04oct12 El Universal, 8 col., El empleo irregular, al alza en país


El empleo irregular, al alza en país

El Universal, 8 col., Ixel Yutzil González

Figuras laborales como el outsourcing o subcontratación y el empleo sin prestaciones o sin contrato se presentan en el país desde hace 25 años y van en ascenso, de acuerdo con datos del Inegi.

De los 32 millones de trabajadores subordinados y remunerados que hay en el país, 15.4 millones no cuentan con contrato de trabajo, según los registros oficiales.

Especialistas refieren que el empleo irregular se incrementó por la mayor competencia con empresas del extranjero y por la corrupción de las instituciones del trabajo y de seguridad social.

En la práctica, coincidieron, se viola la actual Ley Federal del Trabajo con el pago por hora y la subcontratación, entre otras figuras, por lo que estas prácticas se han tenido que regular en la actual propuesta.

** Contratación irregular data de hace 25 años

El deterioro de las condiciones laborales va en aumento: expertos

La existencia de figuras laborales fuera de la Ley Federal del Trabajo, como la contratación de personal a través de terceros u outsourcing, el empleo sin prestaciones, la contratación por honorarios y el empleo de trabajadores sin contrato, va en ascenso y ocurre de manera sistemática en el país desde hace 25 años.

Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, explicó que desde que inició el proceso de apertura comercial de México con las firmas del GATT y del TLCAN, figuras como el outsourcing y el pago por hora han ganado terreno.

“Comenzó, sobre todo, entre empresas transnacionales y franquicias establecidas en México”, dijo.

La actual Ley Federal del Trabajo permite sólo dos figuras de contratación: por obra o tiempo determinado, o por tiempo indeterminado, pero en la práctica se ven figuras diversas.

Una forma de medir con cifras oficiales la terciarización es analizando al personal ocupado de una empresa o unidad económica, que no depende de la razón social de dicha empresa, es decir, que está contratada por otra empresa, explicó José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN).

Según los datos más actualizados del Inegi, antes de la recesión global, I4% del personal ocupado en las unidades económicas del país era suministrado por otra razón social. Este porcentaje es el doble que el reportado en 1999, de 7% de los trabajadores de las unidades económicas.

Carlos Gallegos, miembro del consejo jurídico de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech), expuso que el año pasado se generaron más de 155 mil empleos bajo el esquema de terciarización. Entre diciembre de 2011 y junio de 2012 el empleo terciarizado creció 5% entre las 15 empresas que agrupa la Amech.

Tenorio expuso que un gran número de empresas utilizan las figuras de terciarización para eludir el pago de prestaciones.

“La apertura comercial, la mayor competencia con empresas del extranjero y la corrupción de las instituciones del trabajo y de seguridad social, hacen que se viole la actual Ley Federal del Trabajo, con el ejercicio del trabajo por hora, el hostigamiento sexual, la terciarización, etcétera; todas estas prácticas se han tenido que regular en la actual propuesta porque ocurren”, señaló.

Empeoramiento laboral

La falta de una adecuada supervisión del ejercicio de la ley, sumada a la debilidad de la economía, se ha traducido en un creciente deterioro de las condiciones laborales en México.

En la actualidad, de los 32 millones de trabajadores subordinados y remunerados, 15.4 millones no cuentan con contrato de trabajo escrito.

Esto significa que 48 ocupados de cada 100 subordinados -o 31 de cada 100 trabajadores del país- laboran en estas condiciones.

Por otro lado, 12.6 millones de los subordinados -40 de cada 100- no cuenta con prestaciones sociales y 2 millones de ellos (6%) no reciben salarios, sino comisiones, honorarios, propinas o pago a destajo. De 48.4 millones de trabajadores que hay en el país, incluyendo a empleadores, trabajadores por cuenta propia y subordinados, 21.7 millones son formales (15.9 millones del sector privado y 5.8 millones del público) y 26.7 millones son informales.

Según la definición del Inegi, 14.2 millones son informales, pero en una definición más amplia, aceptada por el mismo sector privado, los 12.5 millones que no forman parte del empleo formal privado ni público, serían por tanto también informales. Estas dos cifras súmanlos 26.7 millones de informales referidos.

Por otra parte, dentro del sector formal va en ascenso el crecimiento del empleo temporal.

Actualmente, de los 15.9 millones de trabajadores formales privados asegurados al Instituto Mexicano del Seguro Social, 2.2 millones (14%) son trabajadores temporales y 13.7 millones (86%) son permanentes, aunque en los últimos tres años, la velocidad con que crece el primero duplica a la del segundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s