11feb13 Reforma, 8 col., Tiran comida pese al hambre


Tiran comida pese al hambre

Reforma, 8 col., Karla Rodríguez

Cd. de México, México (11 febrero 2013).- En México se destruyen alrededor de 4.2 millones de toneladas de comida al año que podrían servir para alimentar a unos 33 millones de personas.

Esto, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos (AMBA), la cual acopia diversos productos entre particulares para entregarlos a la población necesitada.

Paradójicamente, la Cruzada Nacional contra el Hambre, puesta en marcha el mes pasado por el Gobierno federal, tiene como meta sacar del nivel de pobreza alimentaria extrema a 7.4 millones de mexicanos en 400 municipios.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) advierte que existen 21 millones de mexicanos en pobreza alimentaria en el País.

Sin embargo, muchas empresas destruyen alimentos -y otro tipo de productos- debido, por un lado, a que desconocen las ventajas fiscales que implica su donación, la cual puede deducirse de los impuestos.

Y, por otro, porque consideran que los trámites para hacer efectivas estas deducciones son difíciles o, simplemente, porque no saben de este beneficio.

“Lo que nos ha ocurrido es que empresas que dan aviso de destrucción les llamamos y resulta que sí nos pueden donar lo que originalmente habían puesto en destrucción. Sí hay cierta confusión”, lamentó Claudia García Zambrano, responsable del área de difusión del Banco Alimento para Todos.

En México es una obligación fiscal donar aquellos artículos que hayan perdido sus cualidades de venta. A cambio, se puede deducir el valor total de la mercancía más un 5 por ciento de la utilidad que se habría obtenido de haber sido comercializada.

Pese a esto, la mayoría de los avisos que recibe el Servicio de Administración Tributaria (SAT) son de destrucción, ya que, de lo contrario, se presume que los bienes se comercializaron y, por tanto, deben pagarse impuestos.

La AMBA precisó que el año pasado recuperaron únicamente unas 128 mil toneladas de alimentos, apenas 3 por ciento de todo lo que se desperdicia en el País.

Actualmente, el SAT publica en su sitio web una lista de avisos de destrucción y donación de mercancías. Ahí las empresas pueden informarse sobre los bienes que, por sus condiciones, deben ser destruidos y los que cumplen con los requisitos para donarlos a instituciones de asistencia privada.

Aun así, debido a que por lo general no se verifica qué mercancía puede ser donada, la mayoría se destruye.

Édgar Herrera, de la calificadora Filantropía, advirtió que las empresas deben ver en la donación una oportunidad de ingreso, en lugar de una pérdida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s