta dos años después, cuando el general lo señaló en su enjuiciamiento.

Esther Priego señaló que si hubiera habido responsabilidades penales de Gutiérrez Rebollo, la DEA hubiera apoyado su procesamiento, pero las autoridades estadounidenses se mantuvieron al margen y no tienen señalamientos contra el general.

Por su parte, César Gutiérrez Priego relató cómo fue detenido por militares cuando encausaron a su papá.  Dijo que lo llevaron vendado al Campo Militar Número 1 y llamaron a “Alfil”, que luego supo que era el general Ángeles Dauahare, quien pidió que le quitaran la venda y le transmitió un mensaje del general Cervantes Aguirre: que si no se callaban su madre y su hermana, iban a matar a toda la familia.  Luego lo volvieron a vendar y por instrucciones del general Ángeles lo torturaron.

Gutiérrez Priego relató que luego de su liberación presentó una denuncia en la CNDH, que fue procesada sin consecuencias.

Agregó que el general Gutiérrez Rebollo le pidió a todos sus familiares guardar silencio.  Dijo que quince años después quieren hablar y explicar los hechos que tienen que ver con el procesamiento judicial del general Gutiérrez Rebollo.

Aristegui le preguntó sobre su relación con el general Arturo Acosta Chaparro.

El hijo de Gutiérrez Rebollo negó tener tratos con Acosta Chaparro.  Dijo que buscó a su abogado defensor porque encontró que el mismo departamento que fue de Amado Carrillo y que le fue atribuido a Gutiérrez Rebollo también formaba parte de las acusaciones contra Quiroz y Acosta.  Subrayó que su contacto fue para aclarar ese aspecto.

Aristegui le pidió a Gutiérrez Priego un resumen de lo fundamental del caso. El entrevistado dijo que son cuatro puntos: la investigación de Gutiérrez Rebollo a los reyes de las metanfetaminas, los Amezcua Contreras, que lo llevaron a encontrar cómplices a familiares de Nilda Patricia, la esposa del presidente Ernesto Zedillo, y cada uno de los tres operativos que se debieron realizar para detener a Amado Carrillo, pero el titular de la Sedena, Enrique Cervantes Aguirre, interfiere para estorbar la captura.

Los dos entrevistados explicaron que lo que interpretan es que procesaron a Gutiérrez Rebollo porque les estorbaba.

A lo anterior, Esther Priego sumó los 12 millones de dólares que los mandos militares no reportaron con oportunidad.

Aristegui relató que antes de esta presentación en radio, los tres conversaron en su oficina ayer.  Dijo que en esa reunión le relataron que el general Gutiérrez Rebollo, con personal bajo su mando, detuvieron a Amado Carrillo en Sinaloa el 21 de agosto de 1989.  El narcotraficante fue entregado al subprocurador de la PGR Javier Coello Trejo. Lo procesaron sólo por portación de arma reservada a las Fuerzas Armadas, y le dieron dos años de prisión.

Ya en la despedida, Esther Priego agradeció la disposición de Aristegui a darles el espacio radiofónico para exponer sus razones, “luego de que usted y el presidente del PRI” hablaron mal del general Gutiérrez Rebollo.

César Gutiérrez Priego leyó un texto para despedirse.  Habló del dolor causado al general Gutiérrez Rebollo y su familia, pero también de la conmoción que dentro del Ejército debe haber por todas estas acusaciones.

Pidió que se investigue a fondo a los militares detenidos y arraigados por la SIEDO, entre los que sobresale el general Tomás Ángeles Dauahare, y si después de un proceso justo resultan inocentes, se les libere. Ambos invitados concluyeron diciendo que creen en la justicia, aunque conocieron jueces que sentencian por consigna.

Si quieres consultar el audio sigue este link cortesía de CIAM y GA Comunicación

Audio 2

Audio 3

Audio 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s