Talía Vázquez y Lizette Clavel fijan posturas (MVS)

11Ene13

Carmen Aristegui (MVS) señaló que ayer el senador panista Roberto Gil Zuarth estuvo en este espacio para exponer su postura sobre los señalamientos que se han hecho en su contra por su presunto involucramiento en un conjunto de situaciones denunciadas por Talía Vázquez Alatorre, quien estuviera casada con el abogado Juan Iván Peña Néder.

Escuchando estas declaraciones surge una serie de datos sumamente delicados que involucran funcionarios, ex funcionarios, casinos y dinero. Va a ser inabarcable esta historia por todos los ángulos de información.

Por lo que respecta a la charla con Gil, vamos a retomar algunos fragmentos para después dar paso al espacio que solicitó Talía Vázquez.

Insert de la entrevista a Roberto Gil Zuarth

Aristegui: Talía Vázquez Alatorre, has pedido este espacio y quieres decir, lo que te escuchamos decir.

Vázquez: Sí, muchas gracias, gracias por la oportunidad. Por supuesto, ahorita daré puntual respuesta al senador. Pero quiero que quede muy claro que el tema que ahora sale en medios y que se ventila es el de los casinos, el del permiso que se dio en las condiciones que ya se sabe; como último acto de gobierno de Felipe Calderón se da un permiso para operar 90 y tantas salas a dos empresas, a Exciting Games y a Producciones Móviles. Ese es el tema.

Abordando ese tema, cuando lo saca…

Aristegui: ¿Empresas de quién?

Vázquez: Son propiedad de esas empresas de Juan Iván Peña Néder, de Roberto Correa Méndez y de Guillermo Santillán Ortega. Estas empresas, además han sido denunciadas por mí desde hace meses. Yo traté de evitar este atraco. Ahorita te voy a decir mis motivaciones que dice el senador conocer muy bien.

El tema es ese, y el tema y lo que yo digo puntualmente y repito, es se le dio un permiso a empresas que yo había venido denunciando, cuyos dueños, tanto los verdaderos como los prestanombres o están en la cárcel o tienen órdenes de aprehensión. Los que no están en la cárcel y tienen órdenes de aprehensión, como Juan Juárez Santiago, fue denunciado por la Secretaría de Gobernación, también por mí, pero por la Secretaría de Gobernación.

El tema es que se le dio un permiso a dos empresas muy denunciadas, por las que sufrí muchas amenazas porque las denuncié, y eso abarcaba 22 salas en su momento y ahora les legalizan esas 22 salas, y además, les autorizan que completen 94; esto es sumamente delicado y el tema es ese.

Yo sé, porque me consta, porque lo vi, que el senador Gil Zuarth, cuando era secretario particular del Presidente, aunque él conoció a mi ex esposo -presentado por Julio Esponda cuando era subsecretario, aunque lo niegue- lo conoció desde entonces, y ahorita vamos a ver si es cierto.

Cuando ya fue secretario particular del Presidente fue cuando se les atoró a Guillermo Santillán y a Juan Iván la gestión del permiso municipal de Royale Querétaro, en Querétaro. Entonces, es cuando el senador cabildea, y él quiere desviar la atención diciendo “no, esa señora miente porque yo no otorgue permisos, que demuestre y que 2008 y que 2007”, no, no, no, senador, usted no otorgó permisos para Querétaro, no. Cabildeo que el presidente municipal de Querétaro en ese entonces, fue senador, diera ese permiso. Ese es el tema por un lado.

Y por otro, ese es un personaje, Roberto Gil Zuarth. El otro, es Lizette Clavel, que resulta ser la senadora suplente de “Cocoa” Calderón. Esos son los temas.

Aristegui: Ok, esos son los temas. El tema que acabas de mencionar del alcalde de Querétaro, hoy senador de la República, tú has dicho que sabes y afirmas que cabildeó Gil Zuarth a favor de que se instalara ese casino; el alcalde de Querétaro no quería, se opuso. Ha dicho a Reporte Índigo que incluso, recibió un intento, una invitación, un soborno que no aceptó. Y él niega, categóricamente, que haya habido tal encuentro de Gil Zuarth con Diego Fernández, con Julio Esponda, esa narración que tú hiciste, que niega Gil Zuarth, pero que también niega el hoy senador y ex alcalde de Querétaro.

Vázquez: Mira, yo no esperaba que un senador diga que su coordinador de bancada actual me hablaba amigablemente o no sé qué, yo no oí las llamadas, yo oía las llamadas de Gil Zuarth con mi esposo y le decía “ya hablé con él, vamos a cenar”; yo vi cuando se iban a Querétaro. Julio Esponda pasó por él. O sea…

Aristegui: ¿Tú viste físicamente estas personas?

Vázquez: Claro. A Julio Esponda lo conozco muy bien, y supe que se reunieron con el alcalde de Querétaro. No espero que el senador, que antes era alcalde de Querétaro reconozca estas gestiones, de verdad no lo espero. Sin embargo, lo que dice el senador…

Aristegui: Lo niega el senador, lo niega categóricamente.

Vázquez: …bueno, niega categóricamente la intervención de Gil Zuarth. Pero dice, que soborno tal y habla de dos millones de pesos. Mira, el dinero empieza a aparecer.

Aristegui: Él habla de que alguien le ofreció dos millones de pesos, pero no dice quién, para instalar el casino.

Vázquez: Así es. Dice que lo amenazaron y que la hacen manifestaciones. Estas manifestaciones las organizaba Juan Iván. La historia es muy compleja… después podríamos hablar hasta de cómo las organizaba, es un modus operandi que no es la primera vez que hacía Juan Iván. Para presionar a un alcalde le ponen gente afuera, se lo hicieron también al de Zapopan, Jalisco. También.

Aristegui: ¿Reclamando otro tema?

Vázquez: Reclamando otro Casino Royale, pregúntele al que era alcalde de Zapopan si no le hacían manifestaciones afuera de la presidencia. Ese es su modus operandi.

Aristegui: ¿Pagadas?

Vázquez: Por supuesto pagadas, llevan una bola de gente, llenan dos camiones y la hacen una manifestación en contra del alcalde.

Pero eso es un tema. Lo que yo quiero destacar es que a mí no me pareció tan mal lo que declaró el senador Domínguez, exalcalde de Querétaro, porque por supuesto yo no esperaba que dijera “sí, Gil Zuarth me hablaba desde los Pinos”, no lo van a decir los panistas porque además no es el único panista, Gil Zuarth, hay muchos más.

Pero de que dijo que había problemas y que dijo que… quiere decir que no estoy tan perdida yo, de que había un conflicto grave ahí, pero además hay documentos de cómo quitaban un permiso, ponían el otro, esos documentos yo los entregué a la Procuraduría, los entregué a Gobernación, desde abril yo dije cómo metieron Cadereyta el permiso, el alcalde dijo que no, como se resistieron a un amparo, quitaron ese permiso, metieron el de Producciones Móviles y ahí empieza la historia.

Entonces el tema tiene documentos, empiezan a salir declaraciones de “bueno, sí había problema” y también declaraciones de que había dinero.

Dice el senador, ayer le dijo en el noticiero de López Dóriga, que me emplaza que vaya allá a los tribunales, dice que ya me demandó, seguramente me llegará el emplazamiento y cuando me llegue pues lo contestaré, no me han emplazado a juicio, lo harán seguramente, y lo contestaré; tengo 18 expedientes relacionados con esto ya, uno más no importa.

Este es el tema, ahora, eso es muy grave, son dos gentes muy vinculadas a los Calderón Hinojosa y de manera inexplicable estas gentes tan vinculadas a los Calderón Hinojosa como último acto de gobierno de Calderón Hinojosa reciben un permiso semejante, no dieron ningún otro en todo el sexenio pero no se lo dio Carmen, a su mejor secretario, a su compadre, ¿a quién se lo dieron? A unos delincuentes y a un violador y eso es muy grave, eso es el tema principal, ellos quieren ahora tapar cómo le hace, cómo opera Juan Iván siempre, Peña Néder, que es desprestigiar.

Cuando tú quieres acabar una mujer en nuestro país di que es prostituta, así le hace, y conmigo han jugado terrible, primero te quiero decir que el senador se expresa de mi sin cuidar las formas, no dice: “está bajo sospecha de ser casinera”, “probablemente”, “se dice por ahí que mandó a matar a su esposo”; no, afirma contundente, lo estuvo tuiteando, lo dijo en tu programa, lo acabamos de escuchar, que afirma contundente de que yo soy miembro del crimen organizado, dice que yo mandé a matar a mi esposo y dice que soy propietaria de casinos.

Más tarde, después de salir de tu programa, estuvo tuiteando que no solamente yo soy propietaria de casinos sino mi hermana Selene.

Aristegui: Diputada y senadora del PRD en Michoacán.

Vázquez: Exsenadora y diputada en Michoacán. Entonces el senador, que además fue muy claro en decir que el que afirma debe probar, pues ya afirmó esto, entonces él va a tener que probar que yo soy casinera, que soy miembro del crimen organizado y que mandé a matar a mi esposo, esas cosas las dijo al aire y las va a tener que probar.

Aristegui: A ver, Thalía Vázquez Alatorre, las dijo efectivamente, y las dijo en el marco de citar a una persona que en un primer momento fue tu testigo para la causa en contra de tu exmarido por violación tumultuaria y ese mismo testigo, nos mostró aquí documento, declara posteriormente, en una declaración ante un juez, lo contrario y habla de un conjunto de manipulaciones respecto a la causa que tiene hoy a tu exmarido en una cárcel de Matamoros de carácter federal, y él cita y lee lo que acabamos de escuchar, él lee el testimonio de este testigo, de esta persona donde él dice que le consta a él, al testigo, que pagaste 700 mil pesos con un cheque de Banamex a un personaje del crimen organizado, que diste cantidad de 500 mil pesos en efectivo para que Juan Iván… y dice que le consta, llevara a cabo lo de Pénjamo Guanajuato, y todo lo que acabamos de escuchar.

Entonces Gil Zuarth basa esos dichos en los dichos de este individuo que en un primer momento permitió que tu marido llegara a la cárcel, acusado por ti, de violación tumultuaria, y luego tiene otra postura que lee íntegramente y que coloca tu circunstancia, déjame decirlo así, bajo sospecha de quién eres y cuál es tu motivación.

Vázquez: Bueno, tú al menos cuidas eso y dices “bajo sospecha”, el senador, acabamos de oír, afirma y cita como prueba de su afirmación el testimonio de Esqueda, como si el testimonio de Jorge Esqueda Cano fuera una verdad jurídica y entonces el senador se erige como un juez, pero yo quiero preguntar a la opinión pública, a los abogados que me están escuchando y al senador, cómo obtuvo los documentos que leyó de una causa penal de la que no es parte, porque mira, Carmen, hemos avanzado en México sobre los derechos humanos, bendito dios, si no hubiera habido la reforma de 2007 y luego de la de 2011, ya no tendría yo vela en este entierro, fíjate qué grave. Me refiero al delito de violación, ya no sería yo parte siquiera.

Entonces, el delito de violación es un delito sumamente grave, es un delito grave, mueren mujeres todos los días por eso. Sólo el cuatro por ciento de las mujeres que hemos sufrido un ataque tan grave como éste nos atrevemos a denunciar, no es fácil denunciar una violación. Yo soy abogada, el señor Zuarth dice que qué credibilidad merezco, cómo la palabra de una señora quién sabe quién junto a un senador de la República, lo dijo en su programa, es la palabra de una pobre mujer violada contra un senador de la República.

Y efectivamente; nada más que esa pobre mujer violada soy abogada, soy magna cum laude, nunca había estado envuelta en un escándalo como él dijo, que soy una mujer que vive de escándalo. Mi único escándalo, gravísimo, horrible, y escándalosísimo es este. Pero no ha habido un solo escándalo en mi vida antes que este. Yo soy una mujer honrada, honesta, mucha gente me conoce dice una abogada que se dedica a trabajar.

Entonces, el senador está haciendo unas afirmaciones gravísimas respecto de mi persona. Yo nada más dije que recibió el dinero, yo no dije que tiene más escándalos como los que se han publicado, que no me constan a mí, pero la prensa dice que estuvo detenido en Barcelona, el senador en 2012, pero que un problema en un antro, una cosa así, que golpeó gente o alguna cosa sí, se dicen los medios. Tiene denuncia por fraude en Chiapas, no sé si sea cierto. No sé si va a proceder la denuncia. No, yo no sé.

Aristegui: Pero a ver, dejemos esos asuntos…

Vázquez: Sí, ahora te voy a decir lo del testigo. El senador, quiero que me diga… nada más hay dos opciones para tener acceso al expediente que todos oímos que tiene, que leyó y que citó dos pruebas. El senador, o violó la ley y con tráfico de influencias, de manera ilegal consiguió un expediente al que no tiene acceso o se lo dio Juan Iván, porque yo no se lo di.

Aristegui: ¿Sólo lo pudo tener Juán Iván o tú?

Vázquez: Juan Iván, el Ministerio Público o yo. Pero el Ministerio Público y ninguna de las partes podemos hacer uso… aunque yo tenga derecho a tener mi expediente, yo puedo decir de mi expediente lo que yo quiera limitadamente, porque son datos sensibles y no es una cosa juzgada. El senador demostró que tiene contacto con la defensa de Juan Iván, lo dejó muy claro ayer.

A ver, ese expediente tiene 15 tomos de este tamaño, son enormes. Es un expediente muy complejo, de verdad, a pesar de tantos abogados que están involucrados ahí, ese expediente nada más me lo sé yo. Entonces, ¿cómo el senador en uno o dos días estudió el expediente de 15 tomos, extrajo lo que le servía, que según él es el testimonio de Esqueda, ahorita te voy a hablar de Jorge Esqueda, y extrajo la famosa prueba de la lista de registro?, que es una prueba que además se desahogó hace muy poco tiempo.

Pero además de que él tiene acceso a un expediente del que no es parte, si tuviera derecho a ver ese expediente, que dice la ley que sólo se puede consultar en la secretaría del juzgado, si él tuviera derecho, viola la Constitución y mis derechos fundamentales al atreverse a leer en un medio de comunicación tan importante como el tuyo, y que tiene difusión nacional e internacional el tema de violación.

Un senador de la República violando la ley, leyendo datos sensibles de un tema de violación, y te lo dije ayer, si el senador se quiere meter al tema de violación, porque ayer asumió la defensa del tema, dice el senador, lo acabo de oír que se cae mi principal testigo, -eso es lo que decía Juan Iván- ahorita te voy a decir por qué no.

Él dice que se cae mi principal testigo, luego dijo en otro momento de la entrevista que todos mis testigos se desdicen, así lo dice en plural, hasta tú le dijiste “¿todos?”.

Aristegui: Es uno, ¿no?

Vázquez: Es uno. Y ahorita te voy a decir quién es ese uno. Es un testigo, pero además, no es la única prueba que obra en el expediente. La defensa de Juan Iván y los abogados de Juan Iván han dado ruedas de prensa y todo, haciendo mucho vuelo de este testigo que se contradice, porque en eso basan su defensa. Y me queda claro que el senador trae esa de interpretación del expediente.

Entonces, el senador o violó la ley, y que nos diga cómo obtuvo sus papeles. Número dos, se los dio Juan Iván Peña Néder, viene a confirmar mi dicho de que lo conoce, que tiene contacto con la defensa, no tiene manera de haber estudiado un expediente tan largo, tan complejo en tan corto tiempo y extraer justo las cosas que ha venido diciendo la defensa de Juan Iván como su interpretación del expediente.

Además el senador, muy desafortunadamente, dice que yo estoy en el crimen organizado y que yo mandé a matar a mi esposo, que yo soy casinera porque tiene pruebas y la prueba es el testimonio de este señor, que esta prueba no es cosa juzgada, se trata de un expediente de violación tumultuaria en mi contra y no hay ninguna denuncia sobre asesinatos, es un decir de un señor.

Aristegui: Es una declaración que se da en el marco de la causa penal en contra de tu exmarido en donde él narra lo que acabamos de escuchar.

Vázquez: Así es.

Aristegui: Ahora déjame detener Talía Vázquez Alatorre, este señor, Jorge Esqueda Cano, efectivamente, es el testigo que junto con otros elementos, en la causa penal que tú abriste contra tu exmarido por violación tumultuaria, ¿declaró qué?, ¿declaró que participó, que vio la violación, cuál es el valor del testimonio, la causa penal de Jorge Esqueda Cano en el tema de la violación tumultuaria?

Vázquez: Ningún valor. Mira Carmen, Jorge Esqueda Cano…

Aristegui: ¿No es el testigo principal, el testigo único?

Vázquez: No.

Aristegui: ¿Qué pasó ahí?

Vázquez: Yo sufro una violación el 19 marzo 2011 y enfrenté una persecución feroz…

Aristegui: Déjame detenerte un segundo, ya lo dijiste pero valdría la pena, son tres personas, una de las cuales es Juan Iván Peña Néder, ¿en ese momento marido o exmarido tuyo?

Vázquez: En ese momento mi esposo.

Aristegui: Tu esposo.

Vázquez: Zeferino Pérez Jiménez, que era su secretario particular, y Raúl Flores Adame que era su amigo, bueno.

Aristegui: ¿No has dicho o no registré si tú identificas que un ataque de esa naturaleza esté relacionado con el asunto de los casinos?

Vázquez: No, Juan Iván es un depravado, esa es una acción… mientras él recogía dinero con pala y tenía esta corrupción terrible, entre más dinero tenía más loco se volvía, más depravado, fue una pesadilla Carmen.

Aristegui: Ahí dejamos la descripción, si quieres.

Vázquez: El tema no es ese, pero…

Aristegui: Estas tres personas son a quienes tú acusas de violación tumultuaria, ya están dos presos y hay un prófugo, está Peña Néder y Zeferino presos. ¿Los dos en Matamoros?

Vázquez: No, Juan Iván en Matamoros, Zeferino en Michoacán.

Aristegui: Tú dices “un acto de depravación”.

Vázquez: De depravación.

Aristegui: ¿Y qué valor tiene en la causa penal el testimonio Jorge Esqueda Cano que se da en qué sentido?

Vázquez: El testimonio de Jorge Esqueda Cano es que cuando yo hago la denuncia él me acompaña a denunciar y declara que se acaba de enterar porque le acabo de decir que voy a denunciar por violación, que ciertamente el que me ha visto en los últimos meses me ha visto huir, me ha visto perseguida, me ha visto muy asustada, me ha visto muy angustiada, muy deprimida, él no se explicaba por qué ese cambio de personalidad -porque me conocía de antes- y que le constaba que me amenazaban mucho, que yo le mostraba los correos de amenazas que me llegaban, y es cierto, pero que yo no decía más y que ahora que me decidí a denunciar…

Aristegui: Un segundo, ¿por qué te amenazaban, el tema siguen siendo los casinos?

Vázquez: No… quizá, te voy a decir, Juan Iván es un depravado y a Juan Iván lo que fue una violación tumultuaria a él, en su mente, y lo dicen los exámenes criminológicos que le han practicado en Matamoros y todo, hasta el día de hoy él no siente culpa, él no entiende, porque no fue una violación según él, fue una fiesta, porque él dice y me exigía y me presionaba mucho que como yo era su esposa tenía que atender a sus amigos sexualmente porque para eso me mantenía.

Bueno, con esa visión de las cosas cuando se da lo de la violación, la violación es devastadora pero además yo sabía con quién estaba casada, era un infierno para ese momento mi matrimonio.

Aristegui: ¿Cuando llevabas de casada?

Vázquez: Año y medio pero fue una cosa, en año y medio fui tres veces a dar al hospital internada.

Aristegui: ¿Esta violación tumultuaria que narras fue el punto final de tu matrimonio?

Vázquez: Así es, entonces se da la violación, yo quedo fulminada, un mes antes me había corrido a los hijos, a mis dos hijos que no son sus hijos obviamente de la casa, y obviamente yo quedé, mira Carmen, físicamente muy lastimada y moralmente yo no podía ni hablar y entonces duré dos días así, yo quede así, no lloraba, no hablaba, no decía nada y Juan Iván se empezó a asustar.

Entonces se me ponía en el oído y me decía cosas terribles, su frase célebre y lo tengo documentado y demás: “No te muevas un milímetro pendeja”; perdóname, pero así fue, “muévete un milímetro y te mato a tus perros, voy a acabar la carrera de tu hermana Selene, muévete un milímetro, conmigo no te metas”, pero además para ese momento que ya no estoy igual, yo le tenía terror, yo había visto lo que había pasado con la primera esposa, todo lo que hizo y que está en averiguaciones previas, bueno, yo tenía terror entonces yo dije: “yo voy a desaparecer de la faz de la tierra y jamás me voy a pelear”, y eso hice. Pero me persiguieron por cinco meses, tuve que sacar a mis hijos del país y de todo eso se dio cuenta Esqueda. Pero yo a nadie le decía de la violación, ni a mis hijos, ni a mi hermana, ni a mis padres. No es fácil decir que te violaron tres sujetos. Y mucho menos, poderosos.

¿Sabes qué?, yo te aseguro que muchas mujeres han pasado lo que yo paso y creo también que soy muy mal ejemplo para las esposas de los funcionarios públicos. Porque si las esposas de los funcionarios públicos hablarán de lo que oyen y ven, te juro que este país se derrumba.

Entonces, yo sufrí una persecución terrible y yo, por supuesto que conocía yo a los casineros, yo era esposa de Juan Iván, yo los conocía, iban a mi casa, o sea, todo eso yo lo vi; todos ellos me conocen. Juan Iván les prohibió dirigirme la palabra, y y por supuesto desaparecí de la faz de la tierra, me escondí, me escondí, tuve que sacar a mis hijos del país. Y cuando encontraron a mis hijos fuera del país y me dijeron que iban a entregarme su cuerpo en bolsitas de Ziploc y su cabeza en una jaula, decidí denunciar.

Entonces, es cuando yo le comento a Jorge Esqueda y a un primo mío esta situación, les dije voy a denunciar. “Qué bueno que lo denuncies, para que tengas una orden de restricción por violencia familiar”.

Aristegui: ¿Qué hacía Jorge Esqueda Cano en esta historia, a qué se dedicaba contigo y con tu exmarido?

Vázquez: Aquí traigo los documentos que lo prueban, trabajaba en el despacho de Juan Iván. El mío es Vazala, el de Juan es Integrare, aquí traigo las constancias y todo, Jorge Esqueda es ingeniero y asesoraban las construcciones de casinos que se llaman como lo que llamamos un contrato de “llave en mano”. Eso no es ilegal, lo ilegal son los permisos. Jorge Esqueda Cano supervisaba esas obras. El siguió… Yo me fui…

Aristegui: ¿Cuántos casinos tiene tu ex marido?

Vázquez: Juan Iván de su propiedad, tres y cobra (inaudible) lo que se llama la mensualidad con este permiso de otros 19, que suman 22; y ahora tienen la posibilidad de legalizar hasta llegar a 94, con el permiso que les acaban de dar.

Aristegui: ¿Tu despacho y tú misma, no tienen ningún casino ni representación legal de algún casino?

Vázquez: No.

Aristegui: ¿Lo tuviste con lo de Jaguares?

Vázquez: Lo tuve con lo de jaguares en 2008.

Aristegui: Es lo que dice Gil Zuarth. Te dice casinera, que dice casinera porque dice que en un desplegado tú declaraste alguna circunstancia relacionada con una relación de tu despacho con una empresa de entretenimiento de (inaudible).

Vázquez: Ahorita te digo lo del desplegado, que el senador tampoco leyó bien.

Aristegui: Pero bueno, terminemos el caso. Jorge Esqueda Cano, que es este hombre que declara lo que ya nos narraste, y que después declara…

Vázquez: Sí, pero mira cuando él va y declara “la vi muy asustada y tal, tal”. Cuando consignan a Juan Iván y luego lo detienen, para dictarle el auto de formal prisión, el juez de la causa toma en cuenta varios elementos que obran ahí y dije respecto de los testimonios de mi primo y de Jorge Esqueda que no serán tomados en cuenta por ser testigos “de oídas”, desde que declaran a mi favor, ¿eh? Por ser testigos “de oídas” no serán tomados en cuenta. Es decir, el testimonio a favor o en contra no vale nada. No lo tomó en cuenta el juez.

Aristegui: Bueno, eso está ahí dicho respecto al valor de ese testimonio, que por lo que dices, no sirvió.

Vázquez: Así es.

Aristegui: Pero, aquí llegamos al punto de que esa misma persona que dijo lo que dijo y que el juez desestimó por lo que acaba de mencionar, esa misma persona después, ante un juez, en la misma causa penal dice cosas muy graves de ti, dice que les consta que tú diste cheques y que tú contrataste gente para mandar matar a tu marido y un conjunto de cosas que aquí están leídas textualmente en efecto, por el senador de la República, Gil Zuarth.

Yo te digo, ¿qué respondes frente a esos dichos ya no del senador sino de Jorge Esqueda Cano porque aquí está señalando que tú estuviste vinculada con alguien del crimen organizado para llevar a cabo una acción que eliminara a tu marido?

Vázquez: Cuando yo decido denunciar me instalo ya en la Ciudad de México, dejó de huir, aunque después así me fue verdad, pero me instalo en una casa que me renta una amiga. Y la casa estaba muy deteriorada, era una casa que tenía mucho tiempo sola y costó como tres meses de reparaciones que empezar a arreglar esta casa; para tal efecto, el ingeniero Esqueda me ayudaba en eso.

Entonces, esos primeros momentos en la casa de Brisa, que sale a colación aquí, el ingeniero Esqueda prácticamente vivía ahí porque se la pasaban arreglando la casa él y varios albañiles.

Ahí le tocó ver a él muchas cosas de las que me pasaron. Tan así, que el día -lo que el senador no sabe- aquí traigo una denuncia donde Jorge Esqueda Cano desde el 30 de agosto pone una denuncia contra Juan Iván Peña Néder.

Aristegui: ¿30 agosto de qué año?

Vázquez: De 2011. O sea, Juan Iván todavía no estaba detenido, ni nada, ni esta denuncia tiene que ver con la violación ni con nada de eso. Él solito, aquí traigo la denuncia, del 30 de agosto, Jorge Esqueda presenta una denuncia contra Juan Iván Peña Néder, contra Flores Adame, contra Zeferino Pérez y contra el pistolero de Flores Adame, que se llama José Antonio Legasqui, nos persiguen terriblemente.

En la casa de Brisa pasaron muchas cosas. De hecho, hay constancia de la Policía del Distrito Federal, yo pedía ayuda a cada rato, nada más que son 10 mil programas. En uno de esos ataques se van contra Esqueda, le dicen que le van a violar a sus hijas en Chihuahua, todo el día le hablaban para decirle que ya habían mandado “un violín” -así le decían- a Chihuahua. Le habló Juan Iván, estuvimos muchas gentes presentes en esa llamada, Esqueda estaba fuera de sí, donde le decía “gente como tú me desayuno todas las mañanas” “¿de qué tamaño crees que es el pleito?”.

Una amiga mía que estaba y me decía “me pongo chinita, ¿cómo puede ser este hombre así?”, le dije “así es”. Amenazó a Esqueda con todo y le dijo que ya iba la SIEDO por él porque le iban a sembrar armas y drogas. Esqueda estaba aterrado y denunció a Juan Iván, en esa averiguación previa 2011, agosto.

Juan Iván entra al penal el 8 de septiembre de 2011, y Esqueda estaba terminando de arreglar la casa de Brisa. Para ir a Home Depot y a todas partes, usaba un carrito de mi propiedad, un carrito compacto Ibiza, que por cierto era el único carrito que yo tenía, era mío y lo usaba más bien para que fuera mi hijo a la escuela, pero bueno… se lo prestábamos a Esqueda y en las cuentas… lo que pasa es que quieren desviar la atención pero en las cuentas de la construcción de Brisa empezaron a haber cositas raras, domésticas, ni siquiera del otro mundo.

Entonces yo le digo al ingeniero, él tenía un maestro de obras que él quería mucho y todavía, le di el beneficio de la duda y le dije “ingeniero, estas notas están alteradas. ¿No habrá sido Hugo?” Todavía le digo yo. Se puso como loco, me dijo que con él no me metiera, me empezó a gritonear, me empezó a decir que él me tenía agarrada de no sé dónde que porque él se podía ir al bando enemigo, que él era también de Chihuahua, que con él no me metiera, traía las llaves del Seat que yo le prestaba y se lo llevó y se fue.

Luego me empezó… yo primero de dije va a regresar, no regresó. Entonces yo puse la denuncia, fui a la Delegación Álvaro Obregón a poner denuncias sobre lo del carro -yo pongo una denuncia diario, mi vida es un tormento- pongo una denuncia yo iba a decir del robo del carro, y me dice esta señora “usted le dio las llaves” le dije “sí, es cierto” dijo “no es robo, es abuso de confianza”. Dije, “sea lo que sea, por favor, tome nota de que yo no traigo ese carro porque éste va a hacer algo en Chihuahua, va a atropellar a alguien”… como por lo que ponemos las denuncias todos, cuando nos roban un carro o algo así, para que no se haga mal uso, y aquí traigo la denuncia. Yo puse la denuncia contra Jorge Esqueda por lo del carro, lo narro todo.

Aristegui: Aquí, para no entrar en más detalles de esta parte, aquí nada más entonces lo registramos, que hay una ruptura de esta naturaleza entre tú y Jorge Esqueda Cano.

Vázquez: Pero luego vienen cosas más graves, porque entonces, este cuate, Jorge Esqueda, tenía un amigo, su compadre, licenciado Guaderrama, de Chihuahua, Octavio Guaderrama, que yo conocía, y para una diligencia de la causa penal, yo le di un poder de pleitos y cobranzas a Guadarrama para que la desahogará en Chihuahua. Afortunadamente, en la causa penal puse, yo tenía otros abogados, pero que a Guadarrama lo autorizaba para esa diligencia de Chihuahua, nada más.

Entonces, ellos eran amigos y cuando Esqueda sabe que yo pongo la denuncia del coche me empieza amenazar y a decirme que ya se puso de acuerdo, que quiere dinero, que con él no me meta, que se va a ir al bando enemigo y que ya tomó cartas en el asunto de Guaderrama. Y me dice que me da como último día para darle dinero el 12 de febrero, aquí tengo las cartas que me mandaba, se las voy a enseñar al senador, esas no se las enseñaron al senador Gil Zuarth, que da como cosa juzgada…

Aristegui: A ver, a ver, Talía. ¿Alguien te dice eso por escrito? ¿De veras? Tú que eres abogada.

Vázquez: Se llama soberbia.

Aristegui: ¿Qué te dice por escrito?

Vázquez: Las amenazas de Juan Iván son por escrito desde su Blackberry, hay un informe de la Policía Científica de este tamaño, no son ni chismes Carmen. Hay un informe de la Policía Científica, que dice que, efectivamente, esos correos salieron del correo de Juan Iván, y toda la serie de fotos pornográficas que ha hecho de mi persona.

Siempre lo dije yo, pero era chisme de Talía, hasta que lo dice la Policía Científica. Y el mismo lenguaje de Juan Iván, que es de su Blackberry, y que obra en causa penal, y que está confeso, respecto de esas amenazas, igual.

Aristegui: O sea, ¿tú presumes que esas cartas las redactó tu exmarido y te las envió Esqueda Cano?

Vázquez: Claro.

Aristegui: ¿Eso es lo que estás diciendo?, ¿y qué te las manda por el sitio y que están aquí?

Vázquez: Sí, pero mira Carmen. Me manda las cartas, lo que pasa es que el lenguaje es sumamente vulgar, ahorita las lees tú, si quieres las lees al aire.

Con las cartas, déjate las cartas, que aquí están. Lo que hacen, y quiero que el senador sepa, respecto de su fuente, y que eso sí es muy delicado, es que efectivamente, como yo no le doy dinero el día 12, el día 14, que al día 13, cuando él me saca en la carta, el apellido de Guaderrama, corro a Morelia, y el día 13 de febrero revocó el poder para Guaderrama.

El 14 de febrero, mi asunto de violaciones atraído, por primera vez, porque ya vamos en la tercera, por la Suprema Corte.

Yo fui en la mañana, al Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Penal, en Michoacán, nada más hay uno, a ver mi expediente de la revisión del amparo. Es el Colegiado el que me informa, en el Tribunal Colegiado, que el caso acababa de ser atraído por el ministro Saldívar, cuestión que me dio mucho gusto.

Salgo encantada, muy contenta, dentro de mi tragedia, de que el caso se iba a la Suprema Corte, y me voy a ver una amiga a Guadalajara, de Morelia a Guadalajara. Voy en la carretera y me habla mi abogada, para decirme “señora Talía, se desistió Guaderrama de la revisión del amparo”, ¿qué? ¡No!, dije, ¡Esto no está pasando!

“La están citando a usted, aquí en mi despacho, me acaba de llegar un citatorio del Tribunal Colegiado”, senador Gil Zuarth, esto está documentado en amparos y en la Suprema Corte.

Entonces, yo me regreso de volada Morelia. El día 15, comparezco ante el Tribunal Colegiado, están las constancias, donde digo lo que está pasando, que Esqueda me amenaza, que Guaderrama es su compadre y que de ninguna manera, y exhibo mi revocación de poder.

Ese mismo día, corro, llegó a las tres de la tarde a la Suprema Corte de Justicia, y aquí, en Pino Suárez, presento la misma redacción que te estoy haciendo, no la estoy inventando ahorita para salir del paso con el senador. Eso fue en febrero, hace casi un año.

Entonces, inicié, porque doy todas las batallas, denuncié a César Guaderrama, aquí te traigo el número de la averiguación ante la PGR, porque hay un delito de los abogados que se venden; y dijo ahí, que Esqueda, todo esto que te estoy diciendo, está ahí; se consignó al juez y hay una orden de aprehensión. Esta es la fuente del senador.

Aristegui: Bueno, todo esto que dices, es importante, obviamente después de que Roberto Gil, lee este texto…

Vázquez: Y lo da como verdad jurídica…

Aristegui: … y en ese texto, se te acusa de este conjunto de cosas, que ya hemos aquí mencionado, y tú dices, que todo esto que dice Jorge Esqueda Cano de ti, que cita el senador de la República, para poner en duda tu credibilidad, está en el marco de cosas de un conflicto que derivó en todo esto que acabas de decir.

Éste es el punto relacionado con Jorge Esqueda Cano, que, efectivamente, formó parte de la declaración, en la averiguación previa de tu acusación por violación tumultuaria, en lo que acabas de narrar, y que luego dio estas otras declaraciones, habiendo ocurrido, dices tú, toda esta serie de cosas.

Vázquez: Así es.

Aristegui: Eso es lo que tú dejas a la mesa, respecto, tú dices “la fuente del senador”, para decir de ti que…

Vázquez: …”estoy en el crimen organizado”

Aristegui: … que tienes vínculos con el crimen y que además de todo, mandaste matar a tu marido.

Vázquez: Exactamente.

Aristegui: Déjame, antes de irme a la pausa, hay un fragmento de un audio, y déjame atender a nuestros radioescuchas, que son muy atentos y atentas, cosa que les agradezco.

Alguien nos dijo, que cuando ayer, tú y yo conversamos, en la parte final, que ya fue un poco trompicada, porque se nos acaba el tiempo; cuando tú estás hablando de que se te acusa de que mandaste mandar (sic), matar a tu marido, tal y cual cosa, alguien nos dice que tú, en esta declaración, soltaste algo así como “y no le atinaron”, como si lo hubieras hecho, y que quienes habrían mandado a matar a tu marido, no le atinaron al asunto.

Déjame, en atención a nuestro público, recupera ese fragmento, y cerramos esta parte de la historia, y volvemos con el tema de los casinos y con la declaración que tú haces, que es muy grave, en contra de Gil Zuarth, respecto a que había recibido dinero para promover la instalación de un casino en Querétaro, y entonces, lo que viene para efectos prácticos, es ¿y de dónde sacaste tú, esa declaración, tan grave para un senador, como es Gil Zuarth?

Déjame recuperar ese fragmentito, y nos vamos con este tema.

Insert de declaración de Talía Vázquez: “Ahora resulta, que una mujer que se ha tenido que enfrentar por violación, ahora resulta, que ya soy del crimen organizado, que ya soy una asesina, contrate gente para matar a mi exesposo, en un país, donde matar cuesta 10 pesos, resulta que pague millones y aparte no le atinaron”.

Aristegui: Bueno, a algunas personas les pareció que eso era, como una suerte de lapsus, que habrías tu dicho “y no le atinaron”…

Vázquez: No, lo que le estoy diciendo, creo que fue clara, que es absurdo, que en un país donde todo el día muere gente, y donde sale en las noticias, que pagaron 10 mil pesos, 5 mil pesos, es absurdo, que yo pagara al crimen organizado las cantidades que dicen, con cheque, ¡por favor, con cheque!

Y si cualquier persona, no yo, paga semejantes cantidades, a eso les digo “¡y no le atinaron!”, muy caros y muy tontos los asesinos ¿no?

Aristegui: ¿Ese era el sentido de tu declaración?

Vázquez: Ese era el sentido de mi declaración.

Aristegui: Déjame, Talía, ir a la pausa y regresamos. Regresamos al punto de origen, de porque Gil Zuarth pidió espacio para declamar, para replicar.

Tú afirmas, que sabes o te consta, que él recibió una cantidad de 800 mil dólares, por interceder a favor de la instalación de un casino, que finalmente el alcalde de Querétaro no permitió que ocurriera. Regresamos al punto.

CORTE COMERCIAL

Aristegui: Entramos, Talía, y bueno, desde luego no nos va a alcanzar el tiempo, porque tenemos otras cosas esta mañana, también importantes sobre el tema, pero déjame volver al punto.

Ya escuchamos toda esta narración que haces en tu respuesta al senador de la República, Rodolfo Gil Zuarth que afirmó lo que afirmó, y das la postura sobre el asunto.

Y tú dijiste al principio de la conversación algo así como: “bueno, el senador de la República ha dicho de mí, A, B, C, D, y yo le respondo así. Y yo sólo dije- si no me equivoco, así fue tu expresión- que él recibió dinero” -bueno, no es cualquier cosa-. “Yo sólo dije que el secretario particular del Presidente de la República recibió dinero”. Dime, Talía ¿con qué “pelos de la burra” puedes afirmar una cosa así?

Vázquez: Mira, nadie te firmó un recibo de un soborno, yo no tengo un recibo del senador, a diferencia del senador, yo lo vi.

Aristegui: ¿Pero qué viste?

Vázquez: Mira, el senador llegó acompañado de Juan Iván a la casa que ocupábamos, bueno, en el departamento que ocupábamos en Sierra Guadarrama.

Aristegui: ¿No hay registro alguno en…

Vázquez: Lo que el senado exhibe, porque lo sacó de la causa penal, es la prueba que se acaba de desahogar respecto del mes de marzo, Carmen. Lo que ahí, la causa penal no es contra el senador, el senador no es parte en la causa penal. La prueba que exhibe es de marzo, pues por eso no está. Habríamos de ver las de febrero, pero además…

Mira, Carmen, lo que pasa es que no le quiero dar la respuesta al senador antes de que el “modus operandi” de Juan Iván vayan a hacer el libro y hagan cosas.

Nada más te digo, que hay modos de entrar, y que yo sé lo que te estoy diciendo; y que también te digo que hay libros de registro en Gobernación, y que él ya no es subsecretario, y que habrá manera de demostrar cuántas veces lo visitó Juan Iván en la subsecretaría donde dice que nunca lo vio. Y también, a lo mejor, podemos demostrar cuántas veces se reunieron en el Four Seasons. Y que quizá, también podamos demostrar si recibió o no, apoyo de los “casineros” para su campaña del PAN, pero estoy esperando que lo emplacen.

Lo que pasa es que si yo ahorita te digo: “no, mira, Carmen, tal, tal, tal”, ahorita van y roban, ya los conozco, han alterado los libros de todo, y todo se lo he tirado.

Carmen, si yo me atrevo a hacer esta denuncia, es porque no me dejaron de otra, Carmen. Yo no puedo acabar con la corrupción en México, yo se lo dije a Irving Barrios, que te repito me atendió muy bien el subprocurador en su momento, aterrada.

“Subprocurador ayúdeme, hay mucha gente involucrada, me están persiguiendo, cada que yo piso la Procuraduría me amenazan, me dicen que no lo vuelva a hacer, y me hablan, y me dicen, y me van a matar a los hijos, y tal. Yo no tengo dinero para estar pagando guardias, no puedo” Me dijo: “Deme los nombres señora”. Le dije: “Consulte con quien tenga que consultar”.

Cuando le dije a Irving: “Está involucrado el senador Gil Zuarth”, se paró de su asiento, se fue para atrás y me dijo: “Señora, ¿qué?” Ya era coordinador de campaña de Josefina.

Aristegui: ¿Por qué nunca mencionaste el nombre Gil Zuarth en tu denuncia? Dice Gil Zuarth ayer, dice: “¿Por qué resulta que fue a Gobernación, fue a presentar evidencias y nunca mencionó mi nombre, sino hasta hoy?

Vázquez: Bueno, sí lo mencioné en la vía económica.

Aristegui: ¿Qué es eso?

Vázquez: O sea, en tarjetas, lo que se llama “tarjeta ciega”, fui y supliqué ayuda a Gobernación, mira, Carmen, fui hasta el Cisen, a decir que quién me ayudaba a conseguir una cita con Gil Zuarth. Que por favor, si quería ser senador, yo no tenía ningún problema, si quería coordinar la campaña de Josefina Vázquez Mota, pero que no ayudara al violador, por favor que ya no lo ayudara.

Porque a mi Juan Iván me traía de un ala con las fotos pornográficas. Y como te comenté cuando yo voy a que le quiten el Black Berry y todas estas cosas, me dicen que tengo una llamada de Gil Zuarth. Son de esas cosas que nadie va a ratificar, pero dice él: “Es la palabra de una pobre violada, contra un senador de la República”. Por eso no lo denuncié, porque era la palabra de una pobre violada, como yo, y como muchas mujeres de México, contra el secretario particular del Presidente, y luego contra el coordinador de campaña de Josefina.

Mira, Carmen, de verdad tonta no estoy, yo sabía a qué me enfrentaba, me amezaban mucho, yo no me quería pelear con los “casineros”, no quería.

Aristegui: Él dice, y déjame ir a la frase de Roberto Gil Zuarth: “Todo esto que está sucediendo, y yo incluido en esta historia, es un pleito entre casineros”- y entonces coloca- Incluso el tratamiento informativo tan amplio, etcétera, etcétera, como algo derivado de un conflicto entre casineros”

Vázquez: Pues te voy a decir, que si fuera entre casineros, a lo mejor me hubieran hecho caso antes, porque casineros, casi todos están en el PAN.

Entonces, no sé, a lo mejor me hubieran… mira Carmen, hay muchos problemas entre los casineros y no son facilitos, por eso yo no quería meterme en el tema de los casinos, yo me metí en el tema de los casinos porque poseo toda la información, porque la tenía ahí de primera mano, porque la archivaba, porque la guardaba, y cuando Juan Iván empieza me empieza a perseguir, después supe que los casineros estaban aterrados y le decían: “Ya déjala en paz”, “Juan Iván, va a hablar, ya déjala en paz”.

Tan así que el día en que Reforma publica el 6 y 7 de agosto, primera plana de Juan Iván, 6 y 7 de agosto de 2011, muy reciente quemado el Royale, Juan Iván me tenía en todas las redes sociales diciendo que yo había quemado el casino Royale y declaró en Reforma…

Aristegui: ¿Con el casinero Rojas?

Vázquez: Junto con Rojas.

Aristegui: ¿Y cuál es tu relación con el casinero Rojas?

Vázquez: Ninguna.

Aristegui: ¿No lo conoces, al zar de los casinos?

Vázquez: No lo conozco.

Aristegui: A uno de los…

Vázquez: Sí, porque además le dicen el zar pero hay otros más grandes. Yo estaba aterrada porque yo además no soy Rojas, Rojas por lo menos es casinero y tiene dinero, yo no.

Entonces, cuando salen a Reforma a decir que yo quemé el casino Royale con Rojas, dije “Me van a meter a la cárcel”, pues todo el día tenía a los pistoleros afuera y me decían que venían de la SIEDO y no sé qué; y le hablé histérica a Esponda y le dije: “Esponda, ¿qué traen contra mí?”.

Aristegui: La declaración… ah, tú hablaste con Esponda.

Vázquez: Claro, y he hablado varias veces, eh. Le dije: “Julio, qué traen contra mí, es que paren a ese loco, es que yo no quiero pelearme con ustedes, por favor cómo se atreve”, Talía, hace mucho que no lo veo.

Aristegui: Cuando Peña Néder dice lo que dice y lo publica Reforma, ¿está en ese momento en calidad de representante legal de casino Royale o qué cosa es Peña Néder?

Vázquez: Peña Néder nunca fue representante del casino Royale.

Aristegui: ¿O qué cosa era Peña Néder?

Vázquez: Asesor, o sea, él vendía permisos falsos y todo, pero no era representante de casino Royale ni mucho menos, pero te acuerdas que salió…

Aristegui: Pero declaraba en nombre de casino Royale.

Vázquez: Sin permiso de los de Royale. Incluso cuando Juan Iván sale a declarar esas cosas me buscaron los de Royale por radio desde el exilio, entonces tenían meses sin que yo los viera, yo estaba huyendo…

Aristegui: ¿Tú los conocías?

Vázquez: Claro que los conocía, pues si iban a la oficina.

Aristegui: A ver, ¿cuál es tu vínculo con ellos?

Vázquez: Fueron a mi boda.

Aristegui: ¿Pero como amigos o como abogados?

Vázquez: Como amigos, digo, amigos de mi esposo.

Aristegui: Bueno, te hablaron los del casino Royale a ti.

Vázquez: Hablaron los del casino Royale, asustados por la declaración de Juan Iván y sabiendo que yo tengo toda la información, dicen: “Talía, te queremos decir que nosotros no avalamos las declaraciones de Juan Iván”; les digo: “Pues desmiéntalo, él dice que es el asesor de ustedes y que a nombre de ustedes dice que yo quemé el casino”, imagínate Carmen, que yo quemé el casino, lo único que me faltaba, yo estaba esperando la orden de aprehensión.

Cundió tanto la alarma entre ellos, que uno de ellos, no del Royale, otro, Guillermo Santillán me lo entregó, Guillermo Santillán fue y me dijo: “Talía, yo me enteré que ya estaba en la orden de aprehensión contra…”

Aristegui: ¿Qué te entregó?

Vázquez: A Juan Iván.

Aristegui: ¿Cómo que te lo entregó?

Vázquez: Así Carmen, mira, yo estaba desesperada, según yo era el máximo de los secretos la averiguación porque ellos tienen infiltrado todo, sale Reforma 6 y 7 de septiembre, a cada rato iban a amenazar a mi casa, viví capítulos diarios de terror, y en el momento, ya para el 6 septiembre que dice tonterías, el 7 saca una peor porque entonces en el 7 narra cómo le robaban las empresas a Rojas pero dice que Rojas se las robaba a ellos pero narra cómo.

Imagínate a Santillán que había operado esa tranza, imaginándose a Rojas en Monterrey leyendo aquello, entonces Santillán me habla a las 6:00 de la mañana y me dice: “Talía, desapareció…” me dijo muchas cosas terribles, pero en esa ocasión me habla y me dice: “Ya leíste Reforma”; “Son las 6:00 de la mañana”; “Léelo, está loco, te creo” porque yo se lo dije muchas veces en esa frase y luego: “Córrale porque este está loco”.

Entonces, Santillán me dice: “Te suplico que me escuches… te suplico, Talía, que me escuches”; le dije: “A ver, venga”, entonces fue a mi casa y ahí me dijo: “Sé que tienes una orden de aprehensión contra Juan Iván”, y dije, no puede ser, ¿cómo saben? porque era secreto, dije se va ir: “No, no es cierto”, porque además yo estaba tratando de monitorear si salía la orden de aprehensión pero no salía la orden de aprehensión y entonces: “Sí, tienes una orden de aprehensión”; “¿Cuándo?” “Anoche salió”.

Entonces me quedé así, y le dije: “¿Lo sabe Juan Iván?” y me dice: “Yo soy el encargado de decírselo”; y le dije: “¿Usted cómo sabe?”; dijo: “Desde el día que pusiste la denuncia, tu denunciaste el 2 de agosto y nos reunimos el 4 agosto en el “Four Seasons” Julio Esponda, Josué Chávez, un abogado de Michoacán, Juan Iván, Raúl Flores y yo, y leímos tu denuncia”.

No lo podía yo creer, se suponía que estaba en el más extremo de los secretos de Michoacán, me dio una desesperación, un sentimiento, y una cosa, y le dije: “¿Qué dijo cuando vio la denuncia?” porque Carmen, cuando yo hago la denuncia vieras qué feo se ve escrito lo que pasó y yo decía…

Aristegui: Te refieres en este caso a la violación.

Vázquez: A la violación. Y decía, yo en mis pensamientos y mi tormento decía, cuando Juan Iván lea esto por supuesto lo van a negar, pero va a decir: “Sí es cierto”, en su juego interno va a decir “Sí es sí es cierto”, y yo tenía el chance que dije: “Qué terrible”, y entonces cuando Santillán me dice que la leyeron todos en el “Four Seasons” y que la tenían desde… yo no lo podía creer, entonces le dije: “¿Y si es cierto que lo sabían porque Juan Iván no se fue?”; “Porque dijo que tú nunca lo ibas a poder tocar”, porque tiene una gran soberbia Juan Iván.

Me dio mucho sentimiento y me dijo: “Hagamos un trato -que estoy rompiendo por supuesto y tengo mis razones-: yo te ayudo a detenerlo…”; yo mientras le chateaba a mi hermana Selene, que ya está la orden de aprehensión: “Averíguame, en Michoacán si está lo de la orden de aprehensión, qué pasa, aquí me dicen que ya sabe lo de la orden de aprehensión”: “¡¿Cómo sabe?! -me decía mi hermana-, se te va ir”; “Averigua”.

Entonces ahí van los abogados a ver y todo, y sí, estaba la orden de aprehensión y me dijo Santillán: “Yo te la entrego en menos de 24 horas, pero nunca me menciones”.

Aristegui: Y estás rompiendo ese pacto.

Vázquez: Sí, lo estoy rompiendo porque además le dije: “Licenciado Santillán, mi único enemigo en el mundo es Juan Iván Peña Néder y los violadores”.

Aristegui: Para el que haya perdido el hilo, porque suele ocurrir con tantos nombres, ¿quién es Santillán entonces?

Vázquez: Santillán es uno de los dueños, ahora flamante dueño Producciones Móviles, fue titular de la Unidad de Enlace Federal de Gobernación, muy amigo de Juan Iván.

Aristegui: En este caso ya ex amigo.

Vázquez: Pues fíjate que yo creo que no porque en ese momento presiona a su amigo, bendito Dios, y es por eso que yo puedo aprehender a Juan Iván que iba saliendo de donde vivía, en Santa Fe, se acababa de cambiar a un departamento que era de Julio Esponda, de ahí lo aprendimos.

Aristegui: Déjame regresar después de la pausa.

Son las 9 con 23 estamos en la parte final y, bueno, desde luego que es una historia muy larga, con muchas derivaciones, Talía, y nosotros tenemos algunos cortes que cumplir, así, en términos de nuestra programación.

Déjame regresar contigo en un momento más, estamos en la parte final de la conversación a reserva de que seguiremos de cerca y, bueno, estamos también a espera de una postura, suponemos, que podría tener el propio abogado Julio Esponda, que es un penalista, como sabemos, muy importante en México, que eventualmente pues tendría que asumir una posición.

Hemos buscado que esto pueda ocurrir y que tenga él una posición pública sobre una serie de señalamientos tan graves que se han hecho sobre Gil Zuarth, sobre el abogado y sobre toda esta circunstancia que se ha presentado, Talía, bueno pues, como una trama que involucra casinos, permisos, amenazas, denuncias y el conjunto de cosas que hemos estado escuchando en estos días. Volvemos contigo en la parte final.

CORTE COMERCIAL

Aristegui: Talía, entramos en la parte final de la conversación. Haz mencionado varios nombres, haz mencionado el nombre de una mujer que es conocida en México, entre otras cosas por su presencia como dirigente del Sindicato de Sobrecargos, con el conflicto de Mexicana, Lizette Clavel, bueno, pues formó parte digamos de la escena pública muy ampliamente, con este conflicto de Mexicana. Tú has puesto ahí un énfasis o una parte de tu énfasis en este nombre, porque ella es la senadora suplente de la senadora “Cocoa” Calderón, la hermana del Presidente de la República.

Ciertamente ella ha visitado en diferentes ocasiones a Peña Néder en el penal de matamoros, eso está constatado; sin embargo, ella ha dado declaraciones respecto a las razones por las cuales ella ha visitado a tu ex marido. Y tú la colocas a ella como una suerte de pieza, que forma parte de este entramado donde tú estás señalando una suerte de mafia relacionada con los casinos y el panismo, digamos, una parte del panismo y de los funcionarios del gobierno de Felipe Calderón. Sobre ese tema, ¿qué dices?

Vázquez: Mira Carmen, yo he dicho de Lizette Clavel, que visita a Juan Iván en el penal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas, que aquí está la prueba, el oficio de Seguridad Pública, que ha publicado en Índigo, y si esto no es cierto pues que me demande. También digo, que es senadora suplente de la “Cocoa” Calderón, si eso no es cierto, que me demande.

Ella sale ayer con López Dóriga diciendo que ella fue al juicio a declarar como testigo de descargo, pero no porque tenga una relación con Juan Iván, sino porque la citó un juez. Sí, bueno, pero la citó un juez porque Juan Iván la ofreció como testigo.

Entra la declaración de Juan Iván y la de Lizette Clavel, porque Lizette va a fabricar la segunda cuartada. La primera que les cae terrible, pero es un tema largo, también la ayuda a fabricar Lizette pero se les cayó terriblemente, entonces cambian la versión. Entonces entre la declaración de Juan Iván y la de Lizette cuando va ya como testigo, ya dicen puras contradicciones.

Pero entre las cosas que dice y que ratificó ayer con López Dóriga es que ya contrató al despacho, por cierto dice que los contrató a los dos, como a sectores para su fuerza sindical y la reelección. Cuando tu contratas a alguien le tienes qué pagar, pero aquí el contratado, que era Juan Iván, le paga al equipo de Lizette Clavel, aquí está el recibo, a la secretaria particular de Lizette, que todo mundo conoce, que se llama Bianca Aros Gutiérrez; a Edgar Luis Nava Gómez, que fue su chofer desde ASSA, muchos sobre cargos que me estén oyendo sabrán quién es Edgar Luis Nava Gómez, que es el chofer de Lizette Clavel, y Luis Miguel Campos, que también declaró en la causa penal y que es el secretario particular de Lizette Clavel.

Aquí hay unos recibos con su firma que dicen: Peña Néder y Asociados, a 31 de agosto del 2011, y les paga por concepto de anticipo a cuenta de remanente distribuible que pudiera corresponderles, o sea, son sus empleados, la gente de Lizette Clavel.

Ella contrata a Juan Iván y Juan Iván le paga por contratar, ese es uno; dos, yo no sabía…

Aristegui: Ella dice en Reporte Índigo hoy que escribe un libro para Peña Néder, que está visitando y que ha visitado al exfuncionario de Gobernación pues porque le quiere ayudar y porque está en esa tarea, lo deriva de esa circunstancia…

Vázquez: No, este es de agosto del 2011, es el de agosto del 2011. Juan Iván no estaba preso, cuando les pagaba.

Aristegui: No se sabe por qué les pagaba.

Vázquez: Eran sus empleados, trabajaban en Integral, en Peña Néder y Asociados, aquí están los recibos. Mira Carmen, Lizette ayer nos informó a todos, lo habla con López-Dóriga, yo no lo sabía, ella nos informó, que ella fue porque la citó el juez, ella no sabe por qué, yo sí sé, la ofreció como testigo Juan Iván, y fue con otros seis sobrecargos, algunos de los que están aquí con los recibos de pago, y además dice que la mamá de Juan Iván la buscó porque estaba muy triste y no podían hablar en medios.

Y entonces Lizette, ella dice que diseña una vocería para Juan Iván y que ella lo coordina, ella lo dice. Que estaban en eso de la coordinación de la vocería y ya implementándola, cuando se llevan a Juan Iván a un penal de máxima seguridad, y dice: “No sabíamos dónde estaba, se lo llevaron y no dijeron a dónde, nunca supimos a qué penal. Entonces como yo sé de aviones, yo me fui a buscarlo, otra personas también, lo buscamos por todo el país, y yo lo encontré en Matamoros”.

Te hago unas precisiones: A Juan Iván lo trasladaron el 28 de marzo del 2012, a las 9:00 de la mañana de ese día ya habían dado una rueda de prensa la vocería, que ahora sé que coordinaba Lizette Clavel, porque los defensores de Juan Iván dieron una rueda de prensa a las 9:00 de la mañana de ese día 28 diciendo cosa y media, y estaba la mamá de Juan Iván, en esta vocería que coordinaba Lizette Clavel, según ella dice.

Cuando se llevan a Juan Iván, todos nos enteramos que se la habían llevado porque esa vocería, el abogado dice y declara que se acaban de llevar a Juan Iván a Matamoros, Tamaulipas. O sea que la vocería sí sabía a dónde, aquí están las notas de ese día, donde los defensores, que coordinaba Lizette Clavel en la vocería, declaran, aquí están las notas periodísticas, búsquenlas del 28, “Trasladan Peña Néder” y vas a ver, todos sabían a dónde.

Y mientras ella lo andaba buscando en un avión por todo el país, la mamá de Juan Iván interpuso un amparo contra una orden precisa, con número y toda la cosa, por el traslado de Juan Iván, y Lizette buscándolo por todo el país, fíjate. No le avisaron a la coordinadora de la vocería que ya lo habían encontrado desde el minuto uno, porque además van y declaran que llegaron los policías federales y que se lo llevaron y que les dijeron que por la orden tal, lo iban a llevar a Matamoros, Tamaulipas por su seguridad.

Aristegui: A ver, déjame detener, para ir cerrando esta parte, Talía Vázquez Alatorre. Y entonces en tu narración ¿qué papel juega Lizette Clavel en esta historia?

Vázquez: Bueno, yo he sufrido muchos ataques de parte de Juan Iván, aún estando en Matamoros, Tamaulipas. Conozco su lenguaje, conozco todo, siguen subiendo fotos, haciendo cosa y media, acaban de sacar un video que circuló por todos lados donde me llaman “la reina del Bajío”, y sacan fotos de mis campañas políticas cuando fui candidata diputada de tal y tal, fotos que sólo puede tener Juan Iván. ¿Como las obtienen?

Entonces, bueno, yo no digo que sea Lizette, nada más que es la que más lo visita, y todas las visitas de Lizette coinciden con los ataques que yo recibo. Yo no sabía por qué iba Lizette tanto, ni tenía esa información, hasta que ellos la pusieron en la causa penal. Y lo que Lizette dice es que ella fue y lo encontró en el penal, es falso, porque el primero que llegó al penal de máxima seguridad, fue el abogado Fletes el 2 de abril, cuatro días después del traslado.

Lizette aparece en el penal dos meses después, el 28 de mayo. Y de mayo a octubre, que es el periodo que abarca este oficio, fue 13 veces. A López-Dóriga le dijo que iba porque le está haciendo entrega de un cuento que está escribiendo Juan Iván. Fue insistente López-Dóriga, le dijo “¿Un cuento, qué interesante? ¿Tiene que ver con esta historia?” “No, es un cuento de terror, es de otra cosa”. A Índigo le dijo que está escribiendo la vida de Juan Iván, pero además a Índigo le dijo que ella está ayudando a Juan Iván porque ella es muy sensible a las luchas sociales, y ahora ya no es líder sindical sino defensora de derechos humanos, porque es sensible estos temas. ¿A cuántos presos defenderá, en la defensa de los derechos humanos? ¿O nada más a éste, porque es casinero?

Aristegui: Talía Vázquez Alatorre, se acabó la conversación en este momento, seguiremos en comunicación para darle seguimiento a esta historia. Hablaremos con Lizette Clavel, hemos acomodado también un encuentro con ella para escuchar lo que ella tenga qué decir al respecto de todos estos señalamientos. Pero aquí el tema también que se destaca es que Lizette Clavel es la suplente de la senadora “Cocoa” Calderón, que es la hermana de Felipe Calderón.

Y tú dices que ese hecho político, es hecho vincula el tema del círculo cercano a Calderón.

Vázquez: Por lo menos creó que amerita investigación. Yo eso lo sé desde hace mucho, pero no tenía las pruebas. Ahora van apareciendo, van llegando estos oficios y todo, de manera tal que ya no es mi dicho, son muchos documentos, y entonces que alguien nos diga por qué Lizette Clavel, suplente de la “Cocoa” Calderón, visita con tanta frecuencia al beneficiario del último acto de gobierno de Felipe Calderón.

Cuando yo te dije en la primera vez que me entrevistaste que decía la “Cocoa” Calderón que no conocía a Lizette, hasta te sorprendió. Me dijiste, “¿eso te dijeron?” También lo declara Lizette, que no conoce a la “Cocoa”. Dice que es suplente de la “Cocoa” porque nadie la invitó al PAN, sino que ella llegó a la PAN solita, tocó la puerta, les dijo que ella era Lizette Clavel y la pusieron de suplente de la hermana del Presidente, eso declara hoy en Índigo.

Los panistas, que saben lo que es ser suplente de un senador, dirán si esta señora miente o no. Yo por lo menos, yo lo que afirmo y que me demanden por ello, es que es suplente de “Cocoa” Calderón y que va al penal de máxima seguridad. Si eso no es cierto, que además ella dice que sí, es lo que yo digo.

Aristegui: Esas dos cosas son constatables.

Vázquez: Son contastables.

Aristegui: Y esos dos hechos, el que sea senadora y que haya ido de esta manera al penal.

Vázquez: Claro. Son hechos, al menos hay que investigar.

Aristegui: Pues ahí está toda esta trama, como decíamos, Talía Vázquez Alatorre, nos despedimos. ¿Con qué cierras esta larga conversación?

Vázquez: Yo cierro esta conversación pidiéndole al senador Gil Zuarth que me respete como víctima del delito. Se sentó con Ley de Víctimas, que no me revictimice leyendo cosas de una causa penal tan grave, habemos muchas mujeres en mi caso, que no se meta en el tema de violación, que se ve muy mal un senador de la República como él defendiendo a un violador como lo hizo ayer, muy lamentable. Y que voy a exigir que me explique por qué tienen los documentos de la causa penal. Y concluyó diciendo que se los dio Juan Iván Peña Néder, porque yo no creo que se los haya dado ni el juez, ni el Ministerio Público.

Aristegui: El podrá decir que no demostraste los dichos de que él recibió 800 mil…

Vázquez: No, si apenas me van a emplazar, ya lo demostraré. No, no, no. Aquí no es juzgado, yo me defenderé en juicio, me la paso en juicios, Juan Iván me entrenó muy bien, tengo dos años en esto. Y senador, también le quiero decir al senador Gil Zuarth: No soy una mujer que viva en los escándalos. Yo he tenido una vida impecable hasta que me topé con Peña Néder, y parece que usted también.

Aristegui: Nos vamos, estaremos siguiendo de cerca todo esto. Gracias por tu visita esta mañana. Estamos a la espera de escuchar a Lizette Clavel que, en efecto, como se ha podido constatar, es la senadora suplente de la “Cocoa” Calderón y tiene un vínculo del que hablaremos con Peña Nader, que se encuentra en la cárcel de Matamoros y que está relacionada no sólo con la causa penal que abrió su exesposa, que ya hemos hablado de ella, sino desde luego con el tema de los casinos, y ya lo muy ampliamente expuesto.

8:23

Para escuchar este audio siga el link, cortesía de CIAM y GA Comunicación

Segunda parte

Tercera parte

 

Carmen Aristegui: Doy la bienvenida y saludo a Lizette Clavel que, bueno, la conocemos públicamente por lo que ha sido su trabajo como representante sindical de las sobrecargos de Mexicana en todo este conflicto tan grave de la aerolínea.

Y bueno, ahora en condición distinta, porque está como senadora suplente de la hermana del expresidente Felipe Calderón, “la Cocoa” Calderón, y con un vínculo -del cual te pedimos nos hables- con Juan Iván Peña Néder, exesposo de Talía Vázquez, pero más que eso es funcionario de la Secretaría de Gobernación, que al salir de Gobernación, junto con otros funcionarios, exfuncionarios ya de Gobernación, tramitaron permisos de casinos y se convirtieron ellos mismos en casineros.

Y que al final del sexenio de Calderón recibieron algún tipo de beneficio, a pesar de que hay causas penales en su contra, de otro tipo, como las de violación tumultuaria y de las denuncias relacionadas con su actuación de casinero.

Entonces, Iván Peña Néder está en ese circuito de cosas como beneficiario de fin de sexenio de esos asuntos de permisos para casinos, pero también a su vez en esta cárcel de Matamoros por otra causa penal.

Y sales a colación en este momento, Lizette, buenos días, bienvenida; porque eres senadora suplente de “la Cocoa” Calderón y porque tienes un vínculo con este personaje.

Primero, ¿por qué eres senadora suplente de Luisa María Calderón?

Clavel: Mira, en primera instancia, Carmen, muchas gracias por el espacio. Segunda, decirte que estoy abierta absolutamente a todas las preguntas que me quieran hacer, no tengo inconveniente en ninguna, y doy respuesta a la primera.

Por qué soy suplente, me parece que eso es perfectamente explicable a partir de la trayectoria que traigo de lucha social, una trayectoria en la que además múltiples ocasiones manifesté mi interés político, de participar en la política.

Aristegui: ¿Quién te invita?

Clavel: Incluso… me invitaron varios partidos.

Aristegui: No, no, no. ¿En el PAN?

Clavel: En el PAN nadie me invita, yo hago una carta diciéndole al Comité Ejecutivo Nacional que derivado de mis inquietudes estoy en condiciones de poder estar, y en interés, de participar en alguna candidatura.

Aristegui: ¿Así nomás?

Clavel: Así lo presento…

Aristegui: Y te dicen: sí, cómo no, suplente de “la Cocoa”.

Clavel: No, tampoco fue así tan sencillo, Carmen. Por qué, porque yo estaba en los llamados que tenía de otros partidos, que no me gustaron estos llamados porque me condicionaban algunas cosas, y por eso es que yo, habiendo manifestado públicamente que tenía interés de participar en la política, empiezo a tratar de averiguar qué sucedió con mi carta.

Y la verdad es que en las primeras designaciones que se hacen conforme a la normatividad del Partido Acción Nacional, y conforme al IFE, ni siquiera tengo alguna posibilidad, en las primeras listas que se presentan no existe posibilidad alguna.

Es mucho después cuando se da una segunda vuelta, hay una especie de amonestaciones que se hace por parte del IFE a los diferentes partidos por no haber cumplido con las cuotas de género, que se pide se rearmen las listas, y entonces soy notificadas de que estoy asignada en la fórmula…

Aristegui: ¿Quién te notificó Lizette?

Clavel: Me notifica la Secretaría de Acción Femenil del PAN.

Aristegui: ¿Y conoces a “Cocoa” Calderón?

Clavel: La conocía como candidata, como personaje público.

Aristegui: Tu relación con, a ver, es que es un poco incomprensible para muchos decir que la suplente de la senadora no la conoce, y la senadora al parecer tampoco te conoce.

Clavel: No, mira, la conocía como personaje público, así la conocía, y sin embargo cuando yo recibo esa designación coincidimos en un evento interno, en un curso de capacitación dentro de Acción Nacional, y yo soy la que llega y se presenta, y le dice: Luisa María, yo soy Lizette Clavel, y soy tu suplente.

Aristegui: ¿Y qué te dice?

Clavel: Ah, mucho gusto, supe que habías quedado, felicidades, y nos metimos rápido al curso que se tenía que dar para las chicas, las jóvenes. Y ya, no hemos tenido mayor conversación.

A raíz de este problema, de esta situación yo he buscado tanto a la senadora Luisa María Calderón como al senador Roberto Gil para decirles qué parte estamos jugando en estos nombramientos que se están haciendo.

Aristegui: ¿Y qué te dice “la Cocoa”?

Clavel: Ella lo que quedamos de vernos es próximamente y platicar el tema.

Aristegui: ¿No han hablado?

Clavel: No.

Aristegui: O sea, tu relación con ella es así, sólo ese encuentro, no han tenido contacto alguno.

Clavel: Así es.

Aristegui: Pero bueno, el punto aquí es el siguiente, y por eso es tan relevante subrayar lo de la senadora suplente, porque quien está denunciando todo este asunto, Talía Vázquez, está diciendo: llama la atención que Lizette Clavel, senadora suplente de Luisa María Calderón, a su vez tiene un vínculo, que tú nos dirás de qué tipo, con Peña Néder, que está en la cárcel de Matamoros, que es el exfuncionario de Gobernación a quien ella acusa de formar parte de una trama de complicidad y corrupción para promover casinos y para desarrollar un concurso de cosas irregulares o ilegales entre los casinos, habiendo convertido su existencia de exfuncionario de Gobernación a casinero, junto con otros.

Y apareces tú en escena, y entonces el vínculo tuyo, del tipo que tú nos vas a decir, con este personaje, yendo tú a la cárcel varias veces, como efectivamente se puede saber, porque está el registro de tu presencia en la cárcel de Matamoros muchas veces.

Y suplente de alguien tan cercano al circuito de Calderón, como todos los mencionados, en este caso su propia madre, por eso tu nombre aparece con tal relevancia. ¿Por qué tienes esa relación con el exfuncionario y casinero preso en Matamoros?

Clavel: Yo creo, primero Carmen, que no llama la atención, sino que lo hacen llamar la atención a partir de la construcción de una historia. No llama la atención. Es algo que me parece que puede, en el círculo, el mundo político es tan grande y tan pequeño en donde muchas cosas y muchas personas coinciden.

Me parece que es como si yo en este momento construyera una denominación de llamar la atención a partir de aquellas candidaturas en las que lazos de sangre están de por medio, es empezar a crear algunas percepciones.

Me parece que eso debe ser.

Mi relación con esa persona, con el licenciado Juan Iván Peña Néder, nace de mi gestión sindical; en la gestión sindical, como ya lo reporté ayer con Joaquín López-Dóriga, contrato a un despacho, que es presentado por mí como ellos dos, como pareja incluso encabezándolo, y los contrato para una suerte de asesoría que iban a estar brindando porque estábamos pensando entrar a un tema electoral.

Aristegui: Tu reelección. La búsqueda de tu reelección.

Clavel: Sí, así es.

Aristegui: Tú los contratas a los dos, dices, para que te den asesoría

Clavel: Bueno, contrato al despacho, no solamente a ellos dos, había varias personas que también había nos pasaban capacitación.

Aristegui: ¿Por qué te topaste con ellos?

Clavel: ¿Por qué, perdón?

Aristegui: ¿Por qué te topaste con ellos?, ¿por qué ellos?

Clavel: Recordarás que la situación financiera que estaba cruzando mi sindicato a partir de la condición de Mexicana era bastante precaria, teníamos ya el concurso mercantil de Mexicana, en el concurso mercantil de Click, que se dio posterior, ya los mismos abogados no querían trabajar por la misma iguala, no encontrábamos abogados, constantemente, y hay fe de ello en las actas de juntas de comité de mi sindicato, se pedía que algún abogado se hiciera cargo y no había abogado que quisiera trabajar.

Aristegui: Bueno, ese es el punto de arranque. Tú no conocías a Peña Néder…

Clavel: No.

Aristegui: Ahí lo conociste.

Clavel: Este despacho viene recomendado por una representante sindical, porque su hijo trabajaba también con ellos.

Aristegui: Ese es el punto de origen de tu relación con estas dos personas, y en particular con Peña Néder.

Clavel: Así es.

Aristegui: Eso ya pasó hace mucho tiempo.

Clavel: Así es.

Aristegui: ¿Te reelegiste?

Clavel: No. No fue tan eficiente la asesoría.

Aristegui: No te reelegiste y tan, tan. ¿Y ahora qué? Si ya pasó tanto tiempo, ¿cuál es tu vínculo mantenido con él?

Clavel: Yo no me reelijo, yo ya no tengo una nueva gestión, yo concluyo mi gestión, incluso concluyo mi relación laboral como sobrecargo, la concluyo, y de repente empieza a haber una serie de ataques cibernéticos que denuncié en su momento, había anónimos, que es lo que también mencioné ayer, yo agradezco enormemente esas menciones que se hacen porque ahora tiene rostro, nombre y apellido la probable autoría intelectual de estos ataques.

Aristegui: No te entiendo.

Clavel: Sí. Yo habiendo ya dejado mi gestión, habiendo ya dejado incluso de ser sobrecargo, empieza a circular en medios y en diferente blogs que yo mantengo una relación de amantazgo con el licenciado Juan Iván Peña Néder.

Aristegui: ¿Y así ocurrió?

Clavel: ¿Qué?

Aristegui: Bueno, a mí no me importa tu vida personal, desde luego no es el tema. ¿Estableciste un vínculo personal con él de eso?

Clavel: No.

Aristegui: No. Pero empieza una campaña en tu contra en ese sentido.

Clavel: Ni después ni antes.

Aristegui: Pero la campaña dice eso.

Clavel: Así es. Pero además dice que estoy acusada del secuestro de su hijo, además dice que guardo documentación, o sea, toda una serie de afirmaciones que lo que provocan es un encono de mi gremio y empiezan a haber incluso agresiones verbales en las redes.

Yo denuncio eso en su momento. He dejado copia de esa denuncia.

Aristegui: ¿Tú estás diciendo, o afirmando, que Talía hizo eso? ¿Eso es lo que te estoy entendiendo?

Clavel: Lo que estoy diciendo es que coinciden las versiones de aquello que en ese momento eran anónimos y ahora la persona que se atreve a afirmarlo es ella.

Tú lo dijiste hace un momento, ella empezó diciendo en sus versiones iniciales que yo era la novia; hace rato, ya cuando dice que me demanden por eso, nada más dijo: “es suplente y que lo va a ver”. Ya se limitó y ya no está eso.

Pero más aún, también da muestras de unos cheques y hace afirmaciones, o de unos recibos de pago.

Aristegui: Mira, estamos en la parte final, muestra para enfatizar el vínculo tuyo con Peña Néder un conjunto de recibos donde personas que están relacionadas contigo, dice ella, reciben dinero como si fueran empleados de Peña Néder, pero al servicio tuyo.

Clavel: ¿Ella cómo puede afirmar que son personas al servicio mío?, ¿sí?

Aristegui: ¿Tú no reconoces a ninguna de esas personas?

Clavel: Sí, claro, claro, sí, son compañeros…

Aristegui: Que cobran con Peña Néder…

Clavel: … eso yo no lo sé, eso yo no lo sé.

Aristegui: ¿Tú no reconoces estos recibos firmados por alguien del despacho de Peña Néder?

Clavel: Pero además te diría, son recibos en que coincidentemente en las fechas en que hago la denuncia están circulando también como parte de esos anónimos, ¿no?

Entonces, por eso te estoy diciendo, parte de esos anónimos, y estos recibos incluso forman parte de las pruebas que se presentaron para esta denuncia. Entonces yo agradezco infinitamente el que por fin alguien diga: yo soy la persona que posee estos documentos, ¿no? Eso a mí me sirve.

Mi relación con Juan Iván Peña Néder, lo dije ayer con López-Dóriga, él me ha estado y eso… a eso obedecen las visitas, en este momento, él me ha entregado los originales, el manuscrito, y la exclusiva de un libro que escribió.

Aristegui: ¿Me lo puedes mostrar? ¿Mantuviste una relación amistosa después de la asesoría en cuestión…?

Clavel: No lo leas porque es una exclusiva.

Aristegui: Déjame mostrarlo, son unas hojas amarillas. Esto es lo que escribe Peña Néder…

Clavel: … estando en prisión.

Aristegui: … estando en prisión. Bueno, lo voy a mostrar aquí. ¿Tienen editorial ya?

Clavel: ¿Eh?

Aristegui: ¿Ya tienen editorial?

Clavel: Es…

Aristegui: Bueno, es un montón de hojas, efectivamente, donde ¿él narra su historia? Bueno, narra… y tú le estás ayudando para que este libro se vaya a publicar.

Clavel: Así es.

Aristegui: Esa es tu relación con él.

Clavel: Así es. Y la otra, tú me conoces, y sabes, y además reconoces que lo que te voy a decir es algo que puede ser perfectamente legítimo.

Además en mis visitas a este penal, y lo que he visto respecto a las víctimas que son las personas, los familiares de los presos, que son terceros perjudicados en esta situación también, he vivido una serie de historias que he ido documentado y que también como luchadora social he estado también trabajando en ello.

Aristegui: A ver, dime una cosa, este borrador que tengo aquí de hojas amarillas, que dices escribió Peña Néder en la cárcel, es esta historia, o es una historia literaria, o nada más danos ese dato por lo menos, ¿qué valor en términos de esta historia lo que nos acabas de mostrar?

Clavel: Me parece que tiene un alto valor.

Aristegui: O sea, ¿es literatura o es la historia que él cuenta de esta trama?

Clavel: Mira, te voy a responder de acuerdo a lo que me indicaron mis abogados también el día de ayer: derivado de que dije después de la entrevista con Joaquín que tenía este libro, y recibimos dos, tres, llamadas diciendo que mucho cuidado con publicar lo que ahí estuviera.

Aristegui: ¿De parte de quién?

Clavel: No lo sé, son anónimas, ¿sí?, entonces lo que yo…

Aristegui: ¿Quién tiene temor de que se publique este libro?

Clavel: Ese es el problema. Entonces lo que me dijeron es: no digas absolutamente nada del contenido. Y lo que sí te puedo asegurar es que ya hay copias de esto en lugares asegurados, ¿sí?, y que yo, lo que voy a hacer es levantar la denuncia correspondiente ante esta situación.

Aristegui: Tú dices: mi vínculo, bueno, la razón de tus visitas frecuentes al Penal Federal de Matamoros…

Clavel: Es una cuestión profesional.

Aristegui: … es para… ¿Qué explica que hayas podido visitar a Peña Néder tantas veces en mucho tiempo, o en un tiempo prolongado, en algo que no cuadra con los reglamentos internos de un penal federal?, ¿puedes entrar y salir con mucha frecuencia?

Clavel: Perfectamente cuadra.

Aristegui: ¿Sí?

Clavel: Yo invito a cualquiera… te voy a decir, ¿eh?, porque además he ayudado al trámite de otras personas para que puedan ingresar. Sí cuadra perfecto, los trámites se encuentran en la página de la Secretaría de Seguridad Pública, hay diferentes estatus bajo los cuales tú puedes ingresar a un penal de alta seguridad.

Aristegui: ¿Has podido…?

Clavel: Sí.

Aristegui: Bueno, ¿debo definir tu relación con Peña Néder en este momento como una amiga que le ayuda a publicar un libro?, ¿cómo te definirías en tu…? A ver, yo no lo digo, tú dime como se autodenomina Lizette Clavel en su relación con Peña Néder.

Clavel: Es una persona que a raíz de una relación profesional inició una amistad, ¿sí? Y que además de de ello en este momento retoma la parte profesional en la que él es autor, yo seré editora.

Y además me defino también como una luchadora social capaz de ir documentando, con estas vivencias que tengo con los familiares, con los abogados, que se presentan a esos penales federales, para poder dar fe y documentar poco a poco lo que viven estas personas como víctimas.

Aristegui: En esta condición de amiga de Peña Néder, en este contexto, ¿has podido conversar con Peña Néder en tus visitas al penal, ya no sólo de la causa penal de su exmujer, muy grave, que lo tiene en la cárcel por acusaciones de violación tumultuaria, sino has podido intercambiar con él algún tipo de información sobre el tema de los casinos, que al final de cuentas, en este punto resulta relevante sobre el último tramo del sexenio de Felipe Calderón, que le habría beneficiado a él y a otros dos exfuncionarios?

Clavel: Te lo voy a decir claramente, el tema de los casinos, ni lo conozco, ni me importa, ni me interesa. Y no, no he tocado con él ese tema.

Aristegui: Estemos en comunicación, se acabó este programa esta mañana, pero por lo pronto, en lo que corresponde a los documentos que dejó en esta mesa Talía, vinculados a nombres relacionados contigo, o presuntamente relacionados contigo, tú dices, ¿los desconozco?

Clavel: Desconozco… a ver, desconozco la forma en la que están presentados…

Aristegui: Ajá, sí.

Clavel: Conozco a las personas, por supuesto que las conozco, jamás he negado cuando conozco a alguien.

Aristegui: ¿Trabajan para ti?

Clavel: No.

Aristegui: ¿Trabajaron para ti?

Clavel: Ninguno.

Aristegui: Lo que…

Clavel: Ninguno ha trabajado para mí.

Aristegui: Lo que Talía… ¿trabajan para Peña Néder?

Clavel: Reconozco a dos personas de ellos como grandes amigos.

Aristegui: ¿Del despacho de Peña Néder?

Clavel: ¿Del despacho de Peña Néder? No, no, no, ellos fueron sobrecargos.

Aristegui: ¿Y por qué les paga Peña Néder a esos sobrecargos?

Clavel: Pues yo preguntaría incluso si sus firmas son las que están ahí.

Aristegui: ¿Dudas de la autenticidad de sus firmas?

Clavel: Claro.

Aristegui: Pues en temas de comunicación, Lizette Clavel, te agradezco tu presencia esta mañana. ¿Algo más para cerrar realmente?

Clavel: No, nada más hacer público que justamente he conformado a raíz de todas estas visitas, que son tan cuestionadas, estamos conformando una asociación civil que va a buscar apoyar, y que está apoyando ya de hecho a varias personas que se encuentran en situaciones de prisión, privadas de su libertad, y a sus familias.

Aristegui: ¿Incluyendo a Peña Néder?

Clavel: incluyendo a todo aquel que necesite los servicios de esa asociación.

Aristegui: Lizette Clavel, te agradezco tu visita y estamos al habla.

Clavel: Muchas gracias.

Aristegui: Gracias, muy buenos días.

9:49

Para escuchar este audio siga el link, cortesía de CIAM y GA Comunicación

 

Anuncios


No Responses Yet to “Talía Vázquez y Lizette Clavel fijan posturas (MVS)”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: