Arroyo Vieyra reconoce como un error presentar su iniciativa (MVS)


Al presentar al diputado priista Francisco Arroyo Vieyra en cabina, Carmen Aristegui (MVS) dijo que había solicitado el espacio para defender su propuesta, y el invitado dijo que no a defender sino a explicarla, que está muy orgulloso de la iniciativa de enmendar el artículo primero de la Constitución. Aristegui aceptó que es cierto, aunque también hay que reconocer que hay muchos que critican la propuesta porque impediría que los mexicanos pudieran acceder a acuerdos internacionales para defender sus derechos humanos.

La reportera Rocío Gómez informó que hay 200 organizaciones de derechos humanos han alertado sobre la posibilidad de que se pierdan derechos con la reforma.

Arroyo Vieyra señaló que como está la redacción actual en la Constitución se generan efectos adversos, y puso el caso del panista Larrazábal, que pudo ser candidato pese a que había razones legales para que no lo fuera gracias a tratados internacionales, o padres divorciados que exigen ver a sus hijos por protección internacional, cuando son peligrosos para sus hijos.

Puso el ejemplo de la ley de libertad de expresión, pues hay acotaciones y límites, que tratados internacionales no reconocen, y eso se presta a que haya violaciones.

Anunció que como presidente de la Cámara de Diputados no va a hacer nada para defenderla, por su obligación de mantener la unidad de la cámara, pero también está puesto el debate para que se discuta ampliamente, e invitó a que ocurra. Aristegui reconoció el compromiso, pero también sugirió que su compromiso puede suponer que es un proyecto más amplio. Arroyo Vieyra dijo que la iniciativa que presentó no es una ocurrencia, pero tampoco es un proyecto del régimen de gobierno, por aquellos que dicen que se podría buscar una regresión que fortalezca el autoritarismo.

El diputado rechazó que su pretensión sea poner a la Constitución en todos los casos por encima de los tratados internacionales. Lo único que busca es que en ciertos casos México se reserve ciertos derechos, como que los ministros de culto no puedan ser votados para cargos públicos, o que los informadores vendan publicidad encubierta. Insistió en que lo único que busca es precisar que en algunos casos la Constitución prevalecerá sobre los acuerdos internacionales, en aspectos muy precisos. Señaló que en dos ocasiones se ha pronunciado la Suprema Corte para que en casos muy puntuales se de prevalencia a la Constitución.

En tono de broma, el diputado dijo que ayer se quedó preocupado porque Sergio Aguayo habló en contra de la iniciativa “y parecía luchador, pero no académico”. Aristegui le preguntó hasta dónde estaría dispuesto con la iniciativa, además de no defenderla. Dijo que sería capaz de retirarla si el debate social resuelve que no se haga y que como ocurre hasta ahora, cada caso controvertido por criterios distintos entre la Constitución y los acuerdos internacionales de derechos humanos se resuelva particularmente en la Corte, como funciona ahora.

Dijo que está dispuesto a debatir el asunto con Sergio Aguayo, pero cuando ya “que se calme y se tome un té de boldo” (en broma), y está dispuesto a debatirlo con “el maestro Ackerman, o con Clarita Jusidman”. Para despedirse, refrendó que no hay ninguna intención perversa con su iniciativa, para reducir los derechos humanos, como algunos han sugerido.

9:43

Para escuchar este audio siga este link, cortesía de CIAM y GA Comunicación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s