No hay delito en comprar a contratistas: R Campos (R Fórmula)

21Ene15

En la mesa de debate con Joaquín L Dóriga (R Fórmula), abordaron el tema de lo publicado por WSJ sobre la casa de del presidente Peña en Ixtapan de la Sal.

Roy Campos señaló que una cosa es la ley anticorrupción que nos hace falta y otro tema es algo que habla de los conflictos de interés. Puede que no haya violado nada de corrupción y que todo esté en la ley y que esté en la declaración de bienes patrimoniales, es decir, que en términos legales no haya ninguna falta, pero de lo que se está poniendo el dedo aquí es los posibles conflictos de interés que se generan.

Lo que se tendría que atender y los políticos tendrían que echarle ojo es a todo lo que se llama conflicto de interés.

Este caso nuevamente hace pensar que hubo un conflicto de interés, pero no podemos saber, nos tienen que especificar hasta dónde llegho. Se dice que es una casa que Peña compró en 2005, cuando comenzaba su gobierno en el Edomex, a un contratista que después tuvo contratos en el gobierno.

L Dóriga precisó que la casa se compró a un amigo que era contratista.

Campos coincidió en que el amigo ya era contratista del Edomex. Entonces el asunto es si no se puede comprar nada a un contratista del estado, lo que sí se puede hacer, pero a precios de mercado, donde no hubo un trato especial por ser gobernador. De ser así, no hay conflicto de intereses y sólo se tiene que comprobar que se haya comprado a precio de mercado y con un dinero declarado y bien ganado.

José Fonseca indicó que el problema es que nos hemos metido en una discusión sobre lo que es y no es conflicto de interés. Recuerdo que mi hijo, el padre Jaime, me decía: “Es que a veces se les olvida que no todo lo que es ilegal es pecado ni tampoco todo lo que es pecado es ilegal”.

Señaló que se ha conflicto de interés en función a lo que se maneja en otras naciones. En México no está tipificado en la ley. Lo tienen que atender los políticos que legislan, ¿por qué estamos juzgando conflicto de interés? Porque entonces caemos en ese verbo que inventó Santiago Creel, en el “sospechosismo”, en todo contrato, en toda compra que hace un político podría haber un conflicto de interés y quién lo define, la comentocracia o lo define la ley, ese es un problema que tenemos porque está sobre la mesa, pero mientras no se puede juzgar a nadie porque todo es una suposición y una conclusión nacida de la sinrazón y mala fe de la política.

L Dóriga preguntó qué le parecía la respuesta.

Fonseca respondió que fue poco talentosa.

René Casados comentó que justo hay un desafío más por parte del vocero o de la Comunicación de la Presidencia para poder comunicar e informar de manera muy clara y contundente este tema y la manera en que se debe hacer, porque este tipo de situaciones siguen pegando a la credibilidad, confianza de la Presidencia, del gobierno y del Presidente mismo.

Cuan más hay una responsabilidad de una comunicación de mucho rigor y estrategia y de estar comunicando el mensaje y respuesta indicada de una manera clara, contundente y de mucha eficacia y eficiencia comunicacional.

Fonseca consideró que habría que revisar todo, tendrían que revisarse todos, para ver qué tiene cada quien y dónde puede nacer un problema de sospechosismo, para lo que entonces hay que prepararse desde antes y salir al paso, revelarlo antes de que salga y lo aprovechen quienes recogen las migajas del pasado.

Campos indicó que nadie está diciendo que robó dinero o no la declaró, lo que se cuestiona es que a quienes se las compró eran contratista del gobierno que presidía. Insistió en que la pregunta es si esto debe hacer, la respuesta es que puede hacerse, lo que se tiene que comprobar es que en la compra no hubo ninguna ventaja.

Casados señaló que está permitido y además dentro de la declaración de ingresos.

Fonseca precisó que califica de poco talentosa la respuesta, porque tiene que ser con hechos, no solo con retórica como hasta el momento.

L Dóriga señaló que el punto es que se inscribe en el tema de la casa de Las Lomas y la de Malinalco.

Campos coincidió y dijo que ahora el tema será el de casas, pues los funcionarios no compran casas de interés social, sino en fraccionamientos importantes, los cuales en general son construidos por contratistas importantes.

Casados expresó que sí es un caso de hechos, pero también de comunicación, discurso y retórica, en la manera y forma en que se tiene que comunicar.

Fonseca agregó que es cómo se presentan los hechos, lo cual requiere talento.

14:57

Para escuchar este audio pulse el link, cortesía de CIAM y GA Comunicación

Anuncios


No Responses Yet to “No hay delito en comprar a contratistas: R Campos (R Fórmula)”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: