Jenaro Villamil: The Guardian se disculpó con Televisa, pero sin desdecirse de lo que publicó en junio contra la televisora (MVS)


Carmen Aristegui (MVS) dijo que ayer leyó íntegramente el comunicado conjunto de Televisa y The Guardian, en el que el diario inglés le ofrece una disculpa y un reconocimiento a la calidad profesional de la televisora, y ambas declaran dejar atrás el enfrentamiento que tuvieron luego de que en junio la reportera Jo Tuckman publicó sobre documentos no autenticados con una descripción de cómo Televisa a través de empresas subsidiarias vendió servicio mercadológicos para posicionar positivamente al entonces gobernador Peña Nieto como presidenciable, así como servicios a Vicente Fox para golpear mediáticamente a López Obrador antes de las elecciones de 2006.

La periodista señaló que entonces su equipo de reporteros e investigadores rastreó los datos que se ofrecieron y corroboraron que algo extraño y turbio vendió Televisa, que fue la materia del reporte publicado en The Guardian.

La conductora presentó en entrevista al periodista Jenaro Villamil, quien en Proceso también abordó el tema que reportó The Guardian. Antes de darle la voz dijo que en el comunicado se alude sin mencionarlo a Villamil como el periodista que divulgó el caso que Televisa niega que sea cierto. Villamil señaló que el comunicado conjunto tiene un lenguaje extraño, porque aunque expresa que The Guardian se preocupó por el impacto de su publicación, en ninguna parte del documento desmienten la información que ellos publicaron.

Reconoció que Tuckman es una periodista extraordinaria, que llegó más allá en el tema que lo que el propio Villamil ofreció en 2005. Añadió que en este asunto extraño ayuda que todas las notas incluida la que habla del proyecto Hancock para brindarle servicios a Peña Nieto, seguían hasta esta mañana accesibles al portal del diario británico.

Villamil aceptó que los documentos son de origen anónimo o confidencial, pero los hechos demostraron que se operó la estrategia descrita en 2005, porque ocurrieron y le sirvieron al hoy Presidente de la república, que incluyó los contenidos favorables en los espacios editoriales de Televisa.

Aristegui comentó que José Yuste, especialista económico que colabora con Televisa, publica hoy en su columna que Televisa condicionó a publicar la disculpa o llevaría a litigar con el diario. El texto, publicado en Excélsior, menciona que The Guardian elogió a los periodistas, pero también evitó dos documentos de Televisa, protocol letters, que llevarían a un juicio a The Guardian y probablemente a una fuerte sanción económica por faltar a la veracidad. Destacó que Televisa fue capaz de poner contra las cuerdas a los británicos.

CORTE COMERCIAL

Villamil le dio la razón a Yuste, y añadió que esa amenaza la expresó Televisa al IFE cuando quiso ser tercero interesado en la queja que López Obrador interpuso. El periodista pregunta por qué Televisa es tan consistente en negar la publicidad disfrazada que vendió, en lugar de revelar las pautas y los documentos de los servicios que vendió. Añadió que se la pasa amenazando y pagando desplegados para difamar y atemorizar a quienes vulneran sus intereses en los medios de comunicación.

Aristegui insistió en que en el reporte de Tuckman sobre Televisa en The Guardian se describen varios productos que existen, como mensajes en Youtube. Estos servicios se han convertido en un modelo que ahora aplican gobiernos como los de Puebla y Chiapas.

La conductora expresó que pidieron a una periodista canadiense que le ayudara a evaluar cómo se expresa The Guardian en inglés, y hay matices distintos a como aparecen en español en el mismo comunicado. Por ejemplo, en inglés The Guardian dijo que acepta las preocupaciones de Televisa sobre la divulgación del tema. En otra parte, dijo Aristegui, señaló que el diario británico nunca quiso mostrar los documentos fuente de sus notas como asuntos concluyentes. Aristegui sigue dando ejemplos donde el uso de los verbos y los giros idiomáticos en inglés son diplomáticos y corteses, pero no le dan la razón a Televisa sobre el fondo de su molestia.

Villamil dijo que el fondo del tema a discutir, como ha dicho el consejero Figueroa en el IFE, es la publicidad encubierta que se vende dentro de espacios informativos, porque además de que incide en la política genera un flujo de recursos a través de empresas subsidiarias o brokers. Planteó que Televisa debe estar preocupada porque se exhiba este modelo de negocios.

Al despedirse, Aristegui dijo que lo que ha pasado es una experiencia dura para The Guardian. Villamil estuvo de acuerdo, por el prestigio del medio, decidan no defender a sus reporteros y el contenido de lo que ofrece y prefiere ofrecer la disculpa para evitar entrar en un litigio. “A lo mejor lo que estamos viendo es que los grandes corporativos de comunicación tienen intereses más allá de ofrecer información”.

La conductora dijo que The Guardian ofrece una nota en su portal donde explica que ha resuelto con Televisa un conflicto sobre el enfoque editorial de sus notas políticas. En ella The Guardian defiende que el interés de exhibir los documentos sobre Televisa. Explicó que el diario informe que no retirará las notas, pero añadirá una liga que lleve al comunicado conjunto que ayer se divulgó.

Aristegui recordó que el encargado de lo jurídico de Televisa, Javier Tejado, publicó en The Guardian un artículo en el que afirma que los artículos que publicó The Guardian contra Televisa generaron una inconformidad que fue dialogada entre ambas empresas por meses, y Aristegui subraya este dato, hasta que de manera cordial resolvieron dirimir sus diferencias. Tejado recordó que el año pasado en México y otras partes del mundo grupos de jóvenes manifestaron su interés por una apertura de los medios y Televisa con algunos de ellos ofreció el programa sin filtro.

Aristegui acotó que Tejado no da cuenta de la polémica que se generó entre jóvenes por ese programa. Lo que sí dice Tejado es que la televisora también ofrece espacio a jóvenes de la UNAM. Luego el funcionario recuerda los galardones y reconocimientos que Televisa ha recibido por su trabajo informativo.

La conductora destacó que de esta forma Tejado muestra cómo Televisa se ve a sí misma a los lectores de The Guardian, destacando los premios que ha recibido y que las autoridades electorales consideraron insubstancial los señalamientos en contra con las notas de las que se quejó ante el diario británico.

Aristegui remata diciendo que algunos ven en este episodio una disculpa ofrecida por The Guardian, y otros como Jenaro Villamil lo entienden como una forma de sortear un litigio del diario contra Televisa. “Resulta que el elefante blanco en la sala no es tal, no existe, no existió, ni el elefante ni la sala”, concluyó.

Para escuchar este audio, pulsa el link, cortesía CIAM y Ga Comunicación

Segunda Parte

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s