Javier Lozano: Gómez Urrutia es un cínico (R Fórmula)

01Sep14

Ciro Gómez Leyva (R Fórmula): …Napoleón Gómez Urrutia, son comentarios muy duros sobre ti, senador Javier Lozano, exsecretario del Trabajo, Javier Lozano. Gusto en saludarte Javier, buenos días.

Javier Lozano: El gusto es mío Ciro, muchísimas gracias por la oportunidad, tienes razones… o tú nunca me das réplica, me das la oportunidad de hablar, cosa que agradezco, y buen día al auditorio.

Mira, escuché, escuché la entrevista completa con este gran cínico de Napoleón Gómez Urrutia, ¿no?, que, bueno, efectivamente, se está saliendo con la suya, desde el punto de vista judicial, a pesar de las innumerables demandas, no del gobierno, de trabajadores defraudados, a su decir, por el desvío de 55 millones de dólares de un fideicomiso que se había creado exprofeso para los trabajadores y que él habría desviado dichos recursos para fines personales y familiares.

Esta demanda no viene de la época del presidente Calderón, esto viene desde antes de que nosotros entramos, a principios del año 2006, que coincide, por cierto, con el tema de Pasta de Conchos, que tampoco fue nuestra época, desde entonces este angelito está autoexiliado en Canadá.

En Canadá le han dado un trato de rey, le han dado un gran trato, entre otras cosas, porque le conviene a las empresas con inversiones extranjera canadiense en nuestro país llevar la fiesta en paz, ¿por qué? Porque Napoleón Gómez Urrutia, cosa que me consta, lo que hacía era recurrir a las huelgas con argumentos francamente vagos, si no es que a los llamados “paros locos”, es decir, suspendía las operaciones en las minas de nuestro país como una forma de auténtico chantaje o extorsión y, o le daban dinero, o le daban nuevas prestaciones en sus contratos colectivos, o no se movía.

De tal manera que este hombre ha estado allá en Canadá cómodamente, ya hasta ciudadano de ese país es, cosa que de veras no entiendo cómo fue que no nos lo extraditaron a tiempo…

Gómez Leyva: Ahora, Canadá no es una república… ¿Javier?

Lozano: Y sin embargo, bueno, pues va a venir aquí, ahora lo van a recibir como un héroe, siendo que también el señor nunca fue trabajador minero, heredó el cargo de su padre, de Napoleón Gómez Sada, que era un minero prestigiado, respetado, líder de ese sindicato.

Gómez Leyva: ¡Javier!

Lozano: Entonces, lo que yo digo es, jamás he hablado ni pretendo cruzar palabra con Napoleón Gómez Urrutia nunca, lo que quisimos fue restablecer la comunicación y la relación con el sindicato para efecto de que hubiera paz laboral.

Ellos estallaron tres huelgas, Cananea, Sombrerete y en el Casco, por ahí del 2007, por argumentos francamente ligeros, si no es que inexistentes.

El Cananea de plano para restablecer las relaciones laborales tuvimos que cambiar completamente, tuvimos que disolver las relaciones individuales y colectivas de trabajo para entonces entrar con un nuevo sindicato, con un nuevo contrato colectivo y regresarle la vida productiva a la región, a esta mina y a los trabajadores.

De tal manera que francamente sí me parece que como país estamos quedando pésimamente, cuando este tipo de personajes que a mí, a mí como secretario del Trabajo me pidieron o le pidieron a la empresa, en mi presencia, cien millones de dólares y retirar todas las demandas y denuncias penales en contra de Napoleón Gómez Urrutia y sus allegados a cambio de levantar la huelga en Cananea.

Esto me consta, eso pasó en mi escritorio, de ese tamaño eran sus extorsiones y sus chantajes, y por supuesto que nosotros nunca accedimos, y por supuesto que (inaudible) y me lastima tanto que trabajadores a la buena están perdiendo todo su capital en ese fideicomiso, ¿sí?, que se lo lleva alguien que nunca fue minero, que por eso le negamos la toma de nota, por ser prófugo de la justicia y por no acreditar ser trabajador minero con cinco años continuos como trabajador de base.

Le pregunté al Seguro Social, eh, le pregunté al Infonavit si tenían algún registro, dijeron: no tenemos nada de Napoleón Gómez Urrutia como trabajador. Fue a decir (inaudible) Corte que no tenía yo ninguna facultad para andarle preguntando al IMSS o al Infonavit sobre este tipo de información y que (inaudible) nos obligan a darle la toma de nota a un prófugo de la justicia.

Gómez Leyva: Bueno, ¿me estás escuchando Javier, me escuchas, Javier Lozano? Creo que no me está escuchando Javier Lozano. Javier. Bueno, se perdió ahí la comunicación, a ver si la podemos recuperar, hay algún problema ahí.

Pues ya escucharon a Javier Lozano, a ver si lo podemos tener de nueva cuenta, me quedé ahí con algunas preguntas y, bueno, lo cierto… esto que nos contó Javier Lozano, de que Napoleón Gómez Urrutia pedía que le retiraran todas las acusaciones y le dieran dinero nos lo dijo cuando era secretario del Trabajo, no recuerdo si en el 2009 en el 2010, en el 2011, cuando estaba en la huelga Cananea, eso sí nos consta, la mina de Cananea, que nos lo dijo aquí al aire. ¿Ahora sí me escuchas?

Lozano: No te escuchaba nada, perdón Ciro.

Gómez Leyva: Perdón, dos preguntas, escuché tu planteamiento, pero dos cosas; uno, primero, Canadá no es una república bananera. ¿No? Entiendo el interés de tener buenas relaciones con alguien quién les está generando dinero, inversión, allá. Segundo; como sea, Napoleón Gómez Urrutia ganó once juicios. Javier, once juicios.

Lozano: Es correcto.

Gómez Leyva: Ni es una república bananera Canadá, y pues finalmente son nuestras leyes, son nuestros tribunales, son nuestros jueces, son nuestros magistrados, ganó 11 juicios, Javier, tú eres abogado.

Lozano: Sí, sí, sí, por supuesto. Y por eso te digo que la verdad es una pena, ¿no?, es una pena porque a mí sí me consta la manera mafiosa con la que este hombre dirige a su sindicato, cómo es que hace de la extorsión y el chantaje un modus operandi, y cómo es que obtiene entonces este tipo de beneficios tanto individuales como gremiales.

Es una pena porque precisamente no se pudo acreditar, y esto no fue en un solo gobierno. El primero que le diera la toma de nota es Mariano Palacios Alcocer como secretario del Trabajo con el presidente (se va audio); desde ahí vienen todo este tipo de acciones que se están tratando de enderezar, por considerar que es absolutamente inadecuada la forma de actuar de este hombre, que ni siquiera acreditó ser un trabajador minero.

Entonces, pues sí, la verdad es que más allá de la verdad legal, que es la que está prevaleciendo y que todos tenemos que respetar, no deja, de veras, de llamar la atención que un cínico de ese tamaño se vuelva a salir con la suya y que haya pasado por encima de los intereses de sus propios trabajadores de la industria nacional, y que venga a ver con banderas desplegadas, como si fuera un verdadero héroe nacional. Sí es una pena y una vergüenza.

Gómez Leyva: Bueno, dijo, no antes de dos o tres semanas, pero probablemente en un mes esté ya en México, dice que va a venir a vivir a la Ciudad de México. Te llamó “porro golpeador”, y bueno, va a estar cerca, va estar cerca…

Lozano: Dijo dos cosas, dijo primero que él tiene enderezada contra mí una demanda por daño moral, que sus abogados no le han informado que ya se perdió ese juicio por caducidad. Ni siquiera le dieron seguimiento porque no tenían ni pies ni cabeza, uno; dos, dice que yo mejor aclare lo que pasó con “El Chino”. Por el amor de Dios, Ciro, ¿tú crees que ese es un mecanismo de defensa? Por favor.

Entonces, mira, francamente lamentable, y ya que dijo, por cierto, que lo de Pasta de Conchos, que es una vergüenza, que apenas están a 120 metros los cuates, y que es muy fácil rescatarlos, pues ahora que venga a México el angelito, que él encabece la cuadrilla de trabajadores para entrar por ellos a ver si sí es cierto que es tan fácil, con toda su experiencia minera.

Gómez Leyva: Bueno, pues gracias, gracias por el comentario.

Lozano: Gracias a ti, como siempre Ciro.

Gómez Leyva: Javier Lozano ex secretario del Trabajo, lo fue, pues creo que la mayor parte, si no es que todo el sexenio de Felipe Calderón, y además hoy es senador, y ha sido un crítico muy duro de Napoleón Gómez Urrutia. Lo fue como secretario del Trabajo y lo sigue siendo hoy, aquí ya no lo es.

Muchas gracias por sus comentarios. Y pues yo repito, no es que se tome desde luego partido por alguien, pero pues se pudo haber ido a uno de esos países, se pudo y haber ido a Venezuela, a uno de esos países donde se puede comprar a la justicia, sin mayor problema, siempre y cuando se tenga una buena cantidad de dólares, pero Napoleón Gómez Urrutia estuvo en Canadá.

Manuel Feregrino: Así es.

Gómez Leyva: Entonces tampoco se fue a esconder a una república bananera; y segunda, nos guste o no ganó 11 juicios, Manuel.

Feregrino: Yo pensé que tenía…

Gómez Leyva: …ganó 11 acusaciones…

Feregrino: Sí se podrán decir muchas cosas sobre Napoleón, señalarlo, acusarlo, pero en lo que es la parte legal, la siguió con mucha puntualidad. Le tomó ocho años y medio tumbar los once procesos penales, que le estableció la propia República.

Todavía, ¿que será?, hace cosa de hace mes y medio la subprocuradora Mariana Benítez pues intentaba y luchaba la manera de que el último recurso siguiera vivo. No lo pudieron hacer, y finalmente…

Gómez Leyva: El caso de la ficha roja de Interpol.

Feregrino: El caso de la ficha roja de Interpol, y pues le concede el amparo El Consejo de la Judicatura, unos magistrados que revisaron detalladamente el tema, y pues lo gana. 11 juicios los ganó.

9:08

Para escuchar el audio siga el link, cortesía de CIAM y GA Comunicación

Anuncios


No Responses Yet to “Javier Lozano: Gómez Urrutia es un cínico (R Fórmula)”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: