C Loret acorrala a C Nava por demanda de Pemex (Televisa)

15May13

Carlos Loret (Televisa), entrevistó a Cesar Nava, ex dirigente nacional del PAN; sobre la  acusación en su contra por parte de Pemex.

Loret: La acusación es muy concreta. De la oficina de César Nava salieron instrucciones para que no se cobraran dos cartas de crédito por más de cien millones de dólares, dinero que hubiera llegado a Pemex y como salió esta instrucción de última hora, ese dinero no llegó a Pemex. ¿Qué responde?

Nava: Es una acusación que no tiene ningún fundamento. Se cae por sí sola. Primero, porque hay una inconsistencia en las fechas. Yo estuve en Pemex de 2001 a 2003 y estos supuestos pagos, de haber ocurrido -ilegales- habrían ocurrido en 2004. Queda claro que yo no estaba para entonces en Pemex. Entonces, tratar de conectar estas fechas resulta improcedente.

Loret: Vamos al asunto de las fechas antes ir al tema número dos. Los sobornos de Siemens sí habrían sucedido en 2004, pero el tema del cobro de las cartas de crédito, sí habría sucedido durante el periodo en que el director jurídico de Pemex era Cesar Nava.

Nava: Lo que sabemos por los medios de comunicación que se plantea en la demanda es una construcción artificiosa, porque a partir de un hecho de 2004, ocurre… Se suben en una máquina del tiempo para regresar a 2002 y pretender involucrarme en hechos en los que no participé.

Es absurdo que se presenta involucrar en una conspiración a priori, es decir, antes de los supuestos pagos. Por eso señalo y lo afirmo con toda claridad, que las fechas simplemente no coinciden y que hay ahí simplemente un esfuerzo artificioso, amañado, de ensuciarme, de manchar mi reputación, pero yo estoy aquí tranquilo dando la cara ante ti, ante los mexicanos porque tengo la conciencia tranquila. No debo nada y estoy perfectamente respondiendo ante estas acusaciones.

Loret: ¿Hay un interés político?

Nava: Evidentemente es lo que salta a la vista.

Loret: ¿Del PRI? ¿Del gobierno?

Nava: Yo no haría puntualizaciones. No tengo ningún elemento para suponer o para afirmar. Simplemente señalo un hecho objetivo, estamos en medio de 14 elecciones locales, tres años después de mi dirigencia como líder del Partido Acción Nacional, cuando empujamos las alianzas interpartidistas sobre todo con el PRD. Ahora, tres años después, vuelven a formarse las alianzas y curiosamente en todo este escenario salen estas acusaciones, que para mí no son más que una cortina de humo que pretende desviar lo importante para centrarse en una persona, dañarme a mí y dañar al Partido Acción Nacional.

Loret: Uno, la fecha. ¿Dos?

Nava: El correo, que también ha sido motivo de análisis, es un documento público que se puede consultar en tu página de Internet y simplemente señalar, creo que será muy fácil de entender.

Loret: A ver, vámonos por partes para contextualizar a quienes nos están viendo. Este correo tiene como fecha 16 de mayo del año 2012. ¿En ese momento, César Nava era?

Nava: Abogado general de Pemex.

Loret: Abogado general de Pemex. Y lo que dice el correo, porque el correo está en inglés, y lo puede consultar usted ahí en mi página, http://www.carlosloret.com, es que una persona, una funcionaria de Pemex, llamada Lucía Munive Silva es enviada a Seúl, Corea, para cobrar unas cartas de crédito, supone, por más de cien millones de dólares.

Y entonces, ya cuando está volando Lucía Munive Silva rumbo al aeropuerto de Incheon en Seúl, se manda desde Pemex este correo electrónico, los dos tenemos copia, en donde se dice: “Las nuevas instrucciones del licenciado Nava Vázquez son que no se presenten las cartas de crédito hasta que usted tenga nuevas instrucciones precisas. Por favor, contacte al señor Luis Enrique Villarreal urgente, tan pronto llegue usted a Seúl”.

Y de hecho, lo que se pide es que en el aeropuerto intercepten a esta funcionaria de Pemex para que no vaya a cobrar estas cartas de crédito.

Nava: Este es el correo, como bien explicas que se usa aparentemente como sustento de esta acusación falsa. ¿Y por qué falsa? Porque simplemente baste darnos cuenta que este correo tiene como remitente a la misma licenciada Lucía Munive, es decir, es un correo que salió de su propia cuenta. Ella se lo mandó a sí misma. Claro, con la asistencia de su secretaria, de su asistente, Angélica Reyes, que viene como firmante del mismo. Yo no puedo hacerme responsable de un correo que una abogada se manda en su propia cuenta a sí misma.

No es una instrucción mía, esto es claramente un correo que ella se manda a sí misma a través de su inferior jerárquica, que es una secretaria.

Loret: No, pero el correo está enviado a los Hoteles Corea para pedirles que manden una persona a interceptar. Es decir, es de la cuenta de esta funcionaria Lucía Munive, la secretaria, manda el correo al hotel pidiéndole al hotel que mande a una persona al aeropuerto Incheon en Seúl para detener a Lucía Munive, que cuidadito y vaya a cobrar esas cartas de crédito.

Nava: Por eso. El correo, salió de la cuenta de Lucía Munive.

