SME confía que la corte resuelva a su favor y ordene la recontratación de sindicalizados (MVS)


Para que explicara didácticamente el asunto del SME que hoy se resuelve en la Suprema Corte, Carmen Aristegui presentó al abogado del sindicato Carlos de Buen. Dijo que cuando Felipe Calderón decretó la extinción de Luz y Fuerza del Centro, argumentó que lo hacía por fuerza mayor, y a los trabajadores agrupados en el SME no les quedaba otra más que aceptar la liquidación. El sindicato recurrió a un tribunal colegiado para buscar un amparo, que les fue concedido porque se consideró que no se justificó el cierre por fuerza mayor, y por tanto el gobierno federal, ahora a través de la CFE era patrón sustituto.

De Buen dijo que sólo hay dos causas para que la Corte anule un amparo de un tribunal colegiado: inconstitucionalidad de una norma, que no es el caso, o que se haya hecho una mala interpretación directa de la Constitución. La Corte atrajo el caso, y ya hubo un pronunciamiento en el que dijo que no había conflicto constitucional, pero ahora revisa el amparo y se pronuncia al respecto.

Aristegui planteó que hoy Víctor Fuentes en Reforma adelanta que la Corte negará al SME que el gobierno federal o la CFE sean patrón sustituto y por lo tanto habría una recontratación de 15 mil sindicalizados. El argumento es que la CFE es una entidad descentralizada que no depende jerárquicamente del Presidente, y por ello no puede considerársele patrón sustituto.

El entrevistado señaló que leyó la nota y consigna que no tiene fuente. Dijo que no ha podido conseguir el proyecto de resolución del ministro ponente Luis María Aguilar Morales, lo que permitiría conocer los argumentos. Elogió al ministro, porque lo conoce y tiene plena capacidad. Consideró que lo de Reforma es una filtración que cree no está fundamentada.

Aristegui dijo que su colaboradora Olga Carranco le ha acercado otra nota, de El Universal, que afirma que no hay consenso en la Corte sobre este tema. De Buen dijo que no ha leído esa nota, pero ya se la platicaron.

El entrevistado dijo que como abogado tiene prohibido litigar en los medios, pero eso no le impide informar, como lo está haciendo, y de la contradicción de las notas prefiere no opinar más y esperar. Dijo que la sesión de la Corte comienza a las 11, y el amparo del SME está en tercer lugar de la lista de asuntos.

Aristegui preguntó qué significa en términos prácticos si la Corte valida el amparo y ordena una contratación masiva. De Buen lo confirmó, y tendría que haber una reinstalación de trabajadores, y por tanto un convenio entre el SME y la CFE para irlos integrando de acuerdo con sus posibilidades. También se les tendrían que pagar salarios caídos a los agremiados. De Buen señaló que ya hay un nuevo gobierno y confía en que haga mejor las cosas que el anterior.

Si la Corte va en sentido contrario al tribunal colegiado, sería una tragedia, pero no hay forma de apelar y la instrucción sería que pasaran los sindicalizados a recoger su liquidación.

Existe la opción de que se convenga que se den testimoniales de los trabajadores, lo que llevaría muchos años con acumulación inmensa de salarios caídos, con un golpe fuerte al erario.

Al terminar la entrevista Aristegui dijo que después de una pausa abordará otro asunto ligado al conflicto del SME, el bufete Cavazos Flores, que fue contratado por el gobierno de Calderón para extinguir la inconformidad del SME, pero que no hizo bien su trabajo y en cambio cobró mucho dinero. Tiene materiales que el SME le ha dejado sobre el que encabeza el bufete.

CORTE COMERCIAL

Aristegui presentó a su colaborador Daniel Lizárraga, y quería presentar los documentos que le dejó el SME sobre lo que investigó del bufete Cavazos Flores y sus dueños, incluido un reportaje de Proceso. Lo escandaloso es lo que se dice que el gobierno federal pagó al bufete para que hiciera la labor de extinción de la inconformidad del SME. Lizárraga dijo que hay seis contratos por esta labor, se ha hablado de 60 millones de pesos, pero parece que esto es por uno solo de los contratos. En tres años calcula que se pagaron 217 millones de pesos al bufete, sin incluir IVA. Según los contratos el SAE de Hacienda pagó de 94 a 233 millones de pesos.

Sobre las fechas en las que el bufete trabajó para el SAE, aunque hay confusión de fechas, el primer contrato menciona un plazo de servicios de noviembre de 2010 a diciembre de 2011, pero hay contratos que se empalman en fechas. Por ejemplo, en marzo de 2011 se firmó otro contrato, con vigencia hasta diciembre de 2012. Da la impresión de que cada contrato se negociaba con mucha anticipación, aunque se empalmaran fechas.

Los contratos son por adjudicación directa. El SAE lo justificó en el artículo 41 de la Ley de Contrataciones del gobierno federal, porque peligre la estabilidad en el país por una causa de fuerza mayor.

Aristegui dijo que estas aproximaciones no pueden dar la total certeza de cuánto se le pagó en total. Añadió que una colaboradora ha buscado hablar con el abogado Humberto Cavazos Chena para escuchar sus argumentos sobre su labor para el gobierno federal, pero no lo han conseguido.

Lizárraga dijo que además de este bufete el SAE contrató a seis o siete abogados más para recorrer tribunales en el país y vigilar cualquier acción que tuviera que ver con la extinción de LyFC y la liquidación de los sindicalizados del SME.

Aristegui dijo que los contratos los consiguió el SME del gobierno gracias a una petición por transparencia.

7:58

Para escuchar este audio pulsa el link, cortesía CIAM y GA comunicación

Segunda Parte

Tercera Parte

Cuarta Parte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s