31ene13 Reforma, 8 col., Investigan fraude de $1,650 millones


Investigan fraude de $1,650 millones

Reforma, 8 col., redacción

Versiones extraoficiales refieren que ya se pidieron órdenes de aprehensión contra colaboradores de los Juan Marcos Villarreal

Ciudad de México  (31 enero 2013).-   El Gobierno federal investiga lo que podría ser el fraude al fisco más escandaloso en décadas.

El monto del desfalco vía devoluciones fiscales supera los mil 650 millones de pesos.

La presunta defraudación al Servicio de Administración Tributaria (SAT) habría sido cometida por empresas vinculadas a los hermanos Salomón y Antonio Juan Marcos Villarreal, ambos allegados al ex Gobernador de Coahuila Humberto Moreira.

Los Juan Marcos son una familia de larga tradición priista en La Laguna: Antonio es actualmente diputado local en Coahuila y fue colaborador en la pasada Administración de Moreira.

Fuentes gubernamentales revelaron que el SAT, dependiente de Hacienda, descubrió desde el sexenio anterior que las compañías, algunas textileras, habrían tramitado millonarias devoluciones con documentos presuntamente falsos y triangulado el dinero a través de bancos de Estados Unidos.

Según los reportes, la indagatoria inició en 2011, cuando la dependencia descubrió la irregularidad, lo que dio lugar a una serie de visitas domiciliarias a las compañías, varias de ellas en la Comarca Lagunera.

Algunas de las empresas investigadas por el SAT, junto con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la PGR, son Comercial Waco, Inmobiliaria Puertas del Norte, Bull Denim, Servicios Prestados a la Industria Textil, Global Sourcing y Building Corporation de Jalisco.

Cuando la UIF intervino en el caso, detectó que el dinero de las devoluciones había sido transferido en su mayoría a bancos de los Estados Unidos y, en un porcentaje menor, a cuentas abiertas en casinos de Las Vegas, Nevada, para luego ser devuelto a cuentas de instituciones como Banorte, Monex y HSBC en México.

La ingeniería financiera con la cual “pulverizaron” los fondos llevó a que el SAT denunciara los hechos ante la PGR y se iniciaran averiguaciones previas por una modalidad de defraudación fiscal y lavado de dinero.

Oficialmente no hubo explicación del porqué la Administración calderonista no concluyó la investigación.

En ese entonces, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena era jefe del SAT, y José Antonio Meade, el Secretario de Hacienda. Actualmente, el primero es Ministro de la Suprema Corte de Justicia, y el segundo, Canciller.

Al inicio del nuevo Gobierno de Enrique Peña Nieto, la investigación tanto en la PGR como en el SAT se reactivó.

Versiones extraoficiales refieren que la Subprocuraduría de Delitos Federales de la PGR ya pidió órdenes de aprehensión contra algunos colaboradores de los Juan Marcos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s