Loret: No es para ella, o sea, es de la cuenta de ella al hotel para pedirles que intercepten a su jefa.

Nava: Su secretaria lo mandó y su secretaria es su inferior jerárquica; es decir, esto de ninguna manera puede considerarse una instrucción mía, yo puedo ser responsable y soy responsable de mis actos, pero no puedo hacerme responsable de los actos de terceros, estoy aquí, con toda tranquilidad, dando cuenta de mis actos, pero no de actos de terceros.

Loret: O sea, ¿una secretaria -que muchas secretarías tienen acceso los correos electrónicos de sus jefes- una secretaria se va a aventar el tiro de frenar el cobro de una carta de crédito por cien millones de dólares?

Nava: Pues así de absurda es la acusación, Carlos, así de absurdo es el planteamiento.

Loret: No, porque la acusación es “las órdenes vinieron del licenciado Nava Vázquez, no vaya usted a cobrar esas cartas de crédito”.

Nava: En un área jurídica con 500 abogados y probablemente 300 trabajadores administrativos cualquiera pudo haber usado mi nombre y lo más grave es que sobre estas “pruebas” -entre comillas- tan endebles, o elementos tan endebles, se pretende fincar una acusación en mi contra sin ningún fundamento.

Loret: ¿Y entonces por qué no se cobraron las cartas de crédito? Es decir, tratándose de un asunto de cien millones de dólares, yo me imagino que si no se cobraron, al día siguiente César Nava, el abogado de Pemex, hubiera dicho: “¿Y por qué rayos no cobraron esos cien millones de dólares, si yo personalmente pedí que mandaran una funcionaria a cobrarlos?” ¡Son cien millones de dólares, o sea, no es un vacilón!

Nava: Es que lo importante a señalar es que las cartas no se dejaron de cobrar ni se perdieron.

Loret: ¿Se cobraron?

Nava: Las cartas tenían vigencia, las cartas se prorrogaron, y lo que puedo asegurar con toda tranquilidad es que el día en que yo salí por la puerta de Pemex en octubre del 2003, ese día las cartas seguían vigentes.

Loret: ¿Y por qué no se cobraron en esta fecha? ¿Por qué no las cobró esta funcionaria que a eso iba?

Nava: A final de cuentas la facultad de cobrar o no cobrar era del consejo de administración de Pemex Refinación. De hecho, en junio de 2003 el Consejo de administración de Pemex Refinación, integrado por cinco secretarios de Estado y el director general de Pemex aprobó la prórroga de la vigencia de las cartas de crédito, no lo decidí yo…

Loret: ¿Quiénes eran esos secretarios?

Nava: No recuerdo con exactitud quiénes conformaban el consejo, pero por ley se prevén cinco espacios aparte del director del Consejo de Administración…

Loret: O sea que, en todo caso, es culpa de ellos, o decisión de ellos no haber cobrado las cartas de crédito.

Nava: Lo que estoy diciendo es que el Consejo de Administración autorizó la prórroga de la vigencia de las cartas, no hubo ningún daño patrimonial, no se causó ningún daño patrimonial durante mi gestión, al menos durante mi gestión lo puedo afirmar con toda claridad, no hubo ningún daño patrimonial.

Loret: Pero si se iban a cobrar cien millones de dólares y no se cobraron, ¿eso no es un daño patrimonial?

Nava: Lo importante es, y creo que el foco de la demanda está perdido en ese sentido, es que las cartas de crédito estaban vigentes; ¿qué fue lo que acordaron las partes? Y aquí está en este convenio…

Loret: Pero ¿por qué no las cobraron, pues? O sea, si ya iban a cobrarlas, ya se las iban a pagar…

Nava: Porque las cartas de crédito estaban sujetas a laudo, es decir, si Pemex ganaba el arbitraje entonces podía cobrar las cartas de crédito, como no lo ganó, no pudo cobrar las cartas de crédito.

Loret: Pero eso claramente no es así, porque si no, no hubiera mandado a una funcionaria a cobrarlas, y no la hubieran detenido en el aeropuerto, ¿no? Es decir, si es una carta de crédito que no te la van a pagar, ¿pues a qué mandas a cobrarla?

Nava: Lo que estoy afirmando con toda claridad es que un año después de ese incidente que refieres, todavía un año después, se firmó este convenio que autorizó el Consejo de Administración de Pemex Refinación; ¿qué es lo que consta en este convenio? En la cláusula séptima, aquí lo podemos leer, que todas las cartas de crédito, todas, todas, incluyendo las que se dice que se dejaron de cobrar, estaban vigentes, y más aún…

Loret: Sí, pero la pregunta y la acusación no es que no estuvieran vigentes, es ¿por qué no se cobraron? Si había oportunidad de que Pemex se quedara con cien millones de dólares, ¿por qué no se cobraron?

Nava: Lo relevante para mí es que no hubo daño patrimonial, y por lo tanto es una demanda sin mérito la que presenta Pemex, porque no hubo absolutamente ningún daño patrimonial…

Loret: ¿Aunque no hayan entrado estos cien millones de dólares a Pemex? ¿No es daño patrimonial eso?

Nava: No hubo ningún daño patrimonial, porque Pemex no perdió ningún derecho, las cartas estaban vigentes…

Loret: Pero no cien millones de dólares, ¿no?

Nava: Las cartas estaban vigentes, y un año después, y lo repito, el día en que yo salí…

Loret: ¿Nunca se cobraron?

Nava: El día en que yo salí por la puerta de Pemex seguían vigentes las cartas y se podrían haber cobrado; claro, sujetas…

Loret: ¿Y por qué no se cobraron antes?

Nava: Porque se sujetaron, según este convenio, al laudo arbitrario.

Loret: ¡Pero eso es de un año después! Es decir, la acusación central es: ¿por qué detuvieron a esta chava… o a esta funcionaria, no sé si chava o señora ya, por qué detuvieron a Lucía Munive Silva, que iba a cobrar estas cartas de crédito, por qué detuvieron cien millones de dólares? Porque la sospecha, y voy más allá, es que intervino un despacho de abogados europeo, eso es lo que dice la declaración, y se arregló con ustedes para que no cobraran ese dinero a favor de Pemex, y a cambio de eso recibieran algo.

Nava: En ninguna parte de lo publicado hasta ahora por los medios de comunicación, incluyendo tus publicaciones, se afirma que yo haya recibido algún beneficio ilegalmente y no se afirma, porque no ocurrió, ni nadie lo ha dicho ni nadie lo podrá decir, ni lo dirá, porque yo tengo esa tranquilidad puedo mirar a mis hijos de frente, puedo estar esta mañana contigo, puedo estar tranquilamente afirmando lo que sigo afirmando, porque jamás ocurrió, es absurdo que se me pretenda involucrar en una supuesta conspiración cuando ni siquiera conozco a los otros supuestos miembros de la conspiración, ni mucho menos interactué con ellos.

Lo que están tratando de hacer artificiosamente es jalar un supuesto hecho de 2004 hacia atrás para darle una cierta apariencia de “sospechosismo” e involucrarme indebidamente.

Y estoy aquí porque no voy a permitir que se ensucie mi nombre, no voy a permitir que se ensucie mi reputación, entiendo perfectamente que Pemex haga todo lo necesario para cuidar su patrimonio, yo lo hice, ésa fue mi principal obligación y mandato, porque Pemex es de todos los mexicanos, pero lo que no se vale es que pretendan pasar por encima del nombre y la reputación de ex servidores públicos como tu servidor.

Loret: La última vez cuando yo revelé este asunto del correo electrónico hace cosa de tres meses y hubo una entrevista en radio, ¿no?, nos entrevistamos en radio la versión era otra, o sea, lo que estuvo tratando de defender César Nava fue que, que fue una buena estrategia no haber cobrado esas cartas de crédito.

Nava: En esa entrevista que recuerdo muy bien, por supuesto y ayer tuve oportunidad de consultarla de nuevo…

Loret: Y ahora la versión es: “Yo ni siquiera di la instrucción”, o sea, la vez pasada era decir: “Fue una buena idea no haber cobrado las cartas de crédito”, y ahora la versión es: “Yo no tuve nada que ver en eso”.

Nava: En esa entrevista que ayer revisé jamás acepté que hubiera dado yo la instrucción, nunca lo he aceptado…

Loret: No, no, pero la defensa permanente fue: “Está bien que nos hayan cobrado esas cartas de crédito, porque sino luego Pemex hubiera tenido que pagar esos cien millones de dólares”, eso fue lo que una y otra y otra vez en esa entrevista se dijo.

Nava: Eso fue, como decimos los abogados y lo dije claramente la entrevista y debe estar en el audio, en el supuesto no concedido que se hayan dejado de cobrar las cartas de crédito, pero de ninguna manera acepté que hubiera sido una instrucción…

Loret: Pero no se cobraron pues.

Nava: De ninguna manera acepté que hubiera sido mi instrucción.

Loret: ¿Y no llegó al escritorio de César Nava como abogado de Pemex un caso de cien millones de dólares? O sea, ¿no era como para que lo revisaran con lupa si estaba defendiendo el patrimonio de la paraestatal, cien millones de dólares?

Nava: A final de cuentas…

Loret: O sea, ¿una abogada cualquiera puede, del jurídico de Pemex, de los 500 que son: “Ah pues lánzate, ahí te encargo este caso de cien millones de dólares”?

Nava: A final de cuentas lo que está en litis, lo que está en discusión es si yo di una instrucción que no di, ha quedado claro que este correo salió de la misma cuenta de la abogada, no salió de mi cuenta, no hay un oficio firmado por mí ni ninguna otra constancia, son todos los testimonios de oídas y un correo que no puede ser considerado como prueba.

Hay una gran cosa que también me tiene muy tranquilo, en Estados Unidos, como tú sabes que al presentarse en un juicio y mentir, hacer afirmaciones calumniosas es un delito y es un delito que se paga con cárcel, y entonces ahí va a quedar muy claro quién está mintiendo y quién está diciendo la verdad.

Yo creo y estoy seguro que saldré adelante, estoy seguro que esto será aclarado y a final de cuentas mi nombre quedará limpio y la acusación de Pemex quedará sin sustento.

Loret: Por último César Nava, ¿y esos cien millones de dólares? O sea, regreso al punto anterior, ¿por qué no se cobraron?

Nava: Como lo he dicho finalmente es una facultad y es una decisión que no es del abogado general, no es del director jurídico de Pemex cobrarlos o dejarlos a cobrar…

Loret: ¿No es un caso que llegó hasta su escritorio?

Nava: El director jurídico es un brazo ejecutor de las decisiones de otros, quienes deciden si se cobra o no se cobra y el punto importante, ¿por qué sostengo que no hubo ningún daño patrimonial? Porque Pemex jamás perdió ningún derecho de cobro.

El día que yo salí por la puerta de Pemex las cartas de crédito continuaban vigentes y se podrían haber cobrado si el laudo hubiera sido favorable, es decir, el arbitraje hubiera sido favorable a Pemex.

Loret: Y mi pregunta se mantiene, es decir, ¿por qué si se pudieron haber cobrado y que le entraran a Pemex cien millones de dólares, por qué no se cobraron?

Nava: Finalmente, como lo he dicho ésa es una respuesta que me escapa, porque no era mi facultad decidirlo y yo no decidí una cosa u otra.

Loret: César Nava, el tema de las motivaciones políticas lo descubre usted más allá, o sea, nada más en su gestión, en lo que vino después, porque también el sucesor está implicado en el asunto y aparece en el expediente el siguiente abogado general. ¿Qué hay de eso?

Nava: Lo que me llama mucho la atención es que pudiendo construir un caso más o menos sólido para defender el patrimonio de Pemex, Pemex esté o sus funcionarios estén desviando la atención para imputarme y de esta manera darle al expediente una connotación de mayor relevancia política, si tú quieres, manchándome a mí, manchándome al PAN en un contexto en el que claramente están en juego 14 elecciones locales y se está buscando hoy tender una cortina de humo.

Yo creo que estas prácticas, que se supone que deberían de ser cosa del pasado, deben erradicarse por completo.

Loret: Otra de las sospechas es el famoso escándalo del departamento de Polanco, ¿no? Si, y muchos lo están atando hoy en columnas de opinión, en comentarios de políticos, etcétera, ¡ah, ahí está el tema del departamento en Polanco!, aquel asunto del 2009, 2010, en donde se acusó a César Nava de haber comprado un lujosísimo departamento en la zona de Polanco y haber pagado por él un dinero que no le hubiera alcanzado con su sueldo de funcionario público, etcétera. Y hoy muchos están atando, dice: “Ahí está, ahí estuvo el asunto, ahí con eso se compró el departamento”.

Nava: Son dos hechos que no tienen ninguna relación. Uno es lo que ocurrió precisamente entre 2002 y 2003; y otro es el tema del departamento que mencionas, por el cual yo comparecí ante las autoridades competentes, ante las autoridades respectivas, presenté mis declaraciones patrimoniales y fiscales, y las autoridades emitieron una resolución que han causado estado.

Estoy tranquilo, estoy absolutamente tranquilo.

Loret: Pero ¿generaron credibilidad? Considerando que las autoridades pertenecían al mismo gobierno panista, ¿no? ¿Cree que la opinión pública quedó satisfecha con la explicación de cómo se hizo César Nava de ese departamentazo?

Nava: Yo estoy aquí, tranquilo, dando la cara ante los mexicanos. Estoy aquí en esta ciudad, estoy perfectamente tranquilo, circulo por la ciudad, hago mi vida en la ciudad, y de esa manera vivo mi vida. No tengo nada que ocultar, no tengo nada que temer, no debo nada y esa tranquilidad para mí no tiene precio.

Loret: ¿Ha sido citado por la PGR?

Nava: No he sido citado por autoridad alguna.

Loret: ¿Y de Estados Unidos tampoco?

Nava: Tampoco he sido notificado de demanda alguna.

Loret: ¿Rechaza por completo haber estado involucrado en actos de corrupción?

Nava: Absolutamente.

Loret: ¿De haberse beneficiado económicamente por fuera?

Nava: Absolutamente. Estoy tranquilo, estoy seguro; lo rechazó, lo niego categóricamente, y si es necesario, lo probaré ante los tribunales correspondientes.

Loret: El del dinero del departamento, ¿ése de dónde salió?

Nava: Como he dicho, es un tema que ha sido debidamente explicado y justificado ante las autoridades mediante la constatación de mis declaraciones patrimoniales y fiscales.

Loret: ¿Sí le alcanzaba con el dinero de funcionario público para comprarse ese departamento?

Nava: Mis declaraciones patrimoniales y fiscales fueron aportadas, y en función de eso, la autoridad emitió una resolución.

Loret: ¿Y sí son consistentes? Más allá de lo que diga la autoridad, ¿sí le alcanzaba a César Nava con su sueldo de funcionario para comprarse esa propiedad?

Nava: Te lo reitero, tengo la absoluta tranquilidad, aporté los elementos, voluntariamente comparecí.

Loret: Pero en un gobierno del mismo partido, por eso lo pongo sobre la mesa periodística. Siempre con un gobierno del mismo partido, se investiga, siempre se exonera.

Nava: La autoridad es la autoridad; y yo creo que los mexicanos tenemos que acostumbrarnos precisamente a respetar a la autoridad, son las instituciones. Y yo comparecí ante ellas y hay una resolución emitida que ya causó estado; de manera tal que no tengo nada más que decir.

Loret: ¿Sí está tranquilo?

Carlos Loret (Televisa), entrevistó a Cesar Nava, ex dirigente nacional del PAN; sobre la  acusación en su contra por parte de Pemex.

Loret: La acusación es muy concreta. De la oficina de César Nava salieron instrucciones para que no se cobraran dos cartas de crédito por más de cien millones de dólares, dinero que hubiera llegado a Pemex y como salió esta instrucción de última hora, ese dinero no llegó a Pemex. ¿Qué responde?

Nava: Es una acusación que no tiene ningún fundamento. Se cae por sí sola. Primero, porque hay una inconsistencia en las fechas. Yo estuve en Pemex de 2001 a 2003 y estos supuestos pagos, de haber ocurrido -ilegales- habrían ocurrido en 2004. Queda claro que yo no estaba para entonces en Pemex. Entonces, tratar de conectar estas fechas resulta improcedente.

Loret: Vamos al asunto de las fechas antes ir al tema número dos. Los sobornos de Siemens sí habrían sucedido en 2004, pero el tema del cobro de las cartas de crédito, sí habría sucedido durante el periodo en que el director jurídico de Pemex era Cesar Nava.

Nava: Lo que sabemos por los medios de comunicación que se plantea en la demanda es una construcción artificiosa, porque a partir de un hecho de 2004, ocurre… Se suben en una máquina del tiempo para regresar a 2002 y pretender involucrarme en hechos en los que no participé.

Es absurdo que se presenta involucrar en una conspiración a priori, es decir, antes de los supuestos pagos. Por eso señalo y lo afirmo con toda claridad, que las fechas simplemente no coinciden y que hay ahí simplemente un esfuerzo artificioso, amañado, de ensuciarme, de manchar mi reputación, pero yo estoy aquí tranquilo dando la cara ante ti, ante los mexicanos porque tengo la conciencia tranquila. No debo nada y estoy perfectamente respondiendo ante estas acusaciones.

Loret: ¿Hay un interés político?

Nava: Evidentemente es lo que salta a la vista.

Loret: ¿Del PRI? ¿Del gobierno?

Nava: Yo no haría puntualizaciones. No tengo ningún elemento para suponer o para afirmar. Simplemente señalo un hecho objetivo, estamos en medio de 14 elecciones locales, tres años después de mi dirigencia como líder del Partido Acción Nacional, cuando empujamos las alianzas interpartidistas sobre todo con el PRD. Ahora, tres años después, vuelven a formarse las alianzas y curiosamente en todo este escenario salen estas acusaciones, que para mí no son más que una cortina de humo que pretende desviar lo importante para centrarse en una persona, dañarme a mí y dañar al Partido Acción Nacional.

Loret: Uno, la fecha. ¿Dos?

Nava: El correo, que también ha sido motivo de análisis, es un documento público que se puede consultar en tu página de Internet y simplemente señalar, creo que será muy fácil de entender.

Loret: A ver, vámonos por partes para contextualizar a quienes nos están viendo. Este correo tiene como fecha 16 de mayo del año 2012. ¿En ese momento, César Nava era?

Nava: Abogado general de Pemex.

Loret: Abogado general de Pemex. Y lo que dice el correo, porque el correo está en inglés, y lo puede consultar usted ahí en mi página, http://www.carlosloret.com, es que una persona, una funcionaria de Pemex, llamada Lucía Munive Silva es enviada a Seúl, Corea, para cobrar unas cartas de crédito, supone, por más de cien millones de dólares.

Y entonces, ya cuando está volando Lucía Munive Silva rumbo al aeropuerto de Incheon en Seúl, se manda desde Pemex este correo electrónico, los dos tenemos copia, en donde se dice: “Las nuevas instrucciones del licenciado Nava Vázquez son que no se presenten las cartas de crédito hasta que usted tenga nuevas instrucciones precisas. Por favor, contacte al señor Luis Enrique Villarreal urgente, tan pronto llegue usted a Seúl”.

Y de hecho, lo que se pide es que en el aeropuerto intercepten a esta funcionaria de Pemex para que no vaya a cobrar estas cartas de crédito.

Nava: Este es el correo, como bien explicas que se usa aparentemente como sustento de esta acusación falsa. ¿Y por qué falsa? Porque simplemente baste darnos cuenta que este correo tiene como remitente a la misma licenciada Lucía Munive, es decir, es un correo que salió de su propia cuenta. Ella se lo mandó a sí misma. Claro, con la asistencia de su secretaria, de su asistente, Angélica Reyes, que viene como firmante del mismo. Yo no puedo hacerme responsable de un correo que una abogada se manda en su propia cuenta a sí misma.

No es una instrucción mía, esto es claramente un correo que ella se manda a sí misma a través de su inferior jerárquica, que es una secretaria.

Loret: No, pero el correo está enviado a los Hoteles Corea para pedirles que manden una persona a interceptar. Es decir, es de la cuenta de esta funcionaria Lucía Munive, la secretaria, manda el correo al hotel pidiéndole al hotel que mande a una persona al aeropuerto Incheon en Seúl para detener a Lucía Munive, que cuidadito y vaya a cobrar esas cartas de crédito.

Nava: Por eso. El correo, salió de la cuenta de Lucía Munive.

Loret: No es para ella, o sea, es de la cuenta de ella al hotel para pedirles que intercepten a su jefa.

Nava: Su secretaria lo mandó y su secretaria es su inferior jerárquica; es decir, esto de ninguna manera puede considerarse una instrucción mía, yo puedo ser responsable y soy responsable de mis actos, pero no puedo hacerme responsable de los actos de terceros, estoy aquí, con toda tranquilidad, dando cuenta de mis actos, pero no de actos de terceros.

Loret: O sea, ¿una secretaria -que muchas secretarías tienen acceso los correos electrónicos de sus jefes- una secretaria se va a aventar el tiro de frenar el cobro de una carta de crédito por cien millones de dólares?

Nava: Pues así de absurda es la acusación, Carlos, así de absurdo es el planteamiento.

Loret: No, porque la acusación es “las órdenes vinieron del licenciado Nava Vázquez, no vaya usted a cobrar esas cartas de crédito”.

Nava: En un área jurídica con 500 abogados y probablemente 300 trabajadores administrativos cualquiera pudo haber usado mi nombre y lo más grave es que sobre estas “pruebas” -entre comillas- tan endebles, o elementos tan endebles, se pretende fincar una acusación en mi contra sin ningún fundamento.

Loret: ¿Y entonces por qué no se cobraron las cartas de crédito? Es decir, tratándose de un asunto de cien millones de dólares, yo me imagino que si no se cobraron, al día siguiente César Nava, el abogado de Pemex, hubiera dicho: “¿Y por qué rayos no cobraron esos cien millones de dólares, si yo personalmente pedí que mandaran una funcionaria a cobrarlos?” ¡Son cien millones de dólares, o sea, no es un vacilón!

Nava: Es que lo importante a señalar es que las cartas no se dejaron de cobrar ni se perdieron.

Loret: ¿Se cobraron?

Nava: Las cartas tenían vigencia, las cartas se prorrogaron, y lo que puedo asegurar con toda tranquilidad es que el día en que yo salí por la puerta de Pemex en octubre del 2003, ese día las cartas seguían vigentes.

Loret: ¿Y por qué no se cobraron en esta fecha? ¿Por qué no las cobró esta funcionaria que a eso iba?

Nava: A final de cuentas la facultad de cobrar o no cobrar era del consejo de administración de Pemex Refinación. De hecho, en junio de 2003 el Consejo de administración de Pemex Refinación, integrado por cinco secretarios de Estado y el director general de Pemex aprobó la prórroga de la vigencia de las cartas de crédito, no lo decidí yo…

Loret: ¿Quiénes eran esos secretarios?

Nava: No recuerdo con exactitud quiénes conformaban el consejo, pero por ley se prevén cinco espacios aparte del director del Consejo de Administración…

Loret: O sea que, en todo caso, es culpa de ellos, o decisión de ellos no haber cobrado las cartas de crédito.

Nava: Lo que estoy diciendo es que el Consejo de Administración autorizó la prórroga de la vigencia de las cartas, no hubo ningún daño patrimonial, no se causó ningún daño patrimonial durante mi gestión, al menos durante mi gestión lo puedo afirmar con toda claridad, no hubo ningún daño patrimonial.

Loret: Pero si se iban a cobrar cien millones de dólares y no se cobraron, ¿eso no es un daño patrimonial?

Nava: Lo importante es, y creo que el foco de la demanda está perdido en ese sentido, es que las cartas de crédito estaban vigentes; ¿qué fue lo que acordaron las partes? Y aquí está en este convenio…

Loret: Pero ¿por qué no las cobraron, pues? O sea, si ya iban a cobrarlas, ya se las iban a pagar…

Nava: Porque las cartas de crédito estaban sujetas a laudo, es decir, si Pemex ganaba el arbitraje entonces podía cobrar las cartas de crédito, como no lo ganó, no pudo cobrar las cartas de crédito.

Loret: Pero eso claramente no es así, porque si no, no hubiera mandado a una funcionaria a cobrarlas, y no la hubieran detenido en el aeropuerto, ¿no? Es decir, si es una carta de crédito que no te la van a pagar, ¿pues a qué mandas a cobrarla?

Nava: Lo que estoy afirmando con toda claridad es que un año después de ese incidente que refieres, todavía un año después, se firmó este convenio que autorizó el Consejo de Administración de Pemex Refinación; ¿qué es lo que consta en este convenio? En la cláusula séptima, aquí lo podemos leer, que todas las cartas de crédito, todas, todas, incluyendo las que se dice que se dejaron de cobrar, estaban vigentes, y más aún…

Loret: Sí, pero la pregunta y la acusación no es que no estuvieran vigentes, es ¿por qué no se cobraron? Si había oportunidad de que Pemex se quedara con cien millones de dólares, ¿por qué no se cobraron?

Nava: Lo relevante para mí es que no hubo daño patrimonial, y por lo tanto es una demanda sin mérito la que presenta Pemex, porque no hubo absolutamente ningún daño patrimonial…

Loret: ¿Aunque no hayan entrado estos cien millones de dólares a Pemex? ¿No es daño patrimonial eso?

Nava: No hubo ningún daño patrimonial, porque Pemex no perdió ningún derecho, las cartas estaban vigentes…

Loret: Pero no cien millones de dólares, ¿no?

Nava: Las cartas estaban vigentes, y un año después, y lo repito, el día en que yo salí…

Loret: ¿Nunca se cobraron?

Nava: El día en que yo salí por la puerta de Pemex seguían vigentes las cartas y se podrían haber cobrado; claro, sujetas…

Loret: ¿Y por qué no se cobraron antes?

Nava: Porque se sujetaron, según este convenio, al laudo arbitrario.

Loret: ¡Pero eso es de un año después! Es decir, la acusación central es: ¿por qué detuvieron a esta chava… o a esta funcionaria, no sé si chava o señora ya, por qué detuvieron a Lucía Munive Silva, que iba a cobrar estas cartas de crédito, por qué detuvieron cien millones de dólares? Porque la sospecha, y voy más allá, es que intervino un despacho de abogados europeo, eso es lo que dice la declaración, y se arregló con ustedes para que no cobraran ese dinero a favor de Pemex, y a cambio de eso recibieran algo.

Nava: En ninguna parte de lo publicado hasta ahora por los medios de comunicación, incluyendo tus publicaciones, se afirma que yo haya recibido algún beneficio ilegalmente y no se afirma, porque no ocurrió, ni nadie lo ha dicho ni nadie lo podrá decir, ni lo dirá, porque yo tengo esa tranquilidad puedo mirar a mis hijos de frente, puedo estar esta mañana contigo, puedo estar tranquilamente afirmando lo que sigo afirmando, porque jamás ocurrió, es absurdo que se me pretenda involucrar en una supuesta conspiración cuando ni siquiera conozco a los otros supuestos miembros de la conspiración, ni mucho menos interactué con ellos.

Lo que están tratando de hacer artificiosamente es jalar un supuesto hecho de 2004 hacia atrás para darle una cierta apariencia de “sospechosismo” e involucrarme indebidamente.

Y estoy aquí porque no voy a permitir que se ensucie mi nombre, no voy a permitir que se ensucie mi reputación, entiendo perfectamente que Pemex haga todo lo necesario para cuidar su patrimonio, yo lo hice, ésa fue mi principal obligación y mandato, porque Pemex es de todos los mexicanos, pero lo que no se vale es que pretendan pasar por encima del nombre y la reputación de ex servidores públicos como tu servidor.

Loret: La última vez cuando yo revelé este asunto del correo electrónico hace cosa de tres meses y hubo una entrevista en radio, ¿no?, nos entrevistamos en radio la versión era otra, o sea, lo que estuvo tratando de defender César Nava fue que, que fue una buena estrategia no haber cobrado esas cartas de crédito.

Nava: En esa entrevista que recuerdo muy bien, por supuesto y ayer tuve oportunidad de consultarla de nuevo…

Loret: Y ahora la versión es: “Yo ni siquiera di la instrucción”, o sea, la vez pasada era decir: “Fue una buena idea no haber cobrado las cartas de crédito”, y ahora la versión es: “Yo no tuve nada que ver en eso”.

Nava: En esa entrevista que ayer revisé jamás acepté que hubiera dado yo la instrucción, nunca lo he aceptado…

Loret: No, no, pero la defensa permanente fue: “Está bien que nos hayan cobrado esas cartas de crédito, porque sino luego Pemex hubiera tenido que pagar esos cien millones de dólares”, eso fue lo que una y otra y otra vez en esa entrevista se dijo.

Nava: Eso fue, como decimos los abogados y lo dije claramente la entrevista y debe estar en el audio, en el supuesto no concedido que se hayan dejado de cobrar las cartas de crédito, pero de ninguna manera acepté que hubiera sido una instrucción…

Loret: Pero no se cobraron pues.

Nava: De ninguna manera acepté que hubiera sido mi instrucción.

Loret: ¿Y no llegó al escritorio de César Nava como abogado de Pemex un caso de cien millones de dólares? O sea, ¿no era como para que lo revisaran con lupa si estaba defendiendo el patrimonio de la paraestatal, cien millones de dólares?

Nava: A final de cuentas…

Loret: O sea, ¿una abogada cualquiera puede, del jurídico de Pemex, de los 500 que son: “Ah pues lánzate, ahí te encargo este caso de cien millones de dólares”?

Nava: A final de cuentas lo que está en litis, lo que está en discusión es si yo di una instrucción que no di, ha quedado claro que este correo salió de la misma cuenta de la abogada, no salió de mi cuenta, no hay un oficio firmado por mí ni ninguna otra constancia, son todos los testimonios de oídas y un correo que no puede ser considerado como prueba.

Hay una gran cosa que también me tiene muy tranquilo, en Estados Unidos, como tú sabes que al presentarse en un juicio y mentir, hacer afirmaciones calumniosas es un delito y es un delito que se paga con cárcel, y entonces ahí va a quedar muy claro quién está mintiendo y quién está diciendo la verdad.

Yo creo y estoy seguro que saldré adelante, estoy seguro que esto será aclarado y a final de cuentas mi nombre quedará limpio y la acusación de Pemex quedará sin sustento.

Loret: Por último César Nava, ¿y esos cien millones de dólares? O sea, regreso al punto anterior, ¿por qué no se cobraron?

Nava: Como lo he dicho finalmente es una facultad y es una decisión que no es del abogado general, no es del director jurídico de Pemex cobrarlos o dejarlos a cobrar…

Loret: ¿No es un caso que llegó hasta su escritorio?

Nava: El director jurídico es un brazo ejecutor de las decisiones de otros, quienes deciden si se cobra o no se cobra y el punto importante, ¿por qué sostengo que no hubo ningún daño patrimonial? Porque Pemex jamás perdió ningún derecho de cobro.

El día que yo salí por la puerta de Pemex las cartas de crédito continuaban vigentes y se podrían haber cobrado si el laudo hubiera sido favorable, es decir, el arbitraje hubiera sido favorable a Pemex.

Loret: Y mi pregunta se mantiene, es decir, ¿por qué si se pudieron haber cobrado y que le entraran a Pemex cien millones de dólares, por qué no se cobraron?

Nava: Finalmente, como lo he dicho ésa es una respuesta que me escapa, porque no era mi facultad decidirlo y yo no decidí una cosa u otra.

Loret: César Nava, el tema de las motivaciones políticas lo descubre usted más allá, o sea, nada más en su gestión, en lo que vino después, porque también el sucesor está implicado en el asunto y aparece en el expediente el siguiente abogado general. ¿Qué hay de eso?

Nava: Lo que me llama mucho la atención es que pudiendo construir un caso más o menos sólido para defender el patrimonio de Pemex, Pemex esté o sus funcionarios estén desviando la atención para imputarme y de esta manera darle al expediente una connotación de mayor relevancia política, si tú quieres, manchándome a mí, manchándome al PAN en un contexto en el que claramente están en juego 14 elecciones locales y se está buscando hoy tender una cortina de humo.

Yo creo que estas prácticas, que se supone que deberían de ser cosa del pasado, deben erradicarse por completo.

Loret: Otra de las sospechas es el famoso escándalo del departamento de Polanco, ¿no? Si, y muchos lo están atando hoy en columnas de opinión, en comentarios de políticos, etcétera, ¡ah, ahí está el tema del departamento en Polanco!, aquel asunto del 2009, 2010, en donde se acusó a César Nava de haber comprado un lujosísimo departamento en la zona de Polanco y haber pagado por él un dinero que no le hubiera alcanzado con su sueldo de funcionario público, etcétera. Y hoy muchos están atando, dice: “Ahí está, ahí estuvo el asunto, ahí con eso se compró el departamento”.

Nava: Son dos hechos que no tienen ninguna relación. Uno es lo que ocurrió precisamente entre 2002 y 2003; y otro es el tema del departamento que mencionas, por el cual yo comparecí ante las autoridades competentes, ante las autoridades respectivas, presenté mis declaraciones patrimoniales y fiscales, y las autoridades emitieron una resolución que han causado estado.

Estoy tranquilo, estoy absolutamente tranquilo.

Loret: Pero ¿generaron credibilidad? Considerando que las autoridades pertenecían al mismo gobierno panista, ¿no? ¿Cree que la opinión pública quedó satisfecha con la explicación de cómo se hizo César Nava de ese departamentazo?

Nava: Yo estoy aquí, tranquilo, dando la cara ante los mexicanos. Estoy aquí en esta ciudad, estoy perfectamente tranquilo, circulo por la ciudad, hago mi vida en la ciudad, y de esa manera vivo mi vida. No tengo nada que ocultar, no tengo nada que temer, no debo nada y esa tranquilidad para mí no tiene precio.

Loret: ¿Ha sido citado por la PGR?

Nava: No he sido citado por autoridad alguna.

Loret: ¿Y de Estados Unidos tampoco?

Nava: Tampoco he sido notificado de demanda alguna.

Loret: ¿Rechaza por completo haber estado involucrado en actos de corrupción?

Nava: Absolutamente.

Loret: ¿De haberse beneficiado económicamente por fuera?

Nava: Absolutamente. Estoy tranquilo, estoy seguro; lo rechazó, lo niego categóricamente, y si es necesario, lo probaré ante los tribunales correspondientes.

Loret: El del dinero del departamento, ¿ése de dónde salió?

Nava: Como he dicho, es un tema que ha sido debidamente explicado y justificado ante las autoridades mediante la constatación de mis declaraciones patrimoniales y fiscales.

Loret: ¿Sí le alcanzaba con el dinero de funcionario público para comprarse ese departamento?

Nava: Mis declaraciones patrimoniales y fiscales fueron aportadas, y en función de eso, la autoridad emitió una resolución.

Loret: ¿Y sí son consistentes? Más allá de lo que diga la autoridad, ¿sí le alcanzaba a César Nava con su sueldo de funcionario para comprarse esa propiedad?

Nava: Te lo reitero, tengo la absoluta tranquilidad, aporté los elementos, voluntariamente comparecí.

Loret: Pero en un gobierno del mismo partido, por eso lo pongo sobre la mesa periodística. Siempre con un gobierno del mismo partido, se investiga, siempre se exonera.

Nava: La autoridad es la autoridad; y yo creo que los mexicanos tenemos que acostumbrarnos precisamente a respetar a la autoridad, son las instituciones. Y yo comparecí ante ellas y hay una resolución emitida que ya causó estado; de manera tal que no tengo nada más que decir.

Loret: ¿Sí está tranquilo?

Nava: Absolutamente tranquilo.

 

Para ver este video pulse este link, cortesía de CIAM y GA Comunicación

Nava: Absolutamente tranquilo.

7:06

Para ver este video pulse este link, cortesía de CIAM y GA Comunicación

Anuncios


One Response to “C Loret acorrala a C Nava por demanda de Pemex (Televisa)”


  1. 1 Loret acorrala a Nava por demanda de Pemex : hilo directo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: