10abr13 El Universal, 8 col., Actualizan protocolo sobre desapariciones

10Abr13

Actualizan protocolo sobre desapariciones

El Universal, 8 col., Silvia Otero

Las primeras 48 horas serán cruciales para intentar ubicar a la víctima y saber qué pasó con ella. El Protocolo para la Búsqueda de Personas Desaparecidas o no Localizadas, que las procuradurías de Justicia y las fiscalías generales aplicarán de forma homologada en todo el país, es la nueva guía que conducirá la investigación de estos casos, con la que se dejarán atrás prácticas como esperar 72 horas antes de que alguna autoridad atienda la demanda de auxilio.

El documento que la Procuraduría Social de Atención a Víctimas del Delito (Províctima) comenzó a elaborar en mayo de 2012, está listo. Su aplicación implicará un nuevo modelo de trabajo que incluye la existencia de unidades de análisis de información e inteligencia y el uso de nuevas tecnologías para ofrecer resultados, eliminar burocracia, inercias y revictimización.

En entrevista, Patricia Bugarín, titular de la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas o no Localizadas, de Províctima, detalla que se trata de un cambio de paradigma a partir de cuatro pilares de trabajo que estados como Zacatecas, Tamaulipas y Michoacán ya están utilizando.

Se espera que en la próxima Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, todos los estados firmen el acuerdo de homologación, y que en los próximos días el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) inicie la capacitación de servidores públicos que usarán esta herramienta.

La eficacia de esta guía está probada por Províctima, en colaboración con las procuradurías: en 188 casos se ha logrado ubicar a los desaparecidos, 141 con vida; además, se busca actualmente a alrededor de mil 800 personas (de mil 500 expedientes). No sólo se aplica a casos recientes, sino que permite retomar expedientes pasados y detectar qué diligencias faltaron, qué deficiencias existieron en una investigación y retomarla.

Armar un rompecabezas

Sobre el esquema de trabajo, Bugarín indica que “lo primero es que se actúe de inmediato, lo antes posible iniciar las acciones de investigación y búsqueda, dentro de las primeras 48 horas, ese sería el primer impacto”.

Explica que “se debe actuar dentro de las primeras 48 horas porque la información es un perecedero, si no la utilizamos se pierde; a lo mejor conseguir un video, la información de un testigo que estuvo casualmente en el lugar, está fresca, vigente, podemos llegar al lugar y empezar a obtener información que puede servir para localizar a una persona”.

Bugarín indica que se busca eliminar la práctica de esperar 72 horas para empezar a trabajar, y detalla que el protocolo establece las líneas de trabajo a seguir para unir las piezas de la investigación como si fuera un rompecabezas.

El primer paso es recopilar información -el punto más importante- que pueden proporcionar las víctimas indirectas, como familiares, o quien presenta la solicitud de búsqueda. La entrevista inicial es clave, “cuántas veces no hemos escuchado que una persona dice: ‘me han interrogado tantas veces, y me vuelven a llamar’, entonces se produce una revictimización”.

Después se debe determinar qué información puede ser relevante para la búsqueda.

Una vez que se elige qué información es importante, hacia dónde se deben enfocar las pesquisas, se proponen fuentes para la búsqueda: dónde se debe indagar, por ejemplo, en redes sociales, solicitar información a empresas telefónicas o a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), si se requieren datos sobre uso de tarjetas de crédito, etc.

En este punto se incluye otro cambio de paradigma, ya que se busca eliminar burocracia. Províctima se ha convertido en un enlace para que diversas instituciones, que pueden ser fuente de información, colaboren con mayor rapidez con las procuradurías.

“Ahora ponemos en contacto a la Procuraduría (PGR) con la CNBV y le mostramos la vía directa: no pierdas el tiempo mandando oficios que no sabes a dónde van a llegar”, detalla la funcionaria.

En el cuarto pilar es la investigación de gabinete, “contar con unidades especializadas de análisis de información y guía de la investigación, que a veces es mucho más importante que tener una patrulla”.

Bugarín comenta que el protocolo es un tronco común para la integración de la investigación, pero ya se trabaja en varios subprotocolos, “donde damos ciertas guías específicas, como es el caso de investigación de desaparición de menores, de mujeres o de desaparición forzada”, aunque acota que establecer que un agente del Estado es responsable de este hecho, sólo es posible con una indagatoria a fondo, no se puede determinar a priori.

Anuncios


No Responses Yet to “10abr13 El Universal, 8 col., Actualizan protocolo sobre desapariciones”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: