Impone la CNTE nómina a la SEP. Reforma


Antonio Baranda y Sonia del Valle
Cd. de México (15 enero 2015).- La presión de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca dio frutos.

Después de que maestros de la Sección 22 de la CNTE destruyeron mobiliario urbano y tomaron el aeropuerto y terminales de autobuses en esa entidad, la dirigencia sindical logró imponer su nómina a la SEP.

Benito Vázquez, vocero del magisterio oaxaqueño, aseguró que el subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Miranda, se comprometió a reconocer a 81 mil 300 docentes que esa agrupación tiene registrados.

Esto implica que el Gobierno federal dará su nombramiento definitivo como profesores a 7 mil trabajadores más, aproximadamente, en Oaxaca.

“El acuerdo es que se le pague a todos los maestros que están relacionados con el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), los 81 mil 300 compañeros que tenemos.
“(La SEP) los va a estar reconociendo y cobrarán puntualmente”, explicó Vázquez.

Cuando el Inegi levantó el censo de profesores a nivel nacional, la CNTE impidió el levantamiento en Oaxaca; decidieron, sin embargo, hacer su propio conteo de profesores y aseguraron que son 81 mil 300.

El Gobernador Gabino Cué avaló esa cifra.

La CNTE de Oaxaca llegó ayer a la reunión con Gobernación y la SEP con la intención de rechazar el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa (FONE) -partida que desde hoy usará el Gobierno federal para pagar el sueldo de todos los maestros del País- y exigir que los salarios del magisterio oaxaqueño sigan siendo manejada por el IEEPO.

El vocero manifestó que “por ahorita” dejarán que sea la Administración federal la que asuma la responsabilidad del pago, pero adelantó que no renunciarán a la posibilidad de continuar haciéndolo ellos.

Con este nuevo modelo de pago centralizado, el IEEPO perderá este año el manejo de 17 mil 216 millones de pesos.

En opinión de especialistas ésta es la causa del descontento de los líderes del magisterio oaxaqueño, pues desde hace más de 30 años manejaban discrecionalmente esos fondos.

“La CNTE pierde el control de los movimientos de personal, pues, a través del IEEPO, controlaban el salario de los maestros y los descuentos para quienes no se movilizaban o para quienes faltaban a las marchas o plantones.

“Al mismo tiempo no van a poder desviar recursos para la Sección 22, pues ellos son los que manejan el IEEPO, del director para abajo”, señaló David Colmenares, ex auditor especial de gasto federalizado de la Auditoría Superior de la Federación.

Blanca Heredia, investigadora del CIDE, adelantó que la centralización de la nómina podría poner en jaque la gobernabilidad en Oaxaca, pues en el fondo la lucha del magisterio disidente es por el poder del manejo de esos fondos millonarios.

“La lucha tiene que ver con quién manda, y el que sea la Federación ahora la que administra los recursos, significa que los liderazgos de la CNTE, que tiene copado al IEEPO, pierden su coto de poder, porque ya no serán los que decidan a quién se les da menos o más, o quien entra y sale de la nómina”, expresó.

Con la reforma a la Ley Coordinación Fiscal, que creó el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE), este año el Gobierno de Oaxaca sólo recibirá 571 millones 365 mil 898 pesos para gastos de operación del servicio educativo. Esa cifra es a razón de 607 pesos por cada uno de los 940 mil 731 alumnos de educación básica pública.

En tanto, la Federación manejará 17 mil 216 millones de pesos por concepto de salarios.

El nuevo modelo le “quita” de golpe uno de cada cuatro pesos al presupuesto del Estado.

Y es que los recursos para el pago de la nómina educativa que la Federación transfería a la entidad representaron en 2014 el 27.4 por ciento del presupuesto total del Estado.

En el caso de Oaxaca, la nómina entre 2014 y 2015 tuvo un crecimiento del 17.4 por ciento, equivalente a 2 mil 998 millones 720 mil 393 pesos.

Según la plantilla de personal con la que Hacienda concilió la nómina que pagará a partir de hoy en la entidad, hay cerca de 82 mil trabajadores.

Advierten uso discrecional de recursos

El Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE) dejó espacio para el uso discrecional de recursos, tanto de los Gobiernos estatales, como del federal, aseguró Marco Fernández, investigador del Tecnológico de Monterrey.

En pleno año electoral, explicó, hay poco más de 20 mil 689 millones 286 mil 642 pesos que los estados dispondrán de manera discrecional, porque no hay lineamientos ni reglas de operación para su uso.

El FONE contará este año con 330 mil 325 millones 823 mil 796 pesos divididos en cuatro subfondos: servicios personales, gastos corrientes, de operación y de compensación.

El primero (salarios), que contiene el 90 por ciento de la bolsa, será manejado por Hacienda y la SEP.

Cada año, la nómina genera recursos disponibles por concepto de “ahorros” del orden del 5 por ciento, por diferencias salariales y de prestaciones por bajas y altas.

Los especialistas Lorenzo Gómez Morín, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), y José Raúl Trujillo, premio nacional de Finanzas Públicas, prevén que Hacienda dispondrá de entre 15 mil y 20 mil millones de pesos por los “ahorros” referidos, sin que haya una regulación.

Fernández advirtió que, en el caso de los gastos de operación, el reparto de recursos entre las entidades no es claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s