04jul12 IFE y AMLO ‘disputan’ bandera del ‘voto por voto’


En relación con el proceso poselectoral, en la prensa matutina sobresale polémica en torno del tema del “voto por voto”.  Contrastan dos posturas: 

  • Alfredo Figueroa, presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral del IFE, dijo que el organismo estimó que un tercio de la elección federal, entre 45 mil y 50 mil paquetes electorales, serán sometidos a un recuento de votos.

El Universal, Milenio, La Crónica, 24 Horas y El Economista recogen en su titular tales pronunciamientos.  En adición, La Crónica señala en su minieditorial que no se debe confundir el derecho de AMLO impugnar las irregularidades que hayan detectado, con gritar fraude sin presentar pruebas y menos con azuzar a los seguidores con ideas preconcebidas.  Dice que es la delgada línea que divide una protesta racional de un berrinche irresponsable.

  • En la contraparte, La Jornada Reforma privilegian que López Obrador exigió hacer un recuento voto por voto en las 143 mil 132 casillas que se instalaron en el país.

En complemento, La Jornada señala en su editorialPertinencia y necesidad del recuento, que el país se ha instalado en un escenario de incertidumbre y sospechas similar al que se vivió en 2006, en el que el papel de las autoridades electorales -y los resultados oficiales de la elección– comienza a ser ampliamente cuestionado por un creciente sector del electorado.

Mientras tanto, Excélsior pone el acento en la posición del PRI.  Cita que Luis Videgaray dijo en entrevista radiofónica que el tricolor está listo para defender su triunfo ante el Tribunal Electoral y calificó de “pretextos” los  argumentos de AMLO.  Se agrega que, en tanto, Enrique Peña Nieto dijo en plática con la cadena PBS que no tiene duda de la confianza de la mayoría que recibió.

En tal escenario, quedan opacadas la información y las imágenes sobre el cónclave de Felipe Calderón con panistas, en Los Pinos.

En materia de seguridad, hay dos casos que sobresalen como telón de fondo: los reportes sobre el coche-bomba contra el titular de Seguridad Pública en Tamaulipas; y la explicación acerca del modus operandi con que se perpetró el asesinato del general Arturo Acosta Chaparro.

PROCESO POSELECTORAL

 IFE

                   En El Universal, Bajo Reserva anota que mucho escozor está provocando entre los consejeros del IFE vivir bajo el cerco de la coalición del Movimiento Progresista.  Dice que a la demanda de la apertura total de paquetes electorales siguió una visita del abogado del tabasqueño, Jaime Cárdenas, y el coordinador de la campaña, Ricardo Monreal.

Detalla que éste fue muy duro: si no se ordena el recuento total habrá movilizaciones a nivel nacional, “nos dicen que advirtió”.  Agrega que, por separado, simpatizantes perredistas bloquearon los accesos a la sede del IFE, bajo el argumento de que Enrique Peña Nieto no ganó la elección.

En la La Silla Rota, Lenguas Viperinas desliza que, tal y como se esperaba, los cómputos distritales no serán un día de campo.  Dice que, de entrada, integrantes del movimiento #YoSoy132 y simpatizantes del PRD ya acampan afuera de las instalaciones del organismo electoral, mientras anoche otro grupo de activistas se reunía en un restaurante del Centro Histórico del DF para delinear la estrategia a seguir para las primeras horas de hoy y lo que resta de la semana.

En Milenio, Trascendió indica que la convicción con la que los consejeros del IFE llegaron anoche a la sesión de Consejo General era evitar, a como diera lugar, darle un pretexto a AMLO para que dijera que el órgano electoral no acepta “cumplir” alguna de sus exigencias.

Dice que, en razón de ello, que nadie sorprenda si hoy se abren 140 y tantos mil paquetes en los cómputos distritales.

En Reforma, F. Bartolomé menciona un dato para Ripley: Manuel Bartlett acusa que hubo una manipulación en el sistema del IFE -o lo que es lo mismo: que se cayó el sistema”, dice- para dejarlo en tercer lugar en las elecciones del domingo.

Señala que hoy convertido al lopezobradorismo, el poblano afirma que durante la madrugada del lunes “alguien” metió mano negra para ponerlo por debajo de la priista Blanca Alcalá y el panista Javier Lozano.  Si no fuera porque esas cosas no existen –puntualiza-, cualquiera podría pensar que es el karma.

IZQUIERDAS

En 24 HorasRaymundo Riva Palacio señala en su columnaLo sabíamos Andrés Manuel, que López Obrador no está hecho de madera democrática.  Dice que lo acaba de demostrar este lunes al anunciar que impugnará el resultado.

En ese marco, desliza que en 2000, por intermediación del ex presidente Ernesto Zedillo que le impidió al PRI cuestionar su candidatura al Gobierno del DF por carecer de la residencia, López Obrador llegó al poder capitalino a través de una ilegalidad que no cuestionó y sobre la cual gobernó la Ciudad de México.

Cita que López Obrador dijo que era una persona responsable que entendía el papel que jugaba.  Plantea que si es cierto, ahora es cuando debe probarlo; si tiene pruebas que las muestre y demuestre; si todo sigue siendo aire, el retiro con dignidad es el camino.

Trastienda comenta que mucho trabajo le está costando al equipo de AMLO intentar serenarlo.  Dicen los que saben –añade- que López Obrador está terco en descarrilar la elección presidencial, y que no está escuchando razones.

  • En otro segmento, apunta que Luis Walton se apersonó en uno de los desayunaderos políticos de élite con la cara sombría.  Detalla que el presidente de Movimiento Ciudadano, uno de los tres partidos detrás de AMLO, no estaba en la esquina del restaurante, pero pareció que así era: nadie se le acercaba, nadie lo procuraba; sólo lo fue a saludar Luis Castro, presidente de Nueva Alianza, quien a diferencia de Walton estaba feliz.

En Reforma, F. Bartolomé señala que poco le duró el amor a López Obrador pues ya volvió a las andadas.

Recuerda que con la reforma del 2007, la ley ahora establece que para anular una casilla no basta con acreditar irregularidades, sino que éstas deben haber sido “determinantes” para el resultado.  Es decir –subraya-, no es cuestión de meras ocurrencias, sino de hechos concretos.

El Universal Bajo Reserva pregunta quién decidió que es buena idea que en cada conferencia de AMLO haya una pequeña turba que insulta a reporteros cuando hacen preguntas incómodas.

Dice que siempre ha resultado muy forzada la comparación con Hugo Chávez, pero las brigadas bolivarianas nacieron en Venezuela para intimidar a reporteros. “¿A quién le puede beneficiar imitarlas en México?”, pregunta.

En MilenioCarlos Marín recuerda en su columna, Lo de Soriana, otro cuento chino, que en vez de sugerir que los “compradores de votos” fueran denunciados ante la Fepade, y a sabiendas de que sus equipos repartieron despensas (youtube.com/watch?v=CsSd=HY_Kzg) en bolsas con su imagen y los colores del PRD, AMLO alentó la corrupción social mediante un consejo vergonzante: lo que les ofrezcan a cambio del voto, arengó en incontables ocasiones y templetes, acéptenlo y voten libremente…

Argumenta que recordarlo viene a cuento por la insidia sobre la supuesta “coacción del voto” de la priista CTM con tarjetas… de descuento Soriana (para consultas médicas y compra de algunos productos farmacéuticos), convenidas ¡en mayo de 2010!

La Razón destaca en su titularMancera, con medio millón de votos más que AMLO en el DF, que El candidato al gobierno capitalino logró más respaldo que el abanderado presidencial.

Subraya que si bien en la capital el abanderado de las izquierdas se llevó su mejor porcentaje de votación de las ocho entidades en que ganó, un 47 por ciento de los defeños que ejercieron su voto decidió hacerlo por un candidato diferente al que los gobernó del 2000 al 2005.

PRI

                   En El Universal, Bajo Reserva apunta que Enrique Peña Nieto está ocupado en la revisión de los perfiles de quienes lo acompañarán en el próximo gobierno federal.  Dice que la relación seguramente comenzará por Luis Videgaray, su principal operador.

Indica que hay quienes lo imaginan como “supersecretario” de Hacienda, pero otros lo ven como jefe de la Oficina de la Presidencia, virtual jefe de gabinete.  “La ‘gabinetología’ será deporte nacional los próximos meses”, recalca.

  • En otro segmento, anota que el gobernador Rodrigo Medina engañó al primer círculo de EPN con encuestas que pronosticaban buenos resultados en Nuevo León.  Dice que el mandatario estatal no sólo ha quedado evidenciado como políticamente incompetente, sino también como mentiroso.

“Y de la inseguridad, mejor ni hablar”, apunta.  Dice que el gobernador Medina se la pasa en la ciudad de México haciendo antesalas con funcionarios federales para convencerlos de que sus colaboradores no tienen ligas de complicidad con el crimen organizado.

En La Silla Rota, Lenguas Viperinas comenta que tras la desición de AMLO de solicitar al IFE un conteo voto por voto de los comicios del pasado domingo, en el búnker del virtual ganador, Enrique Peña Nieto, la estrategia a seguir será el silencio, a la par que enfilará sus baterías en la conformación del equipo de transición.

Indica que, por lo pronto, diputados, senadores y ex gobernadores ya comenzaron a “moverse” para quedar dentro del gabinete legal, ampliado, lograr alguna subsecretaría o dirección en el nuevo gobierno federal.  Lo que sea –añade- con tal de no vivir fuera del presupuesto, que significa, diría el clásico, vivir en el error.

En Reforma, F. Bartolomé apunta que aunque su nombre no aparecía en la boleta, los gobernadores también pasaron el domingo por la prueba de las urnas.

Dice que a  algunos les fue muy bien, como a Marcelo Ebrard, a unos más o menos como a Juan Manuel Oliva y a otros de plano muy mal como a Marco Antonio Adame.  Pero a Rodrigo Medina –agrega- le fue de la patada allá en Nuevo León, pues los ciudadanos le dieron un mensaje claro y contundente: “estás reprobado”.

Subraya que el estado que “gobierna” Medina fue de los pocos que le dio la espalda a Enrique Peña y se lo llevó Josefina Vázquez Mota.  De ahí –recalca- que mientras el ánimo priista a nivel nacional es de júbilo, en aquella entidad viven la zozobra de la derrota.

PAN

En Milenio, Trascendió dice que toda la mañana el presidente Felipe Calderón permaneció en el hospital acompañando a su esposa, Margarita Zavala.

Dice que el mandatario solo regresó a Los Pinos para comer con Josefina Vázquez Mota, Gustavo Madero, Cecilia Romero y Diego Fernández de Cevallos, entre otros panistas, en una encerrona que duró más de cuatro horas.  Dice que todos salieron por la puerta de atrás y nadie quiso hablar de la derrota.

En El Universal, Bajo Reserva anota que los panistas alistan un proceso de expulsión contra el ex presidente Vicente Fox.   Dice que, en paralelo, el presidente Calderón y la cúpula panista comenzaron una operación de control de daños, frente a la debacle electoral del 1 de julio.

Detalla que los dirigentes y ex presidentes del partido dialogaron “sobre la necesidad de hacer una profunda reflexión en torno al presente y al futuro de Acción Nacional”.  Pregunta qué tipo de oposición será el PAN?

En Reforma, F. Bartolomé plantea: si los músicos del Titanic siguieron tocando, ¿por qué Felipe Calderón no iba a invitar a comer a los panistas a Los Pinos?

Señala que aunque el momento se antojaba idóneo para analizar las causas que llevaron al panismo a la situación actual, dicen que aquello fue, simple y sencillamente, una comida de amigos; como si no acabaran de perder la Presidencia, dos gubernaturas, varias ciudades importantes del país y buena parte de su presencia legislativa.

Desliza que quienes estuvieron a la mesa cuentan que el Presidente buscaba dos cosas: darle un poco de shampoo de cariño a Josefina y, sobre todo, enfriar los ánimos albiazules; pues todavía no pasan ni los nueve días del velorio cuando ya los distintos grupos panistas están disputándose los restos del naufragio.

En 24-Horas, Trastienda dice que JVM hizo relaciones públicas para demostrar que, aunque derrotados, no están liquidados: se fue al Hotel Four Seasons para que la vieran; estaba de buen humor, en una mesa donde se forzaban las sonrisas de Roberto Gil, su coordinador de campaña –y uno de los arquitectos, válgase el contrasentido de la derrota-, y dos de las adquisiciones que llegaron tarde a la campaña, Juan Ignacio Zavala y Max Cortázar.

  • En otro segmento, pregunta si de verdad Gustavo Madero sobrevivirá en la presidencial del PAN como afirma.  Dice que su cabeza es de las que quieren cortar en el PAN, aunque hay más molestia con el presidente Felipe Calderón.

Desliza que la extrema derecha se siente traicionada y quiere llevar a Marco Adame a la dirigencia nacional.  Agrega es buen pleito el que se avecina, en particular porque Calderón, y sobre todo su esposa, Margarita Zavala, son quienes tienen la mayoría del Consejo Político, que define a su líder.

En La Silla Rota, Lenguas Viperinas anota que “no pasó nada” Parece ser el mensaje de la fotografía enviada ayer a los medios por el equipo de Josefina Vázquez Mota.

Especifica que en ella aparecen, sonrientes, la propia candidata panista, el coordinador de su campaña, Roberto Gil Zuarth; su ex vocero, Juan Ignacio Zavala, y el próximo diputado pluri Maximiliano Cortázar.

http://www.youtube.com/user/Consultores2

Y también nos puedes ver en Facebook

http://www.facebook.com/?sk=welcome

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s