General Pérez Ramírez dice que fue presionado para inculparse. Caso T. Dauahare (Aristegui)

08May13

 

Carmen Aristegui anunció un tema complejo y delicado que tiene que ver con la detención no justificada de militares, ligada con las declaraciones del ex subprocurador de la SEIDO Cuitláhuac Salinas, que hace días dijo que desconocía de estos casos porque lo aislaron, pero hay otras versiones que aseguran que sí estuvo involucrado. Si estamos partiendo de un “origen podrido” en la forma de hacer las investigaciones, ya se liberó al general Tomás Ángeles Dauahare y se espera que sea liberado el resto del grupo.

El tema parece estar relacionado con una disputa interna en el Ejército, y al analizar hechos públicos en sus fechas, parece confirmarse lo que ya el general Ángeles había señalado, que se trataba de la pugna por la elección del titular de la Sedena en el sexenio de Peña Nieto. Primero presentará un informe de Daniel Lizárraga e Irwing Huerta, y luego tendrá una entrevista que ya luego dirá con quién es.

Lizárraga comentó que el trabajo que va a presentar arranca con el libro La DEA en México de Jesús Esquivel, que muestra que la agencia estadounidense no confiaba en el Ejército y el titular de la Defensa, el general Guillermo Galván Galván.

Fue entonces que Galván colocó a dos militares, Gerardo Bolaños y el coronel Abigail Vargas, quienes conocían cómo se aplica la justicia interna en lo militar, para profundizar inculpaciones contra otros militares por testigos protegidos. Fueron designados para elaborar la investigación que culminó con el arraigo del general Ángeles y otros oficiales. El general fue detenido apenas 6 días después por militares vestidos de civil de haber participado en un foro de la Fundación Colosio dentro de la campaña de Peña Nieto.

Lizárraga ofreció fragmentos de la entrevista que el año pasado Aristegui le hizo el año pasado al general Ángeles, que relató cómo lo seguían desde enero de aquel año, y luego cómo lo detuvieron. Luego Lizárraga señaló que Ángeles se oía desconcertado, pero no estaba lejos de la verdad, pues con información que consiguió supo que otro general, Rubén Pérez Ramírez, fue llevado ante un grupo de militares encabezados por quien llamaban El Jefe, que buscaron que inculpara de proteger envíos de cocaína contra el general Dawe y otro oficial que no fue nombrado.

El asesinato del general Chaparro en abril y la presencia del general Ángeles en el acto de la Fundación Colosio tienen vinculaciones por lo que le dijeron en el interrogatorio al general Pérez Ramírez. Al final, atemorizado, firmó la declaración que le exigían que firmara. Relató que lo llevaron ante un mayor abogado, del grupo de inteligencia militar GAIN del que no recuerda su nombre, que le insistió en que colaborara porque se trataba de un tema delicado del máximo interés para el general Galván Galván.

El general Pérez Ramírez no es un desconocido. Estaba a cargo de la instalación militar de Santa María Rayón, en el estado de México, y era conocido y hasta amigo del que fue gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto.

Aristegui dijo que hasta aquí deja por ahora la lectura de partes de la relación de hechos de lo que declaró ante el juez tercero de distrito en asuntos procesales penales en el estado de México, frente al que está procesado. El general Pérez Ramírez se encuentra actualmente detenido en el penal de máxima seguridad de El Altiplano.

CORTE COMERCIAL

La conductora dijo que no tenía al general Pérez Ramírez porque está detenido e incomunicado, pero sí de su abogado, Guillermo Pasquel, para ampliar lo que ya se informó. Aristegui dijo al presentarlo que esta información, realmente delicada, es una maquinación para intervenir en la sucesión del titular de la Sedena con el nuevo gobierno. El documento del que se leyeron partes es una declaración que el abogado compartió con Aristegui.

Pasquel señaló que les ha costado mucho armar el rompecabezas para establecer una fabricación de hechos para incriminar a varios oficiales de alto rango del Ejército. Aseguró que ninguna de las incriminaciones está probada; lo que está demostrado es que se realizó por instrucciones del mando del Ejército.

Aristegui señaló que en la narración al juez aparecen dos personas sin nombre: El Jefe, que condujo las investigaciones que en realidad eran intimidaciones contra el general Pérez Ramírez, y otro más. ¿Quién es el jefe?, preguntó la conductora. Le respondió que ya lo sabe, no es militar, sino un agente del ministerio público en la SEIDO. Lo saben porque ya interrogaron a dos de los del grupo que detuvo al general Pérez. Se trata de buscar que se hiciera una declaración autoincriminatoria algo que es prohibido por la ley.

El abogado dice que no va a revelar el nombre porque es parte de la investigación que ahora promueven ellos. Tampoco quiere identificar al mensajero militar que le dijo a Pérez Ramírez que le señaló que era un encargo del general Galván, y aclaró que de éste todavía no lo identifican.

Aristegui releyó la parte donde El Jefe presionó al general Pérez para que firmara la declaración o se le informaría al general Galván para que terminara la carrera militar del inculpado y le dijo que le parece extraño que hable así porque era un civil. El abogado dijo que en este aspecto ayudan las declaraciones de Cuitláhuac Salinas, que reconoció que había un grupo de militares dentro de la PGR realizando las investigaciones incriminatorias. Dijo que será identificado cuando salgan el general Pérez y los otros oficiales militares detenidos, y se les muestren fotos de los servidores públicos vinculados a este grupo.

Luego la conductora leyó de la declaración la parte donde se menciona al mayor licenciado enviado de la Sección de Investigación 2-6 del Estado Mayor, que dice es parte del GAIN, Grupo Antinarcóticos del Ejército, gracias a que el general Pérez le pidió que se identificara, pero no recuerda el nombre del enviado. Le preguntó al abogado si el general Pérez no recuerda el nombre o quiere proteger su identidad. Pasquel dijo que le recomendó que recordara el nombre, pero su representado no lo pudo recordar, aunque sí le dijo que lo podía reconocer viendo fotos. Considera que su defendido no trata de proteger a nadie.

Aristegui preguntó si el mayor licenciado podría ser Gerardo Salazar Bolaños. El abogado dijo que sería aventurado. Luego relató que conforme el general Pérez Ramírez conoció detalles del proceso contra La Barbie donde se puede ver que lo buscaron para que incriminara a su representado y los otros oficiales, así como la forma como se divulgaron que se obtuvieron los testimonios del testigo protegido Jennifer.

Dijo que no sabe si Cuitláhuac Salinas estuvo o no involucrado en el proceso de incriminación, pero de Marisela Morales dijo que no dudaba que estuviera involucrada, porque el caso alcanza a todos los niveles.

Aristegui señaló que mucho se ha divulgado. Hace días Carlos Loret de Mola citó una tarjeta informativa en la que se describía la vinculación de los militares Bolaños y Vargas en el proceso de inculpación, y se involucraba al general Moisés García Ochoa como instigador de esa causa. Le pidió opinión al abogado entrevistado, pero aparentemente se cortó la llamada.

CORTE COMERCIAL

Aristegui recuperó la conversación con el abogado Pasquel, que ya puesto a valorar todo el caso, lo califica de una perversidad. La conductora preguntó por qué si firmó todas las declaraciones que le pidieron su representado está en prisión. El entrevistado dijo que por la perversidad de detener a todos lo inculpados, incluido el general Pérez, porque se trataba de llevarlos a todos s la cárcel. Detalló que hubo militares, pero para poder presentar el caso también intervino un agente del ministerio público, civil.

Aristegui dijo que de todo este asunto la parte más delicada es que le hayan asegurado al general Pérez que el asunto era del mayor interés del general Galván. El abogado estuvo de acuerdo, pero hizo ver que no hay forma de demostrar que el general Galván realmente estuviera al frente de todo este proceso autoinculpatorio, porque es el relato de lo que le dijeron a su defendido.

Para terminar, el abogado informó que sabe que ayer todos los oficiales detenidos por este caso entregaron la solicitud para que cierre la fase de pruebas y se resuelvan sus juicios; que incluso algunos dejaron de lado pruebas de descargo en proceso, con tal de que ya se resuelva, esperan, su liberación por no haber pruebas contundentes en su contra.

Añadió que las actuales autoridades de la PGR han sido escrupulosas y han obrado de acuerdo con la ley

(8:50)

Audio cortesía de CIAM y GA Comunicación

Segunda parte

Tercera parte

Anuncios


No Responses Yet to “General Pérez Ramírez dice que fue presionado para inculparse. Caso T. Dauahare (Aristegui)”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: